M. Terry / El Sol

La Vieja Guardia — (izq.-der.) Malik Martin, Marcus Grady, Andrew Simpson y Clarence Williams, todos estudiantes de último año, lideran al equipo de los Sylmar Spartans esta temporada.

Al final del pitazo final en el juego de campeonato  de la División II de la City Section en Diciembre, los Sylmar Spartans salieron del campo del Coliseo de Los Angeles confundidos y sorprendidos después del apabullante triunfo de Hamilton de Los Angeles por marcador de 58-30.

Pero una vez que desapareció el dolor y la desilusión, Sylmar — que retiene a la mayoría de sus jugadores — espera hacer un nuevo intento e ir por el título.

Pero ahora los Spartans lo harán en la División I (Hamilton de Los Angeles también subió de categoría), la más difícil de la ciudad y la cual ha sido dominada en los últimos años por Crenshaw de Los Angeles y Narbonne de Harbor City.

El último equipo del Valle en ganar un título de la División I fue Birmingham, que ganó campeonatos consecutivos en 2006-2007.

Pero los Spartans — que ganaron títulos 4A de la Ciudad en 1992 y 1994– no están tomando las cosas con calma este verano.

“Regresar a la División I era lo que buscábamos. Sabemos que tenemos talento de calidad aquí, así que lo esperábamos”, dijo John Brazil, entrenador de Sylmar. “Creemos que pudimos estar en la casilla 1 de habernos quedado ahí (en la División II). Pero nuestros chicos son competitivos, y quieren jugar en la primera categoría”.

Los jugadores están de acuerdo.

“Pensé que fue una buena decisión. Siento que pertenecemos a la División I”, dijo el mariscal de campo Clarence Williams, de 17 años y estudiante de último año. “Va a tomar mucho llegar al partido de campeonato, más que el año pasado. Tenemos que unirnos más como equipo, reforzarnos en general, y jugar a un nivel más alto. Y podremos seguir adelante”.

Williams disfrutó una temporada 2014 fabulosa, completando 148 de 198 pases para 3,063 yardas y 42 touchdowns en contra de seis intercepciones. El Co-Mejor Jugador de la División II lideró a los Spartans a un récord de 11-3 en general y al título de la Liga Valley Mission. Sylmar fue casi imparable con Williams corriendo su ofensiva spread, que promedió 46.3 puntos por partidos.

Dos de sus mejores receptores — Anthony Muse y Daniel Mendoza, que se combinaron para 58 recepciones y 1,249 yardas y 22 touchdowns — ya se graduaron. Pero se espera que dos wideouts que regresan, Malik Martin y Andrew Simpson, generen la misma producción.

Simpson, de 17 años y estudiante de último año, cree que cualquier receptor puede brillar en el esquema ofensivo de Spartans, con Williams a la cabeza. “C.J. le da el balón a todo el mundo. Me gusta eso de él”, dijo Simpson.

“Todos estamos tratando de mejorar”, agregó Martin, también estudiante de último año y de 17 años. “Todos estamos molestos por esa derrota en el partido de campeonato. Estamos intentando mejorar”.

El otro jugador crucial es Marcus Gandy, de 18 años, estudiante de último año que corrió para 949 yardas en 61 cargadas y recibió 12 pases para correr otras 330 yardas, marcando un total de 20 touchdowns. Sorprendentemente, Gandy tuvo otros 15 touchdowns potenciales debido a faltas.

El no ha podido ver la grabación del partido de la final contra Hamilton — “demasiado doloroso”, dice — pero esto no le ha impedido a Gandy buscar la manera de mejorar este año.

“Voy a tratar de terminar”, dijo. “Estoy trabajando en mi velocidad y fuerza, y poder terminar a pesar de los tackles. Conseguir esa 1-2 yardas extras”.

Muchas cosas le salieron bien a los Spartans hasta ese partido final. Mucho más tiene que salirle bien a Sylmar para ser un contendiente en la División I. Aunque tiene jugadores de talento en abundancia, la línea ofensiva debe reconstruirse– Francisco Navarro es el único jugador inicial que queda en la alineación, y él se cambiará de guardia a tackle. La línea defensiva también debe ser reordenada alrededor de Edward Nobles.

Brazil sí tiene cierta profundidad en los linebackers,  incluyendo Jack Jenkins, elegido al equipo ideal de la liga, y Austin Moore, quien regresa al puesto de defensive back. Habrá también llamados del equipo junior varsity. Sin embargo, la defensiva quizá tenga que lidiar con un mayor trabajo al comienzo mientras se establece la ofensiva.

“Tenemos liderazgo y experiencia, y ojalá eso nos lleve muy lejos”, dijo Brazil. “Tenemos nuestros jugadores base. Nuestros (linemen) probablemente necesiten de un partido o más porque el año pasado teníamos muchos jugadores de último año. No vamos a ser muy altos; pero seremos inteligentes, fuertes y rápidos”.

Sylmar deberá dominar la liga Valle Mission una vez más para intentar conseguir un lugar en la postemporada. Los Spartans y San Fernando son los únicos equipos de la División I en la liga. Es casi imperativo que uno de ellos no solo gane la liga, pero esté invicto para poder garantizar al menos un juego de playoffs en casa.

Claro, apenas estamos en Julio. Hay 10 partidos de temporada regular antes de llegar a la postemporada. Y Sylmar tendrá seis de ellos en casa esa temporada, empezando con Crespi el 28 de Agosto. Brazil está ansioso de empezar, especialmente después que los fanáticos de Sylmar respondieron bien al éxito que disfrutó el equipo en 2014.

“Creo que los estudiantes están muy emocionados de que estamos de regreso en la División I”, dijo el entrenador. “He recibido muchas llamadas y correos electrónicos — ‘mi hijo quiere ir a jugar en Sylmar’– así que llegar al partido de campeonato, aunque hayamos perdido, como que renovó la energía alrededor de esta comunidad”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *