Mariana Franco

El Domingo 24 de Agosto, la familia Franco de Sylmar perdió a su hija Mariana de 23 años en un ataque sin sentido en la Ciudad de San Fernando que fue parte de una serie de asesinatos que cobraron la vida de dos personas más en el Noreste del Valle de San Fernando.

El ataque sorprendió y dejó en shock a sus amigos y feligreses en la iglesia católica Santa Rosa de Lima en San Fernando, a donde la familia se dirigía ese día como era su costumbre, para prepararla misa dominical de las 6:30 a.m.

“Todo lo que pasó se sintió muchísimo. No lo podíamos creer”, dijo Alejandra Sanvodal, otra feligresa. “Nos afectó bastante”.

Por tres días consecutivos, miembros de la iglesia se congregaron ahí para orar por Mariana y pedir por la recuperación de su padre, José, quien resultó gravemente herido en el tiroteo que ocurrió poco antes de las 6 a.m. en la cuadra 1400 de la calle Celis en San Fernando, cuando una camioneta se detuvo al lado del auto de los Franco, que se había hecho a la orilla para dejarlo pasar después de observar que el vehículo se movía de lado a lado, y abrió fuego.

Mariana, quien iba en el asiento trasero, detrás del conductor, murió instantáneamente. José logró salir del carro y colapsó en la banqueta después de ser impactado varias veces, según contó una mujer que vive en esa cuadra y salió de sus casa luego del tiroteo. La madre, Beatriz, también fue herida.

Los Francos eran muy conocidos en Santa Rosa, donde servían como ministros de eucaristía y siempre estaban involucrados en las actividades de la iglesia. Incluso Mariana era una monaguilla.

“Toda la iglesia está muy triste. Es algo que no esperábamos. Era la última familia a la que le podía pasar esto”, dijo Sandoval, quien agregó que junto a otros feligreses organizaron tres días de una “cadena de oración”.

“Hubo mucha oración por ellos. Era una familia que ayudaba mucho. Cuando había fiestas en la igleisa, eran los primeros en llegar y los últimos en irse. La misa al día siguiente que pasó, todo estaba callado, la gente estaba muy afectada”, dijo Sandoval.

Ella agregó que la Oficina del Forense todavía no ha entregado el cuerpo de Mariana a su familia.

El padre de la familia todavía sigue en el hospital.

“Su cerebro ya está recibiendo oxígeno. El recibió una bala en el cuello y otra en la pierna”, dijo Sandoval.

La madre también se recupera luego de que le hicieran una cirugía y ya está fuera de peligro.

Mariana era la hija mayor de la familia y sufría de cierto retraso mental, dijo Sandoval, quien la describió como una “niña muy cariñosa y amable”.

RECAUDACIÓN DE FONDOS

Así también la describen en una página de internet creada para ayudar monetariamente a la familia.

“Para una familia con fe y su angelito guardián Marianita”, lee al tope de la página en el sitio web youcaring.com

“Con una pérdida en la Familia Franco y los dos padres heridos apreciaríamos su ayuda”, también se lee en el sitio, antes de proveer detalles del tiroteo.

“A rumbo a la Iglesia de Santa Rosa, la Familia Franco fue atacada por una camioneta que comenzó a disparar contra el vehículo en el que se encontraban en la familia. El trajico incedente tomó la vida de Mariana que era un luz para todos que la rodiavan y puso a riesgo la vida de Jose y de Beatriz. Los jemelos tambien estuvieron presente pero no sufrieron heridas fisicas pero emotionalmente las heridas son grandes. Beatriz se encuentra estable y esperamos una recuperacion rapida. Jose esta luchando por su vida pero tenemos fe que con sus oraciones y su apoyo van a ayudarnos en estos momentos dificiles” (SIC), se lee en la página.

Al cierre de esta edición, un total de 27 personas habían donado un poco más de los $3,000 de la meta de $20,000 que se indica en ese sitio web.

Sandoval dijo que los curas en la iglesia Santa Rosa han venido anunciando este sitio de recaudación de fondos para ayudar a la familia.

Si usted desea ayudar a la familia con sus gastos médicos, visite www.youcaring.com/familiafranco

También hay una cuenta en el Banco Chase donde puede hacer donativos. El número de cuenta es: 629312823

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *