Miami (AP) .- La esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán afirmó el domingo desconocer que su marido sea un narcotraficante y acusó al gobierno mexicano de haberlo convertido en el capo más buscado del mundo.

“A mí no me consta que trafique con drogas”, dijo Emma Coronel en una entrevista exclusiva con Telemundo, una de las cadenas de televisión hispanas más importantes de Estados Unidos.

La mujer considera sin embargo que la mala fama de “El Chapo” es culpa de las autoridades mexicanas.

“El gobierno se encargó de hacer ver a Joaquín Guzmán como el capo más buscado del mundo, (eso) no significa que él se haya convertido en el capo más buscado del mundo”, explicó.

“No sé si lo han querido hacer conscientemente o para tapar cosas más importantes, porque se me hace bastante exagerado la serie de cosas que sacan y dicen”, precisó.

“Todo lo malo que pasa en el mundo es culpa de ‘El Chapo'”, dijo irónica.

Coronel, de 26 años, defendió en todo momento la presunción de inocencia de su esposo, que fue recapturado el 8 de enero tras permanecer seis meses en fuga.

El líder del cartel de Sinaloa había logrado burlar la seguridad y dejar en evidencia al gobierno de Enrique Peña Nieto al escapar de un penal de alta seguridad en julio de 2015.

“Todas esas cosas que dicen (sobre él) son puras meras suposiciones, porque él todavía no ha sido juzgado ni sentenciado, no se le han comprobado sus delitos”, aseguró la mujer.

La justicia mexicana está ultimando su extradición a Estados Unidos, donde tiene casos abiertos en una decena de ciudades por narcotráfico, homicidio y secuestro.

La mujer confirmó que las autoridades de su país no la han citado a declarar nunca y negó que Guzmán sea uno de los hombres más ricos del mundo, pues desconoce dónde está el supuesto dinero que se le atribuye.

Coronel dijo temer por la vida de “El Chapo” entre rejas, ya que las autoridades “están tratando de cobrarse su fuga, lo están castigando”.

Además, se quejó de que los funcionarios lo tienen “sometido” en una celda fría, vigilada las 24 horas y custodiada por perros.

“Le están pasando lista cada hora, no lo dejan dormir, no tiene privacidad para ir al baño, no lo sacan ni siquiera a caminar al patio”, explicó.

La entrevista, producida en asociación con el Investigative Reporting Program de la Universidad de California en Berkeley (IRP), fue hecha por la periodista Anabel Hernández.

El Chapo fue capturado por primera en 1993, en Guatemala, y trasladado a México, donde fue condenado y permaneció en prisión hasta que se fugó de la cárcel en 2001 escondido en un carro de lavandería.

Estuvo fugitivo hasta el 22 de febrero de 2014, cuando fue detenido por elementos de la Marina Armada de México en Mazatlán, pero volvió a fugarse el 11 de julio de 2015, esta vez por un túnel.

Fue capturado de nuevo el 8 de enero de 2016 en un operativo de la marina Mexicana en la ciudad de Los Mochis y llevado de nuevo a la prisión Altiplano.

Quiere película

Abogados del narcotráfico Joaquín “El Chapo” Guzmán dijeron el viernes que aún quiere que se haga una película sobre su vida con la actriz mexicana Kate del Castillo.

En declaraciones fuera del penal de máxima seguridad donde permanece recluido el hombre considerado el líder del cartel de Sinaloa, los defensores sostuvieron que su cliente les ha dicho que los guardias de la prisión de máxima seguridad donde se encuentra no lo dejan dormir.

José Refugio Rodríguez, uno de los abogados, señaló que Guzmán sólo dio autorización para que se utilice su nombre e historia en una película, pero que no planea contribuir con dinero para su realización.

“Él quiere que se haga”, dijo Rodríguez, quien aseguró que Del Castillo está aún a cargo del proyecto.

“Yo sé que Kate es la representante del señor Joaquín Guzmán… ya está autorizada para hacerla”, añadió y aseguró que apenas el lunes Guzmán le dijo que “la película tiene que seguir adelante”.

Del Castillo no ha comentado directamente sobre el caso, aunque su abogado Harland Braun rechazó hace unos días que la actriz haya lavado dinero para el capo o haya tenido alguna relación, y aseguró que sólo era amigable porque lo intentaba animar para hacer una película autobiográfica. “Si estás realizando un file sobre la vida de una persona, no la rechazarías, ¿verdad?”, dijo el defensor de la actriz.

Otro abogado, Juan Pablo Badillo, dijo que Guzmán les ha dicho que los guardias lo despiertan cada dos horas, en lo que su defensa considera una práctica de tortura.

Aseguró que el capo ha comentado que “ya lo que quiero es que me dejen dormir… me están convirtiendo en un zombi”.

Badillo comparó el trato a Guzmán con el que someten a prisioneros en el centro de detención de Estados Unidos en Guantánamo.

Rodríguez dio a la AP una copia de un testimonio judicial que entregó en uno de los procesos en su contra, en el cual “El Chapo” dijo que “me siento sonámbulo”.

El testimonio también muestra sobre la tolerancia en las visitas que recibía en la prisión de máxima seguridad antes de su escape en julio a través de un túnel que llegó hasta su celda. Ahora, sin embargo, las visitas son limitadas.

Guzmán dijo que cada día tenía una visita de una hora y media con su abogado, una hora para caminar al sol todos los días, además de cuatro horas de visita conyugal y cuatro horas para ver a su familia cada nueve días.

Tras su recaptura, Guzmán quedó internado en la prisión del Altiplano, la misma de la que huyó por el túnel, aunque ahora las autoridades dicen que han tomado nuevas medidas, como cambiarlo de celda constantemente y tener guardias frente a su celda con cámaras en un casco.

Mientras estuvo prófugo, el capo se reunió con el actor estadounidense Sean Penn y Kate del Castillo. Funcionarios han afirmado que sabían del encuentro y que eso les permitió ubicar en octubre a Guzmán, aunque entonces logró evadirse de las autoridades.

Badillo dijo que los abogados han interpuesto nueve amparos contra la extradición de “El Chapo” a Estados Unidos, donde es buscado de varios delitos relacionados con narcotráfico.