Aunque la tradición es dar gracias por las bendiciones cada Día de Acción de Gracias, el impacto del terrorismo le ha dado a esta fecha un tono distinto.

Esta es la nueva realidad que incluye la muerte de Nohemi González, la estudiante de 23 años en la Universidad Estatal de California Long Beach que estaba estudiando en París, y quien falleció al ser víctima de los ataques terroristas en esa ciudad cuando cenaba con amigos en un restaurante. Ella fue una de las 129 personas que perdieron la vida en los hechos que conmocionaron al mundo entero.

Aunque en el pasado ha habido la tendencia de alejarse de las atrocidades que ocurren en el planeta, esto es ahora más difícil debido a las imágenes que pasan de un lado a otro en las redes sociales casi inmediatamente después que ocurren las tragedias.

También en el centro de la conciencia está el sufrimiento de miles de refugiados sirios que han perdido hogares y todos lo que poseían en bombardeos y han optado por viajar a Europa en peligrosas travesías. A eso se le suma ahora el miedo que existe para darles acogida en Estados Unidos.

Desde los ataques en París, ha habido un aumento de sentimientos anti musulmanes impulsado en parte por comentarios hechos por precandidatos presidenciales y autoridades electas a través del país que han sugerido cerrar mezquitas, recolectar a refugiados sirios que ya se encuentren en el país o crear un registro de musulmanes. Ya no se considera imposible que ocurre un ataque terrorista en cualquier parte del mundo.

Quizá en base a todo esto, y justo cuando miles de residentes angelino y del país se preparan para salir de viaje en esta temporada, el Departamento de Estado emitió una “alerta mundial de viaje” para sus ciudadanos por el incremento de las “amenazas terroristas” de grupos yihadistas como el Estado Islámico (EI), Al Qaeda y Boko Haram.

“La información actual sugiere que el EI, Al Qaeda, Boko Haram y otros grupos terroristas siguen planeando ataques terroristas en múltiples regiones”, afirmó el Departamento de Estado en un comunicado.

“Estos ataques pueden emplear una variedad de tácticas, usando armas convencionales o no convencionales y dirigiéndose a intereses oficiales y privados”, señala el Gobierno estadounidense.

“Esta alerta expira el 24 de febrero de 2016”, afirma la nota oficial, sin aclarar el motivo concreto de fijar esa fecha.

Según el Departamento de Estado, las autoridades aún creen que “la probabilidad de ataques terroristas continuará mientras miembros del EI regresen de Siria e Irak”, donde el grupo yihadista proclamó un califato a finales de junio de 2014.

Además, añade, “existe una continua amenaza de personas no afiliadas que planean ataques inspiradas por grandes organizaciones terroristas, pero que las llevan a cabo de forma individual”.

Ya había un marcado aumento en la seguridad alrededor del Aeropuerto Internacional de Los Angeles al comienzo de esta semana y las autoridades estimaban que un récord de 2.1 millones de pasajeros pasarán por esa base aérea durante el periodo de vacaciones de 11 días. Sin embargo, no había una indicación por parte de las autoridades si LAX estaba en la mira específica de los terroristas.

El Gobierno estadounidense remarca que “los extremistas han atacado grandes eventos deportivos, teatros, mercados al aire libre y servicios aéreos”, y subraya que en el último año “ha habido múltiples ataques en Francia, Nigeria (donde suele atentar Boko Haram), Dinamarca, Turquía y Mali”.

Asimismo, el Departamento de Estado de EE.UU. recuerda que el EI “ha reclamado la responsabilidad del atentado contra un avión ruso en Egipto” cometido el pasado 31 de octubre.

Por tanto, el Gobierno insta a los ciudadanos estadounidenses a “ejercer la vigilancia en lugares públicos o en el uso del transporte” público, y evitar “grandes multitudes o lugares concurridos” durante sus viajes.

El Departamento de Estado hace especial énfasis en tener “precaución” durante la temporada de vacaciones que se avecina con las Navidades.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *