Steve Fazio, dueño de Fazio Cleaners

Por varias décadas, Steve Fazio, dueño de Fazio Cleaners, una cadena de tintorerías y sastrerías a través del Valle de San Fernando y Los Angeles, ha intentado crecer su negocio de la mejor manera que puede.

Pero los crecientes costos y la firma en ley este lunes del aumento al salario mínimo de $15 por hora para 2022 por parte del Gobernador Jerry Brown dificultan ser competitivos y mantenerse a flote, dijo Fazio, quien también es un candidato para el senado del estado ( Distrito 27 ) .

“No es solo una cosa, es una colección de impuestos y cargos además de regulaciones que hacen muy difícil tener una ganancia y hacen de California un lugar nada atractivo para los negocios”, dijo Fazio en una entrevista con el San Fernando Valley Sun/El Sol.

Y dificulta el crecimiento laboral también, anotó.

“Ya no podemos añadir empleados. Cuando agregas el pago por licencias médicas, beneficios de compensación al trabajador y de seguro de desempleo, para contratar un empleo ya sobrepasaste los ingresos para hacer eso sostenible”, dijo Fazio.

Explicó que el crecimiento empresarial se ha basado en la premisa que “tu contratas a la gente para un empleo de baja categoría y si la persona prueba que puede hacer el trabajo, les das un aumento y así como han funcionado las cosas por años”.

“Pero si pones la barra tan alto que es difícil contratar nuevos empleados, empiezas a ver maneras de reducir la fuerza laboral, no de crecerla”, dijo.

LA NUEVA LEY

Este pasado lunes 4 de Abril en el centro de Los Angeles, frente de una bulliciosa muchedumbre de legisladores, líderes sindicales y trabajadores que han venido peleando por aumentos salariales, el Gobernador Brown firmó en ley el alza de $15 por hora para 2022 al salario mínimo. Brown, durante una ceremonia en el Edificio Estatal Ronald Reagan, dijo que la aprobación de la medida SB 3 no marca el final de la lucha por salarios que permitan vivir, pero es un gran paso en la dirección correcta.

“Tiene que ver con la gente”, dijo Brown. “Se trata de crear un poco de balance en el sistema que cada día se vuelve más desbalanceada”.

Bajo la medida, el salario mínimo actual de $10 en California aumentará a $10.50 en Enero de 2017, a $11 para el 1 de Enero de 2018. El salario mínimo luego subirá un dólar en cada año siguiente hasta alcanzar los $15 en 2022, para después incrementar cada año hasta un 3.5% para reflejar la inflación.

Los negocios con menos de 25 empleados tendrán un año para aumentar los pagos a sus empleados, lo que significa que alcanzarán los $15 para 2023.

La medida también le da al Gobernador la habilidad de detener temporalmente los aumentos si se pronostica un déficit presupuestal de más de un por ciento de los ingresos anuales, o debido a condiciones económicas pobres como descensos en el empleos y ventas.

El aumento de salarios mínimos afectará a 5.6 millones de trabajadores, alrededor de una tercera parte de la fuerza laboral estatal, según las autoridades.

INFLACIÓN SALARIAL

Pero no solo es el aumento del salario mínimo lo que impacta a los negocios y reduce cada vez más sus ganancias, dijo Fazio.

“La gente se enfoca en el salario mínimo, pero nos pegan con costos adicionales al agua y electricidad, a los suministros de productos y demanda frívolas y costos de compensación al trabajador y seguro porque ahora tenemos que cumplir con la Ley de Seguro Médico Accesible”, dijo Fazio en cuanto a lo que ve como obstáculos al crecimiento empresarial.

El alza al salario mínimo también trae otro problema que a menudo pasa desapercibido, agregó; lo que se conoce como “inflación salarial”.

“La persona que antes ganaba $15, ahora que contrates a un nuevo empleado y le tengas que pagar eso, no vas a poder pagarle lo mismo a ellos (la otra persona con experiencia).Vas a tener que pagarle más”, explicó.

“Tus ganancias se comprimen y tus ingresos no se mueven. En poco tiempo, no vas a querer estar en los negocios más”.

Y la idea de que puedas aumentar los costos de tus productos para que los clientes paguen por estos aumentos no siempre ocurre o es tan fácil, dijo Fazio.

Él indica que algunos productos y servicios sí tendrán un mayor costo asociado con el alza del salario mínimo, pero los restaurantes y tintorerías como las de él no pueden hacer eso, porque para poder mantenerse en negocio deben ser competitivos.

Y si las cosas cuestan más, los clientes simplemente empiezan a buscar esos servicios cada vez menos.

“No vas a perder clientes, pero sí van a requerir esas servicios con menor frecuencia”, dijo Fazio. “Si antes venían tres veces a la semana, vendrán dos veces. Dirán ‘puedo usar este traje una vez más’ antes de llevarlos a limpiar”.

El añadió que muchos dueños de negocios están frustrados con todo esto y lo poco que los políticos aprecian a aquellos que toman todo el riesgo al abrir un negocio, sin garantía de que serán exitosos.

Para él, con estas acciones, los políticos simplemente “miman a la gente que son los votantes para hacerlos sentir que están de su parte”.

“Esto es algo en que la mayoría de las personas en oficinas electas dicen que quieren apoyar a los pequeños negocios, pero sus políticas dificultan producir una ganancia”, concluyó Fazio.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *