M. Terry / El Sol

Arleta necesitará de buenos desempeños por parte de (izq. – der.) Malik Adams, Sergio Ayala, Isaiah Gable, Jesse Hernández y Mark Castillo para tener un impacto en la División I de football de la City Section.

La mayoría de fanáticos (y jugadores y entrenadores) considerarían exitosa la primera temporada del entrenador Bill Coan al frente de Arleta. El equipo de football de los Mustangs ganó 10 de 12 partidos, ganando otro título de la Liga East Valley y un partido de postemporada de la División I de la City Section por primera vez. No esta mal considerando que Arleta solo ha sido parte de la División I desde 2011 (y solo ha tenido un equipo en varsity desde 2007).

Pero los Mustangs ya conocen este camino de éxito. Ellos han dominado la Liga East Valley desde 2008, ganando cinco campeonatos de liga y 40 de 42 partidos. Ahora lo que quieren hacer es emparejar mejor con equipos de mayor calibre en la División I, algo que Arleta no ha logrado — especialmente en la postemporada.

Pero eso podría cambiar este año ya que los Mustangs se han reforzado en un área crucial del equipo: linemen.

“El año pasado éramos más rápidos. Este año somos mas grandes”, dijo Coan antes de dirigir al equipo en una de sus prácticas de verano. “Según el (entrenador asistente London) Woodfin, quien ha estado aquí varios años, es el grupo mas grande de linemen que hemos tenido.

“Logramos metas al tener un partido de postemporada de la División I y derrotado a Palisades. Luego fuimos a jugar contra San Pedro y no tuvimos éxito. Muchos de esos chicos regresan este año y saben lo que es enfrentarse a equipos mas grandes. Todo este tiempo fuera de temporada lo hemos dedicado a reforzarnos al frente para competir con ellos”.

Varios de los offensive linemen que fueron titulares el año pasado están de vuelta, empezando con Jesse Hernández (270-libras ), Sean Freire (250-libras), Edgar Manjarrez (240-libras), Dan Gutiérrez (250-libras) y Steven Saludes (255-libras). Agréguele a esa mezcla Mark Castillo (320-libras) — quien jugó en la línea defensiva gran parte del año la temporada pasada y jugará en ambos lados en 2015  — y Gustavo Herrera (280-libras), quien se transfirió de Fulton Prep.

Todo ese tamaño ayudará a proteger al nuevo mariscal de campo Sergio Ayala. Él hereda el puesto de Johnathan Porter, quien dio pases por 1,779 yardas y 21 touchdowns (en contra  de 11 intercepciones), y corrió para 765 yardas y siete touchdowns más.

Ayala quizá necesite de un par de juegos de temporada regular para estar a punto con su ofensiva. Tanto Hernández como Castillo han prometido mantener a su nuevo mariscal de campo de pie y sin problemas.

“Creo que tenemos mucho potencial”, dijo Hernández al hablar sobre los linemen. “Pero se trata de ejecución. Tenemos a algunas personas nuevas, así que debemos asegurarnos que sepan los esquemas y ejecuten todo.

“Siempre hay cosas que se pueden mejorar. Pero todos nos conocemos desde el primer año. Jugué con algunos de ellos en Pop Warner, así que hay una buena química. Aquí no hay problemas. Solo debemos ejecutar nuestras jugadas y estaremos bien”.

“Es mucha presión sobre nosotros”, agregó Castillo. “Pero estamos tratando de hacer todo lo que podemos…para proteger a nuestro mariscal de campo, y para que nuestra defensa detenga las carreras terrestres”.

La lógica diría que los Mustangs están en mejor posición, en general, para enfrentar a los equipos élite de la División 1.

“Desde mi primer año, el programa ha crecido mucho. En mi segundo año nos movimos a la División 1. En la primera Ronda jugamos contra Carson y esa fue una gran experiencia para mi. Ellos eran enormes y rápidos. San Pedro era grande y rápido. Ojalá que este año podamos pasar de la primera y segunda ronda porque me emociona este equipo”.

Otro jugador de ultimo año, el tight end Malik Crenshaw está motivado para tener una gran temporada porque considera que se lo debe al programa.

“El año pasado no me ‘hice sentir’ en ninguno de los partidos importantes, como Roosevelt. Este año quiero estar presente en cada partido”, dijo Crenshaw.

“Esto significaría mucho, sería muy especial [pasar de la primera ronda de la División 1]. El año pasado ganamos nuestro primer partido de playoff en la División 1. Sería un gran paso ir mas allá. Pero tomo las cosas un paso a la vez.”

En efecto, ganar no es algo inusual aquí.

Pero este grupo de Mustangs cree que puede llevar el football de Arleta a un nivel de éxito que nunca ha alcanzado antes.

Al menos esta vez tienen el tamaño para llegar ahí.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *