Foto Cortesia de Ride for America

Charles Costello, Jr., era un ávido ciclista que soñaba con dar un paseo en bicicleta a campo traviesa.

Pero nunca llegó a cumplir ese deseo.

Costello, un técnico de ascensores se apresuró a ingresar al World Trade Center el 11 de septiembre de 2001, después de que aviones terroristas se estrellaran contra el edificio, para ayudar a los bomberos a responder a la emergencia. Su esposa, Mary Costello, dice que el hombre de 46 años fue visto por última vez corriendo hacia la Torre 1 a las 9 a.m. de ese horrible día.

Pero ahora Costello está haciendo ese viaje por los Estados Unidos de una manera diferente.

Marv Williams, un bombero jubilado de la ciudad de Los Ángeles que vive en Chatsworth, llevará consigo la foto de Costello mientras participa en el 2021 Ride for America. El paseo en bicicleta de fondo comenzó desde el muelle de Santa Mónica el domingo 1 de agosto y cubrirá aproximadamente 3,100 millas y 14 estados durante 40 días antes de llegar a la ciudad de Nueva York el 9 de septiembre Dos días antes de los eventos para conmemorar el 20 aniversario de 9/11 y el ataque al World Trade Center.

El viaje es una recaudación de fondos para brindar asistencia financiera a grupos y causas de bomberos y servicios militares y crear conciencia sobre las enfermedades que muchos de los socorristas sobrevivientes todavía sufren en la actualidad. También es para honrar a los socorristas que perdieron la vida en los ataques terroristas en Pensilvania, Nueva York y Virginia.

El objetivo del viaje de este año es recaudar $100,000 para la San Francisco Firefighter Cancer Prevention Foundation, Friends of Firefighters, The Fire Family Foundation y The Gary Sinise Foundation – Programa RISE.

“Estamos encantados de ayudar a otras personas”, dijo Williams, y señaló que cada ciclista tuvo que recaudar un mínimo de $6,500 para participar en el evento.

Foto Cortesia de Ride for America
El residente de Chatsworth llevará la foto de la víctima del 11 de septiembre, Charles Costello, Jr, con él en el viaje en bicicleta a campo traviesa a Nueva York.

A la edad de 71 años, Williams, quien se retiró como bombero hace 10 años, es el mayor del grupo de 15 bomberos activos y retirados que tomaron el viaje. Forman parte de Fire Velo, una organización ciclista nacional con sede en Murrieta, que es uno de los organizadores del evento.

Esta es la segunda vez que realiza el viaje del 11 de septiembre. La primera vez fue hace 10 años con otros seis bomberos.

Preparándose para el Viaje

Para prepararse para el agotador viaje, Williams dijo que ha estado realizando entre 150-200 millas por semana en obras viales durante el último mes.

“Esa es la parte difícil: odias el entrenamiento, se vuelve aburrido”, dijo Williams durante una entrevista telefónica con el (Italics) San Fernando Valley Sun / El Sol (Italics) el lunes 2 de agosto desde Indio después de terminar un Paseo de 70 millas ese día.

“Tenía muchas ganas de empezar a montar con los muchachos. Tener alguien con quien hablar; es más fácil conducir, no lo estás presionando. Es un ritmo más fácil porque hay otras personas que son más lentas que tú”, dijo.

Aun así, las colinas y el clima son factores, especialmente en pleno verano.

“Es increíble la cantidad de agua que bebes”, dijo Williams, y señaló que los ciclistas se detienen cada vez que necesitan rellenar sus botellas de agua, tomar electrolitos o descansar a la sombra.

Una casa rodante y dos carros de apoyo acompañan al grupo, para llevar agua, comida y brindar asistencia si es necesario.

“Algunas personas se detienen durante el día debido a los calambres. No es fácil”, dijo.

Y el calor en California es brutal. Uno de los ciclistas notó una temperatura de 130 grados con un termómetro en su bicicleta mientras viajaban por el Valle de Coachella.

Para combatir el calor, los ciclistas comienzan temprano, alrededor de las 3 o 4 a.m., cuando el clima es más fresco.

“El calor me afecta un poco más que entonces”, dijo Williams, cuando se le preguntó cómo habían cambiado las cosas desde el primer viaje que tomó hace 10 años.

Foto Cortesia de Ride for America

Se Detiene en el Camino

Otro cambio esta vez: debido a COVID-19, se quedan en hoteles durante la noche en lugar de estaciones de bomberos.

Pero visitarán algunas estaciones de bomberos, así como el Oklahoma City National Memorial, el Flight 93 National Memorial cerca de Shanksville, PA, y el National 9/11 Pentagon Memorial antes de llegar a Ground Zero, el 9/11 Memorial and Museum en Nueva York.

Los ciclistas también planean asistir a algunas de las ceremonias por el 20 aniversario del ataque terrorista.

Es un día que Williams nunca olvidará. Se enteró por primera vez de los ataques cuando se dirigía al trabajo ese día.

“Estaba pensando, ‘probablemente era un avión pequeño’ y luego dice, ‘otro avión’, y luego pensé, ‘Dios mío’. Aceleré y me puse a trabajar”, recuerda.

Cuando llegó Williams, todos sus compañeros bomberos estaban pegados al televisor. Todos los simulacros del día se cancelaron y se pusieron en alerta máxima.

Williams también está en la junta directiva de Firefighters First Credit Union, y recaudaron $2 millones que entregó al Departamento de Bomberos de Nueva York después del ataque. Tras la presentación del cheque, fue al World Trade Center y presenció cómo se desenterraban los cuerpos de los bomberos de debajo de los escombros.

“Nos pusimos de pie y saludamos y me afectó”, dijo Williams.

Organización del Viaje

El Paseo por América 2021 tardó más de un año en organizarse debido a la pandemia. Y a pesar del calor, las tormentas y otros problemas que seguramente encontrarán en el camino, Williams dijo que vale la pena.

Sabe que devolver el Memorial del 11 de septiembre en Nueva York “va a ser muy emotivo”.

El Memorial está ubicado en el sitio del antiguo World Trade Center. Sus dos piscinas reflectantes miden casi un acre cada una y cuentan con las cascadas artificiales más grandes de América del Norte.

Los nombres de los hombres, mujeres y niños muertos en los ataques están inscritos en parapetos de bronce que rodean las piscinas. Entre ellos se encuentran los 343 bomberos del Departamento de Bomberos de Nueva York, así como el “Elevator Man”, Charles Costello, Jr., cuya foto lleva Williams.

Mary, la esposa de Costello, le dio la foto a Williams.

“No pudo cruzar el país”, dijo Williams, “pero me acompañará hasta el final”.