M. Terry / El Sol

Los Veteranos – (De izq. a der.) Raudel Martínez, Ben Kaser y Alex Zepeda, todos ellos estudiantes de último año, tienen a los Cavaliers de la secundaria Cleveland en posición de ganar la Liga West Valley. 

 

Para aquellos fanáticos de béisbol que esperaban que la Liga West Valley se decidiera entre Chatsworth y El Camino Real, los Cavaliers de la secundaria Cleveland quisieran un momento de su tiempo.

Al llegar al semana final de temporada regular, tres equipos se disputan el título. Cleveland y El Camino empezaron la semana con récords idénticos de 7-1 en partidos de liga. Chatsworth era tercero con 6-2. Los Cavaliers y los Conquistadores jugaron sus dos últimos partidos entre sí el pasado martes 5 de Mayo y, hoy 7 de Mayo. Los dos últimos partidos de los Chancellors son en contra de Granada Hills el próximo martes y jueves.

Los Cavaliers no tienen tiempo de celebración o de quejarse por la falta de respeto — todavía hay mucho en juego esta semana. Pero sí hay un poco de satisfacción en cómo se ha desarrollado la temporada 2015, considerando que algunos expertos habían pronosticado que Cleveland terminaría último en la liga.

“Yo definitivamente tenía confianza en este equipo”, dijo el tercera base Raudel Martínez, de 18 años, estudiante de último año. “Es un gran grupo de chicos con quien jugar, así que definitivamente tenía confianza. Todo lo que teníamos que hacer es jugar fuerte, practicar duro y practicar cómo jugar”.

El año pasado también nos pusieron muy bajo antes de la temporada”, añadió el jardinero Alex Zepeda, de 18 años y también estudiante de último año. “Este año sabíamos que éramos mejores, y estábamos cansados de eso. Queríamos probarle a todos que estaban equivocados sobre nosotros y trabajamos duro”.

La victoria de El Camino Real por 9-2 ante Cleveland el martes, que puso fin a una racha de cinco partidos ganados, le dio a los Conquistadores posesión completa del primer lugar y puso presión sobre los Cavaliers para derrotarlos hoy en la cancha de ECR. Eso podría ser una tarea nada fácil: Cleveland, con marca general de 21-10, ha sido un mejor equipo en casa (11-3) que de visita (9-7). Pero los Cavaliers creen que están mejor equipados para lidiar con el tipo de presión que la escuadra de 2014 que tuvo récord de 16-15.

“Reconstruimos un poco sobre el año pasado”, dijo Scott Drootin, entrenador del equipo, quien tomó las riendas en vez de Greg Venger hace un año. “Este año…al principio nuestros bateadores estaban intentando hacer demasiado y no pegaban bien. Pero nuestro entrenador de bate continuó inculcándoles que fueran ellos mismos. Habíamos tenido bateadores egoístas. Y ellos creyeron en el hecho de que debíamos tener más bateadores de equipo. Ahora tenemos buenos lanzadores, bateo y defensa”.

Aun así, la semana puede terminar limpia o complicada. El Camino Real podría ganar el título de la Liga West Valley por sí solo si gana. También puede haber  un empate entre tres equipos si Chatsworth gana en dos ocasiones contra Granada. Pero también, Cleveland pudiera terminar en tercer lugar si pierde en dos ocasiones y Chatsworth tiene igual número de victorias.

Pero todavía hay más. Si El Camino Real gana la liga por sí solo, espera tener uno de los primeros puestos en la postemporada de la División I de la City Section, cuyos escaños se darán a conocer el 11 de Mayo. Un equipo del segundo ligar todavía podría estar entre los primeros cuatro. El equipo de tercer lugar, dependiendo de quién sea, podría quedar relegado al octavo o noveno escaño.

Lo que significa que todavía hay mucho en juego.

Es muy probable que hoy los Cavaliers le den la pelota al derecho Ben Kaser. El estudiante de último año y de 18 años, lanzó un partido completo por última vez en la victoria de 7-2 sobre Birmingham el 1 de Mayo. Al igual que Martínez y Zepeda, a Kaser le gusta este equipo. El incluso dice que son igual que el equipo de 2013 que jugó por el campeonato de la ciudad en el Estadio de los Dodgers, ya que este grupo de Cavaliers todavía tiene que jugar para llegar allí. Pero Kaser ve el potencial.

“Este equipo es capaz de un desempeño similar si seguimos jugando de la forma que lo hemos hecho”, dijo Kaser. “Si mantenemos los bates calientes, y nuestra defensa jugando de buena manera, y creo que seremos buenos”.

Cualquiera que sea el resultado hoy, y cómo se dividan los escaños de la postemporada el lunes, hay que recordar una cosa. Los Cavaliers son primordialmente un equipo de estudiantes de segundo y tercer año. Kaser, Martínez y Zepeda son la base principal de estudiantes de último año. En algunos aspectos, Cleveland quizá esté adelantado un año en cuanto a desarrollo.

Kaser, Martínez y Zepeda no tienen otro año. El momento para ellos es ahora. Y deben continuar ese “momento” contra El Camino Real.

“Vamos a trabajar duro toda esta semana”, prometió Martínez. “Queremos hacerlo, claro, para mantenernos arriba. Pero queremos seguir poniendo el mismo esfuerzo que hemos puesto todo el año. No queremos cambiar nada; queremos que el ritmo siga a nuestro favor”.

Zepeda dijo que los jugadores deben seguir animados y con energía.

“(Ir al estadio de los Dodgers en 2013) fue una experiencia tan divertida. Me encantó estar en los dugouts, animando a todos. Así que trato de animar a los chicos más jóvenes en el dugout. Hay un sentimiento enteramente diferente cuando vienes del campo y llegas a un dugout que está animado que a uno donde todo el mundo esté callado”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *