AP

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — Un árbitro del fútbol profesional de El Salvador fue encarcelado el martes junto con un pandillero, ambos acusados de extorsionar a un salvadoreño que vive en Nueva York.

Las autoridades han denunciado que las pandillas extorsionan a salvadoreños que viven en los Estados Unidos, a los que exigen pagos por la seguridad de sus familiares. No todos denuncian el delito y en la mayoría de los casos terminan enviando el dinero.

Según el Fiscal German Arriaza que dirige la Unidad Extorsiones de la Fiscalía General de la República, el árbitro Kenso Bladimir Araujo y Merlín Josué Cortez, señalado como pandillero, habrían exigido al salvadoreño el pago de 600 dólares a cambio de garantizar la seguridad de sus familiares en el país. Por razones de seguridad no se divulgó el nombre del afectado.

El Juzgado de Paz del municipio de El Tránsito, departamento de San Miguel, a 120 kilómetros al este de la capital, ordenó que ambos sindicados quedaran detenidos mientras son investigados por el delito de extorsión. Según el Fiscal, supuestamente se habrían identificado como miembros de las pandillas y llamaron en varias oportunidades a la víctima para exigirle el pago, quien denunció el caso en el consulado de El Salvador en Nueva York.

En coordinación con el Centro Antipandillas Trasnacional, el salvadoreño acordó con los extorsionistas la entrega del dinero, en dos pagos de 125 dólares para cada uno de ellos. Los agentes antiextorsiones rastrearon envió del dinero y se pudo confirmar que al árbitro Araujo le depositaron 125 dólares que posteriormente retiró.

En El Salvador las pandillas establecidas en populosos barrios, están integradas por más de 70.000 jóvenes y adolescentes. Más de 10.000 están presos y según las autoridades, los pandilleros están involucrados en la mayoría de delitos que se cometen en el país.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *