M. Terry / El Sol

LOS ANGELES (CNS) – El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles alcanzó un acuerdo de $88 millones en un caso de abuso sexual que involucraba a 30 estudiantes de las escuelas primarias Telfair en Pacoima y George De La Torre Jr. en Wilmington.

Los abogados que representan a los alumnos anunciaron que se trata de 12 casos de abuso en la escuela Telfair donde se acordó un pago de $30 millones. Los otros $58 millones irán para poner fin a 18 litigios procedentes de la escuela primaria De La Torre.

Los casos tienen que ver con alegatos en contra de dos maestros, uno en cada una de las escuelas.

“Estos acuerdos se dieron debido a la evidencia abrumadora de que el Distrito ignoró las advertencias, reportes de empleados y quejas de padres de que estos dos horribles hombres estaban abusando de decenas de niños en el salón de clases”, indicó John C. Manly, uno de los abogados que representó a las familias. “Estos reportes llegaron hasta los niveles más altos del Distrito donde fueron ignorados o reprimidos y se le permitió a los atacantes continuar dando clases. La pregunta que el Distrito debe responder es ¿cómo pudo haber pasado esto? La Junta del LAUSD no ha realizado una sola audiencia pública sobre este tema, ni planea hacerlo. El público merece respuestas”.

El acuerdo llega después que en Noviembre de 2015 se dio un veredicto por un caso de abuso en contra del maestro Paul Chapel III de la escuela Telfair contra dos alumnos. En ese juicio, el jurado otorgó $3 millones a cada una de las víctimas.

Chapel cumple actualmente una sentencia de 25 años en prisión después de no disputar los cargos en 2012 de abusar de 13 niños durante un periodo de cuatro años y medio.

El abuso en la escuela De La Torre involucró a Robert Pimental, quien también está tras las rejas al no disputar cargos de actos lascivos contra un niño.

“Estos acuerdos cierran un episodio oscuro en la historia del LAUSD en las escuelas primarias Telfair y George De La Torre, y ayudan a estas víctimas a sanar del sustancial abuso sexual por parte de Chapel y Pimental, que están sirviendo largas sentencias en prisión por sus abusos”, dijo el abogado Vince W. Finaldi, quien también representó a víctimas de este caso.

Hace unos años, el LAUSD estuvo en el ojo del huracán luego de que aparecieron alegatos de abuso en contra del maestro Mark Burndt en la escuela primaria Miramonte del sur de Los Angeles. El Distrito pagó más de $175 millones por ese caso, y Burndt está sirviendo una sentencia de 25 años por actos lascivos con niños.

En un comunicado, la Superintendente del LAUSD, Michelle King, dijo sobre el acuerdo que “no hay nada más importante que la seguridad de los estudiantes que servimos. La resolución de estos casos nos permite evitar a nuestras familias del LAUSD la angustia de varios juicios al mismo tiempo que tomamos en consideración las consecuencias de estos acuerdos.

“Mucho antes de que se resolvieran estos casos, el Distrito Escolar hizo cambios en nuestras políticas y prácticas para reforzar las protección de nuestros estudiantes. Aunque estamos orgullosos de los pasos que hemos tomado, continuaremos trabajando de manera diligente con nuestros padres y la comunidad para proveer el ambiente más seguro para que nuestros estudiantes aprendan y tengan éxito”.

Por su parte, David Holmquist, representante legal del LAUSD, dijo que “nuestra prioridad ha sido resolver estos casos sin la necesidad de litigios potencialmente dolorosos para estos estudiantes y sus familias. Aunque los acuerdos proveerán para las necesidades futuras de los estudiantes, seguimos comprometidos con llevar sanación a ellos, sus familias y toda la comunidad estudiantil entera”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *