Aumenta en el Valle la Actividad de Mosquitos Portadores del Virus del Oeste del Nilo

Inspectores del Greater Los Angeles County Vector Control District (GLACVCD) están encontrando mayor número de mosquitos portadores del Virus del Oeste del Nilo en el Valle de San Fernando que en años anteriores.

Levy Sun, portavoz de GLACVCD, dijo que la agencia encontró 51 muestras de mosquitos portadores del peligroso virus en el Condado de Los Angeles (hasta el 17 de Julio) y 35 de esas estaban en comunidades del Valle de San Fernando.

Eso es casi el triple de las 11 muestras encontradas (7 de ellas en el Valle) hasta la misma fecha el año pasado; en 2014 se encontraron 25 muestras, 10 de las cuales eran del Valle.

“Definitivamente estamos viendo mas actividad este año”, dijo Sun. “En los últimos años vimos una tendencia a la baja y el Virus del Oeste del Nilo tiende a ser algo cíclico. Pero cada cierto tiempo vemos un aumento en la actividad”.

La semana pasada la agencia confirmó muestras en Chatsworth, Panorama City, Reseda, Sherman Oaks, Van Nuys y Woodland Hills.

“Los mosquitos y el Virus del Oeste del Nilo van de la mano con el calor que estamos experimentando”, dijo Sun. “Podemos anticipar mas actividad a medida que avanza el verano”.

El Virus del Oeste del Nilo es un “virus de pájaros” que se transmite primordialmente entre aves a través de los mosquitos. El virus se transmite a los humanos con la picadura de mosquitos infectados con el virus.

Una de cinco personas infectadas con el Virus del Oeste del Nilo exhiben síntomas que pueden incluir fiebre, dolor de cabeza, náusea o salpullido en la piel. Estos síntomas pueden durar por varias semanas y hasta meses. Una de cada 150 personas infectadas con el virus enferma gravemente. La enfermedad puede presentarse con fiebre alta, debilidad muscular, cuello rígido, coma, parálisis y hasta la muerte.

Los síntomas pueden presentarse entre 5 y 15 días después de la infección.    Pero la gente que se infecta con el Virus del Oeste del Nilo no puede transmitirlo a otras personas. Las mascotas como gatos y perros son altamente resistentes al virus.

Actualmente, no hay vacuna para la enfermedad.

Sun dijo que el aumento en el número de mosquitos portadores del Virus del Oeste del Nilo este año se puede atribuir a las cálidas temperaturas y las condiciones de sequía que persisten en California.

 Agregó que los mosquitos se crían primordialmente “en agua estancada”, que puede formarse en fuentes, barriles recolectores de agua de lluvia y otras áreas de un hogar.

“El punto álgido en la actividad del Virus del Oeste del Nilo tiende a ser entre finales de Julio y Noviembre, lo que significa que quizá no hemos visto lo peor hasta ahora”, dijo Sun.

Añadió que la gente debe protegerse a sí mismo usando repelente de insectos al estar afuera, y tirando agua estancada que encuentren en sus propiedades. Los residentes también deben asegurarse que haya mallas de protección en las ventanas y que éstas no tengan agujeros u otro punto por donde entren los mosquitos.

Para más información, llame a GLACVCD al (562) 944-9656, ó visite www.ReportMosquitoes.org.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *