La violinista Lizzell Hernández y el guitarrón Esteban González son dos de los intérpretes que aparecerán en el próximo video del 20 aniversario de MMAP.

Un aniversario importante merece una celebración, particularmente el tipo de celebración que los artistas son capaces de producir. Y el Programa de Maestros Aprendices de Mariachi (MMAP), donde los músicos del grupo Los Camperos, ganador del Grammy, enseñan el arte de la música de mariachi a estudiantes de entre 7 y 19 años, está listo para celebrar su 20 aniversario este mes. 

Desafortunadamente, la comunidad artística, como muchos de nosotros, ha tenido eventos planificados archivados o al menos alterados dramáticamente debido al brote de coronavirus. MMAP, que tiene alrededor de 60 estudiantes en tres niveles diferentes – principiante, intermedio y avanzado – esperaba que en algún momento presentara presentaciones en vivo. Cuando se hizo evidente que esa opción no estaba disponible, MMAP buscó otras formas de celebrar. 

Los estudiantes e instructores han estado trabajando intensamente en un video de la música que han grabado y planean lanzarlo en breve. 

“La premisa de este proyecto es la respuesta a la pandemia actual”, dijo Sergio “Checo” Alonso, profesor de música de la preparatoria San Fernando y arpista de renombre en Los Camperos. 

“Nosotros, junto con muchos otros programas de arte en todo el país, estábamos luchando por rediseñar sus modelos para mantener la música, las artes y los programas en funcionamiento”. 

El video mostrará a los estudiantes en el programa de este año, aunque el grupo avanzado será el más destacado. Después de haber aprendido y ensayado 10 canciones en junio, los estudiantes pasaron julio y agosto grabando las canciones en sus casas, luego salieron a varios lugares de la ciudad, incluido el mural de Las Palmas, la Misión de San Fernando, The Lopez Adobe, el Cesar. E. Chavez Memorial y las puertas de San Fernando – para usar como telón de fondo al grabar las canciones allí.

Alumnas como la Dra. Liliana Castrellón, ex violinista en el programa MMAP, quien ahora es profesora asistente en la Universidad de Duquesne, y Karla Torres-Vásquez, quien también tocó el violín en el programa y actualmente enseña música en San Fernando Middle School, están contribuyendo testimonios en el video y presentar las canciones. También se rinde homenaje al fundador de Los Camperos, Natividad “Nati” Cano, fallecido en 2004. 

Alonso dijo que el dinero de la subvención del National Endowment of the Arts (NEA) se está utilizando para el proyecto. 

“Pensé que tal vez podríamos hacer algo, con la idea de celebrar la cultura y la comunidad”, dijo Alonso. “Re imaginamos lo que podíamos hacer ya que no pudimos cumplir [otros requisitos para usar los fondos de] nuestra propuesta de subvención porque todo estaba siendo cancelado. 

“Cada estudiante opera esencialmente como su propio productor, camarógrafo y editor”, dijo Alonso. “Ellos hacen la grabación, la revisan, me la envían y yo la reviso para asegurarme de que todo está bien”. 

El video se encuentra actualmente en postproducción. 

“Esperamos tenerlo terminado y listo en algún momento de este mes”, dijo Alonso, y agregó que podría verse en la página de Facebook de MMAP y en otros medios. 

En el Principio

Virginia Diediker, Supervisora ​​de Artes Culturales de San Fernando, ideó el concepto de MMAP, de tener músicos profesionales que enseñen música de mariachi a niños en edad escolar. Ella le presentó la idea a Cano. Estuvieron de acuerdo en que tener maestros músicos que enseñen música de mariachi en las escuelas locales podría ayudar a mantener vivas las tradiciones y la forma de arte. 

Diediker recibió fondos de la ciudad y redactó otras propuestas de subvenciones para asegurar fondos adicionales. MMAP se estableció en octubre de 2000 y comenzó a impartir clases a una docena de estudiantes en enero de 2001. 

Diediker continúa escribiendo propuestas de subvenciones año tras año para ayudar a mantener el MMAP en marcha, dijo Alonso. El arduo trabajo ha creado una red de fuentes que han incluido a la NEA – “Nuestros principales patrocinadores durante los últimos 20 años”, dijo Alonso – el California Arts Council, la Alliance for California Traditional Arts y, por supuesto, la Ciudad de San Fernando. 

“No hay forma de que MMAP esté aquí” sin Diediker, dijo Alonso.

Diediker dijo que inicialmente no estaba segura de cuánto duraría el programa. ¿Y el hecho de que ahora son 20 años y seguimos contando? 

“Increíble”, dijo. “No estaba segura de que a los niños les gustara [la música] como lo han hecho. Estaba nerviosa de que no mostraran respeto a los profesores. Pero creo que… los estudiantes los ven como músicos profesionales, que se ganan la vida haciendo esto. Los estudiantes los admiran”.

MMAP se ha convertido en uno de los programas más condecorados de su tipo en el país, ganando campeonatos estatales y reconocimiento nacional. En 2012, MMAP fue uno de los 12 ganadores de los Premios del Programa Juvenil Nacional de Artes y Humanidades del Comité del Presidente de Artes y Humanidades, que les valió a los estudiantes una visita a la Casa Blanca y la oportunidad de actuar para el presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama. También se han presentado en el Kennedy Center.

Y todavía va fuerte.

“Lo siguiente que supe, en un abrir y cerrar de ojos, fue 20 años después”, dijo Alonso. “Nunca en mis sueños más salvajes pensé que duraría tanto”.

Visitando la Casa Blanca

Veinte años pueden crear muchos momentos memorables. Pero en la parte superior de la lista, dijo Alonso, estaba el viaje a Washington, DC.

Lo mejor, dijo Alonso, fue poder hacer de la experiencia algo más que reunirse con el presidente.

“Aprovechamos la oportunidad de crear un recorrido completo por la costa este”, dijo. “Lo planeamos con seis meses de anticipación. Me puse en contacto con colegas del Smithsonian Institute y el Council for the Traditional Arts, y ellos me pusieron en contacto con los distritos escolares, el Kennedy Center y otras organizaciones. Dijimos, ‘estaremos en la ciudad y los niños pueden aprovechar la oportunidad para aprender sobre su comunidad’”.

Dijo que los estudiantes de MMAP no solo visitaron escuelas en Maryland, también actuaron para ellos.

“Fue una tiempo maravilloso”, dijo Alonso. “Muchos de esos niños nunca habían salido de su comunidad local. Algunos ni siquiera habían estado en un avión, y mucho menos habían usado un traje de negocios en un avión. Fue una sensación realmente satisfactoria saber que el programa permitió que esta generación de estudiantes experimentara algo así. 

“Incluso hoy seguimos hablando de eso”. 

Adoptar el Proceso 

Cuando se le preguntó sobre el legado del programa, Diediker respondió: “Que [a los estudiantes] se les enseñaron valores excepcionales. Y se les enseñó a tener autodisciplina. Y que no hay límites. Pueden ser tan buenos como quieran “. 

Alonso está de acuerdo. Incluso si los estudiantes se dedican a profesiones distintas a la música, él siente que el tiempo que pasan en el programa MMAP jugará un papel fundamental en su crecimiento. 

“Siempre trato de inculcarles a los niños que se trata del proceso, no del producto. La experiencia; el proceso, los ensayos, el (italics) hacer (italics end) de la música en lugar de la canción final que tocas o la obtención de algún tipo de reconocimiento”, dijo Alonso. “Los animo a ser muy conscientes de ese proceso, de ese camino para llegar allí. Porque una vez que aprendan y aprecien eso, sabrán cómo maniobrar en la vida a medida que desarrollan todas las habilidades que necesitan para desarrollar. 

“He visto a muchos de los niños ir a la universidad y convertirse en músicos profesionales y tener grandes carreras. Los he visto hacer otras cosas. Los sigo cuidadosamente. Y más de una vez, se me acercó un niño y me dijo: “Lo único que recuerdo que dijiste es que se trata del viaje, no del destino”. Porque es posible que nunca llegues al destino. Pero siempre estás, de alguna forma, en un viaje. Así que disfrútalo y aprende de él. Y si te caes, debes levantarte y seguir adelante”, dijo.