Jazlyn Corral Botello, estudiante de la secundaria San Fernando, recibe felicitaciones de su mentora y maestro de artes culinarias, Tina Hartounian, después de ser anunciada como la ganadora de un concurso de cocina.

Un total de 36 estudiantes culinarios destacados y de 19 secundarias públicas del Condado de Los Angeles, incluyendo la ganadora del gran premio, Jazlyn corral Botello, de 17 años, de la secundaria San Fernando, fueron recientemente premiados con becas para continuar sus estudios de cocina a través del programa Carreras de Artes Culinarias (C-CAP) en su desyuno annual de premiación regional de Los Angeles auspiciado por el Club Jonathan en el centro de Los Angeles el 21 de Mayo.

Botello recibió una beca de matrícula completa para la licenciatura — valorado en $117,000 — del Instituto Culinario de América.

“Todavía no me ha caído”, dijo Botello el miércoles, 30 de Mayo. “Era el premio que esperaba”.

Otros estudiantes del área del Valle de San Fernando que reciben becas y premios incluyen: Ruby Castillo de la secundaria chárter Birmingham; Erin Borja y Sammantha Pitpit de la secundaria chárter Granada Hills; Heidi Reyes de la secundaria Monroe; Gregory Amaya, Lukas Araneta, Zachary Collins, Algin Dabu, y Eugene Galapin de Sherman Oaks CES; y Joseph Lopez de la secundaria Sylmar.

En total, se otorgaron más de $918,000 en becas y subsidis.

Todos los competidores se reunieron en Los Angeles Mission College el 18 de Mayo y tuvieron que crear dos porciones de una comida y un postre — un pechuga de pollo al “cazador” (donde la piel está chamuscada, y la carne se cuece al horno) en salsa de hongos y patatas Tourne, y crepes con un hojaldre de crema y un diseño de chocolate.

Todo tenía que hacerse desde cero y sin receta, dijo Botello. Los competidores tenían dos horas para completar sus presentaciones. Además de la calidad de la comida, los estudiantes fueron juzgados por la presentación de sus platos, habilidades de cuchillo, técnicas en la cocina, gusto, manejo sanitario de alimentos, y puntualidad.

Botello dijo que inicialmente se interesó en la preparación de alimentos cuando iba a visitar a una tía en Chicago, que tenía una panadería. Su interés inicial pronto se convirtió en un deseo de crear comidas completas, no sólo panes y pasteles.

Botello se graduará de la secundaria San Fernando el 6 de Junio, y planea comenzar a asistir al Instituto Culinario de América en Septiembre o el próximo Enero. Eventualmente espera convertirse en chef, y abrir su propio restaurante.

Fundado por Richard Grausman en 1990, C-CAP ha adjudicado más de $53 millones en becas, proporciona capacitación laboral y pasantías, ofrece apoyo durante la carrera universitaria y de por vida, capacita a maestros y dona productos y equipos a las aulas de todo el país. C-CAP trabaja con más de 17,000 estudiantes a nivel nacional cada año, y muchos se dedican a carreras culinarias y en el sector de la hostelería.