México Destina 340 Mdd a Potenciales Vacunas Contra Covid-19

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — México ha destinado 340 millones de dólares a esfuerzos multilaterales y bilaterales para contar con vacunas contra el coronavirus cuando estén disponibles, negociaciones que han sido “en extremo complicadas”, dijo el miércoles a The Associated Press Martha Delgado, subsecretaria de Relaciones Exteriores para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos.

“Estamos hablando de que estamos comprando algo que no existe (…), que se está apartando un bien que todos quieren en el mundo, altísimamente deseado (y) un producto del que depende la vida o muerte”, agregó la funcionaria. “Todas esas sutilezas le ponen mucha presión a una negociación”.

Frente a iniciativas como la de Donald Trump de sacar a Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud, una medida que podría ser revertida si pierde las elecciones, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha sido un firme defensor del multilateralismo y con la llegada de la pandemia apoyó todo tipo de estrategias bajo coordinación de la ONU para que los países puedan tener un acceso equitativo tanto a medicinas como las eventuales vacunas contra COVID-19.

Delgado explicó que México tiene tres líneas de actuación de cara a las vacunas: participar en foros multinacionales en los que se coordinan esfuerzos para frenar la pandemia, establecer acuerdos con farmacéuticas a través de los gobiernos de sus respectivos países y desarrollar proyectos de investigación propios.

En el primer terreno, una de las apuestas más importantes es la participación de México en COVAX, la única iniciativa mundial que trabaja con los gobiernos y los fabricantes para garantizar que las vacunas estén disponibles en todo el mundo tanto para los países de ingresos más altos como para los de menores ingresos. Para ello, el gobierno accedió ala compra anticipada de vacunas para 20% de la población, una inversión de 160 millones de dólares, indicó Delgado.

Por otra parte, México firmó tres acuerdos con compañías privadas. Uno con AstraZeneca, la farmacéutica que trabaja con la universidad de Oxford, según el cual el país envasará y distribuirá la vacuna para toda América Latina y se quedará con 77.4 millones de dosis cuando esté disponible. Otro de los acuerdos es con la multinacional Pfizer y el tercero con la empresa china CanSino Biologics, con la que México participará en los ensayos fase III y que, según la subsecretaria, proporcionará al país la ventaja de que estará probada “en nuestra genética” .

Frente a iniciativas como la de Donald Trump de sacar a Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud, una medida que podría ser revertida si pierde las elecciones, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha sido un firme defensor del multilateralismo y con la llegada de la pandemia apoyó todo tipo de estrategias bajo coordinación de la ONU para que los países puedan tener un acceso equitativo tanto a medicinas como las eventuales vacunas contra COVID-19.

Delgado explicó que México tiene tres líneas de actuación de cara a las vacunas: participar en foros multinacionales en los que se coordinan esfuerzos para frenar la pandemia, establecer acuerdos con farmacéuticas a través de los gobiernos de sus respectivos países y desarrollar proyectos de investigación propios.

En el primer terreno, una de las apuestas más importantes es la participación de México en COVAX, la única iniciativa mundial que trabaja con los gobiernos y los fabricantes para garantizar que las vacunas estén disponibles en todo el mundo tanto para los países de ingresos más altos como para los de menores ingresos. Para ello, el gobierno accedió ala compra anticipada de vacunas para 20% de la población, una inversión de 160 millones de dólares, indicó Delgado.

Por otra parte, México firmó tres acuerdos con compañías privadas. Uno con AstraZeneca, la farmacéutica que trabaja con la universidad de Oxford, según el cual el país envasará y distribuirá la vacuna para toda América Latina y se quedará con 77.4 millones de dosis cuando esté disponible. Otro de los acuerdos es con la multinacional Pfizer y el tercero con la empresa china CanSino Biologics, con la que México participará en los ensayos fase III y que, según la subsecretaria, proporcionará al país la ventaja de que estará probada “en nuestra genética” .

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *