AP

WASHINGTON (AP) — Estados Unidos extendió el miércoles por 18 meses un estatus legal migratorio que permitirá a cerca de 204.000 salvadoreños residir y trabajar legalmente en este país hasta el 9 de septiembre de 2016.

Los beneficiarios que tengan TPS deben registrarse durante el periodo de 60 días, entre hoy 7 de enero y el 9 de marzo.

El Departamento de Seguridad Nacional dijo en un comunicado que los interesados necesitan tramitar la renovación antes del 9 de marzo de este año.

El gobierno estadounidense otorga este estatus migratorio temporal, conocido por sus siglas en inglés TPS, a ciudadanos de países que sufrieron desastres naturales.

“El Departamento (de Seguridad Nacional) ha determinado que una extensión se justifica porque las condiciones en El Salvador, que llevaron a la designación de TPS, se siguen cumpliendo. Sigue existiendo una sustancial, pero temporal, alteración de las condiciones de vida en El Salvador, como resultado de una serie de terremotos en 2001, y El Salvador sigue siendo incapaz, temporalmente, para manejar adecuadamente el regreso de sus nacionales”, dice el comunicado hecho público por el gobierno.

En 2001 el entonces presidente George W. Bush concedió el beneficio a los salvadoreños que ingresaron sin permiso a Estados Unidos. La medida siguió a dos terremotos que sacudieron la nación centroamericana. Además de los salvadoreños, también gozan de TPS hondureños y nicaragüenses.

El estatus migratorio temporal evita a las personas ser deportadas y les permite obtener autorización para trabajar legalmente en Estados Unidos.

Los salvadoreños que cumplen con los requisitos del TPS no necesitan aplicar a medidas ejecutivas de emitidas en la gestión de Barack Obama y deben solicitar reinscripción al TPS por medio de los formularios I-765 (permiso de trabajo)  e I-821 (renovación TPS).