A. Garcia / El Sol

Dana Eklund, miembro de los astrónomos de la acera y que trabaja en la biblioteca de Sylmar, mira el sol a través de su telescopio.

La línea de personas frente al telescopio casero estilo Dobsonian de Bob Alborzian se hace bastante larga. Jóvenes y viejos pasan para ver por la mirilla del aparato que apunta directamente al sol.

Es lunes por la tarde y la Biblioteca Sylmar está repleta de padres e hijos entrando o saliendo con libros o para devolverlos. Ahí es donde Alborzian ha colocado su telescopio, que él mismo fabricó en 1970 y que está especialmente equipado para mirar la estrella del sistema solar, que parece un orbe gigante con un resplandor anaranjado al verlo por el telescopio.

El telescopio tiene un vidrio de soldador (un tipo de filtro oscuro), así que es perfecto para mirar el sol

Eso es bueno porque lo va a necesitar.

Un aficionado a la astronomía, Alborzian y muchos otros amantes de los acontecimientos celestiales se están preparando para el próximo lunes 21 de Agosto. Es el Superbowl de la astronomía: un eclipse solar total, algo que no ha ocurrido en los Estados Unidos por 99 años.

Mientras que el eclipse sólo será parcial en Los Angeles (alrededor del 60% en el mejor de los casos), el residente de Burbank está ansioso porque llegue.

“Es una oportunidad única de ver una belleza como esa”, dice Alborzian, jefe de la sección de Sidewalk Astronomers en Burbank.

Ya ha visto otros cuatro eclipses solares: uno total y tres parciales, pero nunca se aburre de verlos.

“Es una belleza de la naturaleza. No pasa todos los días. Es un regalo natural”, exclama.

Su amor por la astronomía comenzó cuando él era un niño pequeño en 1955.

“Mi padre me enseñó la luna a través de un par de binoculares baratos y eso me enganchó”, recordó.

El Eclipse

El lunes, el 21 de Agosto, marcará el primer eclipse solar total de costa a costa en los Estados Unidos en 99 años, y el primer eclipse total que sólo puede ser visto desde suelo americano en la historia de los Estados Unidos, lo que incitó a algunos a llamar al evento “el Gran Eclipse Americano”.

La visualización del evento será de 9:05 a.m. a 11:44 a.m. El punto máximo cuando la luna cubra el sol durará unos dos minutos. No mires hacia el cielo sin gafas especiales o te quemarás los ojos (revisa la información adjunta)

“El eclipse solar proporciona una oportunidad para que el público experimente un fenómeno planetario muy raro”, dice Michael Kezirian, profesor asociado de Astronáutica en la Escuela Viterbi de Ingeniería en USC.

En la antigüedad, la gente indígena en el continente americano gritaba a los cielos, prometiendo trabajar duro y enmendar sus caminos. Algunos trabajaron en sus huertos y otros proyectos especialmente duro durante el eclipse para probarlo.

Incluso en los tiempos modernos, la gente se asusta y a veces actúa de manera irracional durante un eclipse solar. En Camboya, en 1995, los soldados dispararon al aire para asustar a un dragón mítico del cielo. Se informó que las únicas víctimas fueron las personas que se dispersaron debido a las balas.

En Baja California, en 1991, los astrónomos se sorprendieron por el llanto del personal del hotel, que estaban aterrorizados por el inicio de la oscuridad.

En 2010, durante un eclipse lunar, la gente se quedó en casa, por miedo. Restaurantes y hoteles vieron un bajón en los negocios y algunas escuelas cerraron cuando los estudiantes no se presentaron.

Dana Eklund, miembro de Sidewalk Astronomers y quien trabaja en la Biblioteca Sylmar, no cree en nada de esas supersticiones.

A él le encantan los planetas y los eclipses, algo que le inculcó su padre, un ávido astrónomo.

“Mi papá me compró un telescopio y mirando a Júpiter, Saturno, me sentí como si estuviera en el espacio exterior”, dice Eklund.

En 1979, su padre lo llevó al estado de Washington para ver un eclipse solar total.

“Es una experiencia espiritual. Todo tu mundo cambia en un instante. Te da escalofríos”, dice Eklund de los eclipses.

Dado que el eclipse solar sólo será parcial aquí en Los Angeles, significa que no se oscurecerá totalmente. Tal vez sea algo como al anochecer o al caer la tarde.

Pero eso no disminuye la maravilla para los aficionados a la astronomía o el resto de las partes interesadas.

Cory Lagusker que ofrece shows de animales “Reptacular” para educar a los niños sobre los reptiles fue uno de los que miraron a través de los telescopios puestos por los Sidewalk Astronomers afuera de la biblioteca Sylmar.

Él está ansioso de ver el eclipse.

“Me encanta la ciencia y esto es una vez cada 99 años. No podré volver a verlo”, dice.

Eklund concuerda.

“Los eclipses nos dejan ver nuestro lugar en el universo. Sacan los ojos de otras cosas”, dice Eklund antes de agregar que espera que toda la publicidad alrededor del eclipse consiga que los niños y todos los demás se interesen en la ciencia.

“Inspira a la gente a aprender más sobre el universo”, agrega.

Y al final, como bibliotecario y aficionado a la astronomía, esa es la mejor parte.

Los Sidewalk Astronomers tendrán telescopios disponibles para la visión segura del eclipse solar afuera de la Biblioteca Sylmar el lunes 21 de Agosto de 10 a.m. a 11:45 a.m. La Biblioteca Sylmar está situada en 13059 Glenoaks Boulevard en Sylmar.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *