MEXICO (AP) _ Las autoridades de la ciudad de México detuvieron a cinco personas acusadas de mantener a una mujer encadenada a una estación de planchado y forzarla a trabajar en condiciones de esclavitud. 

La Procuraduría General de Justicia informó en un comunicado que cuatro mujeres y un hombre enfrentan cargos por trata de personas por someter a la mujer de 22 años y obligarla a planchar por dos años. 

La dependencia señaló que los dueños de la tienda de planchado la contrataron inicialmente y luego la acusaron de robar cosas, por lo que decidieron encadenarla. Si paraba de planchar, la mujer era golpeada e incluso quemada en la espalda. 

La mujer declaró que le daban de comer muy poco y solo una vez al día, por lo que llegaba a masticar el plástico con el que cubría la ropa que planchaba. 

La Procuraduría refirió que la mujer escapó y denunció el caso, aunque no dio más detalles sobre cómo logró liberarse. 

Los daños y el hambre que sufrió fueron tan severos que, según sus médicos, la joven de 22 años tiene el aspecto físico de una niña, pero con las funciones fisiológicas de un anciano.

Cuatro mujeres y un hombre fueron detenidos, todos acusados del delito de trata de personas en la modalidad de trabajos forzados, después de que la joven consiguiera escapar y pedir ayuda, señaló la PGJDF en un comunicado.

A la chica “le daban de comer muy poco, una vez al día, pero debido a que trabajaba incansablemente, masticaba el plástico con el que cubría las prendas de vestir que planchaba y lo comía para mitigar el hambre”, describió Juana Bautista, fiscal contra la trata de personas, a la prensa.

Esta situación ocasionó una “severa anemia” a la joven. Los médicos que la atendieron dijeron que “tiene un aspecto físico de 14 años, pero sus órganos internos y las funciones de los mismos representan a una persona de 81 años”, añadió Bautista.

Las autoridades internaron a la joven en un refugio de alta seguridad luego de que esta lograra escapar tras dos años de calvario, durante los cuales también sufrió crueles azotes.

“Cuando pretendía apoyarse en la plancha para descansar un poco, era golpeada con una llave stilson, una mano de molcajete (mortero de piedra), un lazo y hasta con alicates”, relató Bautista.

Los agresores mantenían a la joven encadenada del cuello o la cintura a un mueble de hierro y hasta quemaban su espalda con una plancha.

“Se trata del primer caso de este tipo que se presenta en la Ciudad de México”, recalcó la fiscal.

Según las primeras investigaciones, la joven solicitó empleo en esta tintorería del sur de la capital tras haber trabajado ahí con anterioridad. La víctima relató que sus patrones le ofrecieron vivir con ellos —en una casa contigua al negocio— y le dieron buen trato durante algún tiempo. Pero, tras acusarla de robar cosas de la casa, los maltratos comenzaron.

En otro caso descubierto en la capital en 2009, un grupo delincuencial mantuvo encerrado durante meses a un centenar de hombres, entre ellos adolescentes y discapacitados psíquicos que fueron tratados como esclavos con el pretexto de que esto era una cura para sus presuntas adicciones.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *