DIY

El conteo de desamparados el año pasado reveló que, en cualquier noche el Condado de Los Angeles tiene alrededor de 47,000 personas sin hogar, 5.7 por ciento más que en 2015 y 11 por ciento dentro de la ciudad de Los Angeles, según la Autoridad de Servicios de Vivienda de Los Angeles.

En el Valle de San Fernando, la población sin hogar llegó a 7,335, un aumento de 35 por ciento.

Hombres y mujeres temblando de frío en las calles en invierno y soportando el calor del verano son algo que ves en esta área.

Veronica González y Maggie Mejía, de 17 años y estudiantes a punto de graduarse de la escuela secundaria San Fernando, ven esto en su camino a la escuela cada día y el problema fue la inspiración para un proyecto que ellas y 10 otras jovencitas en la escuela comenzaron el verano pasado, un proyecto que esperan presentar este verano en el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT). Pero necesitan dinero para llegar allá – hablaremos de eso un poco más adelante.

Pero primero, concentrémonos en su invento, que es algo ingenioso.

El equipo de ingeniería compuesto por completo por jovencitas, algunas especialistas en informática, otras en cableado eléctrico, aún otras en diseño, construyó una tienda de campaña con energía solar para las personas sin hogar.

La tienda acomoda a una madre y dos niños, cuenta con un panel solar, una bombilla LED con puerto USB para cargar un teléfono celular o computadora y luz UV para esterilizar el interior de la tienda. También hay una mesa plegable para que los niños puedan hacer la tarea. Y lo mejor de todo es que la tienda se convierte en una mochila que puedes llevar fácilmente de un lugar a otro.

“Nos fuimos pensando en la comodidad para el ocupante. Siempre vemos que indigentes son trasladados de un lugar a otro y de esta manera pueden fácilmente montar y guardar la tienda de campaña”, explicó Mejía.

“Ellas mismas se motivaron”, dijo la profesora de matemáticas y coordinadora de programa Magnet de la secundaria San Fernando, Violet Mardirosian, sobre la idea para el proyecto. “Se sentían muy fuertes acerca de las necesidades de las personas sin hogar”.

Mardirosian cree que la tienda de campaña puede producirse y distribuirse no sólo a indigentes, sino a los refugiados y personas en países afectadas por guerras, como Siria.

“Vemos un montón de personas sin hogar que la pueden usar”, dijo González. “Vimos cosas que queremos tratar de ayudar a solucionar en nuestra comunidad. Mientras caminamos a la escuela, vemos a las personas sin hogar. Pasamos dificultades. En cualquier momento, nuestra familia puede caer en el desamparado”.

Del Valle a MIT

Las estudiantes han estado trabajando en el proyecto desde el verano pasado. Son uno de los 15 equipos de jóvenes inventores en Estados Unidos que recibieron un donativo de $10,000 de Lemelson-MIT InveTeam Grant de MIT para resolver problemas reales del mundo a través de la ingeniería. Son el único equipo de solo mujeres.

Pero la tienda de campaña que tienen es sólo un prototipo.

El trabajo en este proyecto culmina con un viaje a MIT en Junio para presentar su invento en EurekaFest frente a algunos de los ingenieros más brillantes del país, así como los inversores que podrían comprar su idea y producirlas en masa.

Pero cuando eres parte de una familia de bajos ingresos, un viaje al otro lado del país no es algo fácil de conseguir.

“Queremos que todos los miembros del equipo puedan participar en esta experiencia única en la vida. Sin embargo, nada del donativo que recibimos puede ir hacia los gastos de viaje. Dependemos exclusivamente de recaudar fondos para hacer posible que todas las miembros del equipo participen en esta experiencia. ¡Aquí es donde necesitamos su ayuda! Pedimos ayuda con los gastos de alojamiento y transporte”, dicen en la página de GoFundMe (http://bit.ly/2nKttSe) que abrieron para recaudar fondos para el viaje.

Para llegar a la zona de Boston, el equipo necesita recaudar al menos $15,000. Al cierre de esta edición habían recaudado unos $5,000.

Ni Mejía, ni González han estado alguna vez en la Costa Este del país.

“Ir allá significaría mucho. Queremos distribuir nuestro proyecto a la gente”, dijo González.

“Queremos concientizar al mundo sobre las personas sin hogar en el área de Los Ángeles”, agregó Mejía.

La esperanza es que un inversionista compre su idea y sea capaz de producir en masa las tiendas de campaña.

“Incluso si podemos ayudar a una persona, eso sería genial”, agregó González.

El proyecto ya ha ayudado a las miembros del equipo.

Contrario a lo que usted piensa, Mardirosian dice que no todas las chicas son las más brillantes en la escuela. Pero tienen suficiente conocimiento en conjunto que se complementan en un gran equipo e inventaron algo que no sólo es innovador, pero también de gran ayuda.

También ha inspirado a muchas de ellas a pensar en un futuro en la ingeniería.

Mejía fue admitida a la Universidad de California UC Merced y quiere estudiar ingeniería y teología, que ella dice es “una fuerza poderosa”.

González no está segura de dónde quiere ir a la universidad, pero sabe que quiere estudiar ingeniería eléctrica.

“He trabajado en el equipo del panel solar y me gustó”, dijo.

Si quieres ayudar a estos jóvenes brillantes, haga su donativo en https://www.gofundme.com/diy-girls-present-at-eurika-fest-mi

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *