La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA), la organización de derechos de los inmigrantes más grande de California se opone firmemente a la política anunciada por la administración Trump que amenaza con violar los derechos de las mujeres en todo el mundo que buscan visas para viajar a este país.

La Declaración Universal de Derechos Humanos proclama la libertad de movimiento de todos, y establece en el Artículo 13 que las personas tienen derecho a salir o regresar a cualquier país, incluido el suyo.

Esta prohibición de viajar durante el embarazo es un esfuerzo más para acomodar el racismo de esta administración. Prohibir el ingreso de mujeres embarazadas al país es arbitrario y promueve el acoso de las mujeres que viajan.

La administración Trump está difundiendo nociones desacreditadas de turismo de nacimiento. Las mujeres, especialmente las mujeres de color tienen muchas razones para viajar a los Estados Unidos. El embarazo es un falso descalificador.

Esta política amplía el perfil de facto y continuo de las mujeres antes de viajar, incluso cuando ordena a los oficiales que no les pregunten a las mujeres que buscan visas si están embarazadas. Pero el perfil abierto y encubierto sigue siendo ilegal, independientemente de cómo lo oculten. No pueden escapar de las demandas solo porque no hacen la pregunta.

Ya sabemos que el DHS y los agentes fronterizos maltratan a las personas que buscan otros procesos legales, como el asilo, encarcelándolos u obligándolos a esperar la resolución en condiciones inseguras en otro país.

No podemos confiar en esta administración para respetar los derechos de las mujeres, los migrantes, los inmigrantes o los viajeros. Nos oponemos a esta política y defendemos los derechos de las mujeres de todas las nacionalidades a solicitar visas para viajar a este país en paz, sin hostigamiento.

Angelica Salas es la Directora Ejecutiva de CHIRLA.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *