M. Terry / El Sol

Melody Gauthier y Sydney Hua coinciden en que todavía hay mucho trabajo por hacer para que el nuevo equipo de basketball femenino de LAVC tenga éxito.

 

Monica Hang a menudo responde rápidamente cuando se le pregunta por el equipo de basketball femenino del Colegio Los Angeles Valley, destacando las virtudes mientras controla las consultas sobre posibles fallas y expectativas.

Pero esta vez, las respuestas sobre el equipo de la temporada 2014-15 de las Lady Monarchs no salen tan rápido. Con cada pregunta, Hang frunce el ceño, considera la consulta y pregunta con frases medidas y en tono suave.

Y hay buena razón por el titubeo. Solo tiene a dos jugadoras que regresan, Melody Gauthier y Hannah Ascencio. Ninguna fue titular en el equipo estatal que tuvo marca de 26-7 y que ganó el segundo campeonato consecutivo de la División Sur de la Conferencia Western State, y estuvo a un partido de disputar el campeonato estatal de la Asociación Atlética de California Community College.

 Pero ahora hay nueve estudiantes de primer año en el equipo de 11 jugadoras que deben volverse un equipo competitivo. Eso tal vez no sea inusual en un equipo de basketball de colegio comunitario, ya que a menudo pierden muchos jugadores. Pero hasta que puedas ver cómo las jugadoras se relacionan entre sí y combinan sus talentos y camaradería en la cancha en partidos reales, bueno, no sabes qué tan buenas o malas son.

Simplemente no hay mucho que Hang, que está en su quinta temporada, sabe sobre este equipo–al menos todavía no.

“Este grupo ha venido trabajando duro desde el verano. Y he visto un gran cambio desde el primer día de escuela (el 3 de Septiembre) hasta hoy”, dijo Hang.

“Les hemos enseñado qué es lo que esperamos de cada atleta, qué significa ser un atleta estudiante de Valley College, qué tipo de persona necesitan ser cuando representan a Valley College. Ahora entienden equipo y trabajo duro; entienden lo que significa ser un campeón. Ahora está trabajando para seguir adelante. Y cada día hay un proceso de aprendizaje, y de enseñanza. Cada día nos unimos y tratamos de mejorar”.

Gauthier, una base de 5 pies 8 pulgadas que promediaba 4.0 puntos, 1.7 rebotes y 11.8 minutos saliendo de la banca, sabe cómo las nuevas jugadoras pueden entrar rápidamente en conexión con Hang y sus entrenadores.

“Siempre has lo que la entrenadora quiere, porque la entrenadora siempre tiene la razón”, dijo. “Ella es la mejor. Aprendí eso el año pasado. Si no escuchas lo que ella te dice, entonces nos van a castigar, así que mejor hacer lo que ella quiere. Y si hacemos lo que ella quiere, ganamos. Funciona”.

Algo funciona de verdad. Hang ha sido la Entrenadora del Año la División Sur por tres años consecutivos. Y cada año, el récord de las Lady Monarchs ha mejorado, y los partidos en la postemporada se han extendido un poco más.

Por el momento es difícil saber las ventajas que Los Angeles Valley College (LAVC) tenga sobre otros equipos. Una de ellas podría depender si Sydney Hua puede adueñarse de la posición de base titular.  Hua fue compañera de Gauthier en Rosemead High–ambas se graduaron en 2013 y jugaron en cuatro equipos que ganaron cuatro campeonatos de la Liga Valley Mission. 

Hua asistió a UC San Diego el año pasado, pero no jugó basketball. La base de 5 pies 3 pulgadas pensó que tendría una oportunidad de buscar un lugar en el equipo femenino ahí, pero nunca le dieron la oportunidad. Echaba de menos el deportes y decidió asistir a Valley College y revivir su carrera.

“La verdad es que la entrenadora (Hang) me hizo venir aquí. Sabía que Mel estaría aquí”, dijo Hua. “La entrenadora es una base, y yo juego en esa posición. Me está ayudando a tener una mejor visión de la cancha. Hay pequeños detalles que nos da para hacer; no esperas que funcione porque no lo ves, pero cuando lo haces, funciona”.

Hua conoce la mejor posición de Gauthier parra marcar dentro de la cancha, pero todavía tiene que saber cómo juegan las demas jugadoras. “Todavía está ahí, pero hay nuevas chicas con las que estoy jugando. Hay una pequeña pared que debo sobrellevar. Cosas que tengo que aprender”.

“Aprender” es la palabra principal en el equipo esta temporada. Y cuán rápido aprendan el sistema de Hang y los talentos de cada una servirá para definir la temporada.

Gauthier no cree que tome mucho tiempo. “Creo que podremos llegar ahí en los primeros partidos. Para cuando lleguemos a la conferencia…creo que podríamos estar invictas otra vez, siempre y cuando trabajemos duro. Podemos ser buenas si damos el 100 por ciento”.

Desde que llegó de Glendale Junior College en 2010, sólo ha habido dos cosas que Hang no ha hecho en LAVC: ganar un campeonato estatal o entrenar a un equipo prácticamente desde el comienzo.

Ahora ya puede borrar eso último de su historia. Lo que ella y las Lady Monarchs logren producir con lo que tienen ahora determinará el desino del equipo. 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *