Foto Cortesia de la Officina de Nury Martinez

LOS ANGLES (CNS) – Los equipos municipales de limpieza comenzaron esta semana un tercer barrido a través de campamentos para personas sin hogar en la Reserva de Vida Silvestre de la Cuenca de Sepúlveda en el Valle de Fernando, una zona que ha estado propensa durante mucho tiempo a los incendios forestales y ha sido la escena de dos incendios recientes.

El área objetivo de la limpieza de esta semana fue un área de aproximadamente 13 acres a lo largo de Bull Creek junto al lago Balboa, y se espera que la limpieza dure tres o cuatro días. Los funcionarios llamaron a la limpieza un esfuerzo de seguridad pública, señalando que han brotado en la cuenca y han creado una situación peligrosa para sus habitantes, así como los visitantes del parque y los residentes cercanos.

“Hoy es parte de una extensa limpieza en propiedad de ciudad de Los Ángeles en la Cuenca de Sepúlveda que comenzó en Agosto y continuará hasta que esté complete”, dijo la concejal Nury Martínez, quien representa el área. “La ciudad tiene el deber de garantizar que se cumplan las horas del parque y la Cuenca siga siendo segura y accesible a todos los visitantes”.

Martínez señaló que a las personas sin hogar se les dio una advertencia previa de la limpieza, y proveedores de servicios también se presentaron a medida que se realizaba el esfuerzo.

El incendio más reciente en la zona ocurrió el 24 de Octubre y quemó alrededor de 60 acres. Otro incendio quemó 10 acres en Julio, días antes de la primera limpieza, con algunos tanques de propano vistos en el área de quemado, aumentando el peligro para las cuadrillas de bomberos.

“Los incendios recientes son un recordatorio de que tenemos que mantener este esfuerzo para proteger la seguridad de todos”, dijo Martínez. “Seguimos trabajando con las autoridades estatales y federales para su aprobación para limpiar otras áreas de la cuenca, que están bajo su jurisdicción”.

Durante la primera limpieza en Agosto, la Policía de Los Ángeles y el Escuadrón Antibombas del Departamento fue llamado cuando se descubrió una granada en el lugar. La segunda fase tuvo lugar a lo largo de cinco acres en Haskell Creek en Septiembre.

La Autoridad de Servicios para Personas sin Hogar de Los Ángeles y el Departamento de Recreación y Parques, guarda parques, la Oficina de Saneamiento y los equipos de Medio Ambiente, CARE y CARE-Plus, y el LAPD han estado involucrados con la esfuerzos de limpieza y asistencia.

Las dos primeras limpiezas de la Cuenca eliminaron más de 391 toneladas de basura y residuos verdes del lugar, dijeron las autoridades.

La reserva es propiedad del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los EE. UU., y el Departamento de Recreación y Parques de la ciudad arrienda la mayoría de la reserva como espacio del parque.

La ciudad está trabajando con el Cuerpo de Ingenieros y el Departamento de Pesca y Vida Silvestre Estatal para obtener aprobaciones para limpiar una cuarta área, 34 acres a lo largo de Encino Creek. Esa limpieza incluirá la remoción de arbustos y requiere permisos, que podrían comenzar tan pronto como Diciembre o principios de 2020, dijo Martínez.