LOS ÁNGELES (CNS) El fiscal municipal Mike Feuer anunció que Los Ángeles se unió a otras ciudades y organizaciones nacionales para presentar una demanda para bloquear el acortamiento del plazo de respuesta del censo de EE. UU., ahora fijado para fines de septiembre. 

En abril, cuando la pandemia de COVID-19 era bastante nueva y se habían emitido órdenes de quedarse en casa en ciertas regiones de la nación, la Oficina del Censo anunció que ampliaría el plazo para que las personas respondieran al 31 de octubre pero en agosto 3, la oficina acortó la fecha límite al 30 de septiembre. 

“Cada residente de Los Ángeles tiene tanto que depende de tener un recuento censo preciso”, dijo Feuer el martes 18 de agosto, y agregó que envió una carta a la oficina el día en que se anunció el cambio pidiendo una explicación, pero no recibió respuesta.  

Feuer dijo que acortar el plazo de respuesta en medio de la pandemia de COVID-19 es inconstitucional y podría poner a Los Ángeles en riesgo de perder escaños en el Congreso y millones de dólares en fondos.

“Desde el primer día, la administración Trump ha apuntado, intimidado y vilipendiado a nuestra comunidad latina y a las personas de color, por lo que, si bien la ciudad de Los Ángeles no se sorprende por su acción ilegal para contar menos a nuestros residentes y robarles recursos y representación, lo haremos no se quede de brazos cruzados y deje que suceda”, dijo el presidente del Concejo Municipal de Los Ángeles, Nury Martínez. 

La Liga de Mujeres Votantes de los Estados Unidos, la Liga Nacional Urbana, la Alianza Negra para la Inmigración, las ciudades de Salinas y San José, y el condado de Harris, Texas, los comisionados de la corte Rodney Ellis y Adrian García se unieron a Los Ángeles para presentar la demanda en la Corte de Distrito de EE. UU. en el Distrito Norte de California.

“El gobierno obliga a que la cronología del censo se remonta al 30 de septiembre no tiene en cuenta el impacto indiscutible que tuvo COVID-19 en este importante proceso y es otro intento de obstruir la enumeración completa del pueblo estadounidense”, dijo Deborah Turner, presidenta de la junta directiva de la Liga de Mujeres Votantes de los Estados Unidos. 

“Los estados y municipios dependen de un censo preciso para garantizar el financiamiento adecuado de las necesidades básicas de todos los estadounidenses: infraestructura crítica, escuelas, hospitales, servicios sociales”, dijo. 

Hasta ahora, el 53,8% de los residentes del condado de Los Ángeles han completado el censo en línea o por correo, dijo Feuer, muy por debajo del último recuento del censo en 2010 cuando el 68% de los residentes respondieron y por debajo del promedio estatal de este año del 65%.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *