M. Terry / El Sol

Miembros del equipo de Gimnasia Olympica de Van Nuys: (linea de enfrente) Malcolm Baytop, Blake Tingzon and Julian Brutchin-Roose; (linea de atras) Dylan Young, Samuel Phillips, Ben Allins and Isaiah Drake.

El equipo de Gimnasia Olympica en Van Nuys, fundado por Fritz Reiter, ha venido entrenando a niños y niñas a saltar, balancearse, rodar y hacer todo tipo de acrobacias desde 1974. El gerente general, Arthur Minasyan, dijo que han trabajado con “cientos de miles” de chicos para que desarrollen cuerpos saludables y espíritus competitivos.

Pero ahora los miembros del club tienen una razón para sentirse orgullosos.

Siete jóvenes — Ben Allins, Malcolm Baytop, Julian Brutchin-Roose, Isaiah Drake, Samuel Phillips, Blake Tingzon and Dylan Young — han calificado para el Campeonato Juvenil Olímpico Nacional de Varones 2015 en Daytona Beach, Florida. Todos tuvieron un buen desempeño. Y Drake, Phillips y Young tuvieron un trabajo tan bueno en su categoría que consiguieron puestos en el equipo nacional juvenil olímpico.

Phillips ganó el campeonato de Nivel Ocho (de entre 11 y 12 años). Drake fue tercero en general en el Nivel Ocho. Y Young fue quinto en general en el Nivel Nueve (13 a 14 años).

Fue la primera vez que tres atletas del Gimnasio Olympica alcanzaron el equipo nacional en el mismo año.

“Nuestros sueños (para los estudiantes) no terminan con el campeonato nacional de Nivel Ocho”, dijo Minasyan. “Planeamos el futuro de estos chicos hasta que lleguen al programa NCAA, o alcancen los 18 años. Estamos tratando de construir una base fuerte para que estos chicos tengan una transición más fácil al entrenamiento para los Olímpicos”.

“Los dueños actuales todavía no han producido un atleta olímpico”, dijo Minasyan. “El gimnasio sí lo ha hecho: una joven que fue parte del equipo olímpico de Canadá hace mucho tiempo. Pero nosotros no lo hemos hecho”.

Y es por eso que Minasyan y el entrenador del equipo, Pavel Sarksyan, están animados por el desempeño que vieron en Daytona Beach.

“Van en el camino correcto”, dijo Minasyan. “Pero cuando hablas de deportes, sólo puedes entrenarte para eso, ir en pos del sueño. Pero para yo estar sentado y sentirme extremadamente cerca de ir a las Olimpiadas, estaría mintiendo. Y cualquier entrenador que se siente aquí y te diga eso estaría mintiendo. Hay lesiones, y tantos factores desconocidos que juegan un papel. Pero actualmente, estamos en ese camino”.

Como miembros del equipo olímpico juvenil nacional, Phillips, Drake y Young están invitados a visitar y entrenar con el Equipo de Estados Unidos en Colorado Springs. Tienen dos visitas, la primera en Junio y la segunda en Octubre.

Phillips, de 13 años, tiene metas específicas. “Voy a hacer amigos con los nuevos chicos del equipo, y a aprender nuevos trucos y mostrarle a todos lo que puedo hacer”, dijo. “Espero impresionar a los coordinadores del equipo nacional y la gente que está a cargo. Y a divertirme”.

Drake y Young buscan mejorar su desempeño. El evento en Daytona Beach fue la primer competencia para Drake, de 11 años, y quedar tercero fue “grande para mí como mi primer experiencia”, dijo Sarksyan. Pero Drake cree que puede mejorar.

“[Sus compañeros] de quipo me dijeron qué esperar y lo que necesitaba hacer”, dijo. “Sólo ví lo que las otras personas hacían, y supé lo que tenía que hacer y confiar en mi entrenamiento. Ahora tengo una idea”.

Young, de 14 años, se siente empoderado por su progreso como gimnasta.

“Esta fue mi tercera vez. Y tuve más confianza en mi presentación”, dijo. “Creo que he mejorado en todos los aspectos, especialmente mi confianza. No tuve mucha confianza en mi primera vez”.

Todo el mundo regresó con algo positivo de la experiencia. Bayton, de 13 años ( que venía de recuperarse de un mano derecha fracturada) y Brutching-Roose, de 13 años, estaban participando en su primera competencia y tuvieron que lidiar con sus nervios.

“Para mí fue algo grande”, dijo Bayton. “El primer día me caí una vez, pero el segundo día estaba tratando de hacer las cosas mejor”.

“Me faltó un poco de, digamos, confianza…no tenía mucha”, dijo Brutchin-Roose. “Sabía que sería difícil competir con otros de alrededor del país. Pero al verlo ahora el próximo año puedo empujarme más para estar en ese equipo. Tengo una visión clara”.

Allins, de 16 años, competía por segunda vez. “No sé si seré élite para entrar a los Olímpicos, pero quiere tener una beca a Berkeley”, dijo. “Me gustaría estar en un equipo de NCAA”.

Even Tingzon, de 13 años, otro competidor por primera vez, habló bien de su experiencia. “Fue difícil sobrepasar la emoción de cuán grande fue Florida, pero sabía que tenía que enfocarme en la razón por la que llegué ahí”.