Si te gusta ir a votar, tendrás muchas oportunidades de hacerlo este año si vives en el Valle de San Fernando.

El 3 de Abril, los votantes en el noreste del Valle de San Fernando decidirán quién reemplaza al Asambleísta Raúl Bocanegra, quien renunció al cargo el pasado mes de Noviembre en medio de denuncias de acoso sexual contra él hechas por siete mujeres, incluyendo a Elise Flynn Gyore, trabajadora del Capitolio. Flynn Gyore dijo que Bocanegra la había tocado de manera inapropiado en un evento público en 2009. Bocanegra – quién negó haber hecho esto – fue investigado después de ese incidente y después se le ordenó permanecer lejos de Flynn Gyore.

La renuncia de Bocanegra después de que varios de sus colegas mujeres dijeran que no trabajarían con él significó que el gobernador Jerry Brown tuvo que programar una elección especial para substituir al demócrata en el Distrito 39, que cubre Pacoima, San Fernando, Sunland, Sylmar y Tujunga. Varias personas ya han anunciado su candidatura para reemplazar a Bocanegra, incluyendo la que lo derrotó en 2014 y ocupó su escaño durante dos años, Patty López.

Otros candidatos que buscan el puesto son los demócratas Antonio Sánchez y Bonnie Corwin, el republicano Ricardo Benitez, quien trabajó para Patty Lopez como representante de campo; y el por el Green Party (Partido Verde) está Steve correa. La exmiembro de la Junta del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD), Monica Ratliff, también está considerando correr, al igual que Yolanda Anguiano, quien actualmente trabaja para el programa de reciclaje de Homeboy Industries y anteriormente laboró en la agencia sin fines de lucro M.E.N.D. (Meet Each Need with Dignity).

Si ninguno de los candidatos obtiene más del 50 por ciento de los votos, los dos que tengan la mayor cantidad de sufragios irán a una segunda vuelta el 5 de Junio – el mismo día que se realiza la primaria estatal.

Y la elección especial costará miles de dólares.

Brenda Durán, portavoz de la Oficina del Secretario del Condado, dijo al periódico San Fernando Valley Sun/El Sol, que el costo de las elecciones recae en el Condado de Los Angeles.

“Aunque el condado está llevando a cabo esta elección, lo está haciendo en nombre del SOS (Secretario de Estado) que es la verdadera entidad responsable. El SOS es responsable de la administración de las elecciones presidenciales, congresionales y estatales. Sin embargo, se basa en todos los 58 condados del estado para actuar como ‘asistentes electorales oficiales’ para llevar a cabo las elecciones estatales y locales”, explicó Durán.

Y la celebración de esta elección no será barata. Dean Logan, encargado de las elecciones en el Condado de Los Angeles, señaló que en promedio, el costo de una elección especial oscila entre $1 millón – $1.2 millones.

El costo es tan alto porque Durán dijo que la organización de una elección especial es “más o menos lo mismo que entra en una elección regular, excepto que todo se hace en un programa acelerado”.

Eso significa contratar trabajadores de casilla, crear y redactar guías para votantes, imprimir papeletas, el transporte de equipos electorales y todo lo demás que acompañe a los electores antes, durante y después de elegir al candidato de su predilección.

El Condado de Los Angeles también tendrá que aportar el costo de organizar otra elección especial para reemplazar a Matt Dababneh, otro Asambleísta del oeste del Valle de San Fernando que renunció después de que una cabildero lo acusó de obligarla a entrar un baño en Las Vegas en 2016 donde supuestamente la obligó a verlo masturbarse.

El gobernador Brown no ha fijado una fecha para la elección de reemplazo de Dababnech, que representaba al Distrito 45.

Y justo antes del fin de año, el Asambleísta Sebastian Ridley-Thomas también anunció su renuncia, esta vez por razones médicas. El representaba al Distrito 54, que abarca Baldwin Hills, Culver City e Inglewood.

El Condado de Los Angeles no es ajeno a las elecciones especiales. De hecho, 20 se han celebrado en los últimos 10 años.

Y el costo a menudo no garantiza un gran número de electores, que generalmente rondan el 10 por ciento o menos del electorado del Distrito que está en juego.

Sin embargo, los electores tienen el derecho constitucional de elegir a sus representantes y por eso deben celebrarse las elecciones especiales.

Y no será la única vez este año que los votantes acudan a las urnas. El 5 de Junio se dirigirán de nuevo a las urnas para la primaria estatal donde elegirán al próximo gobernador, los candidatos del Congreso y el Senador por California. Si esos candidatos no reciben más del 50 por ciento de los votos, los dos con la mayoría de los votos en cada contienda irán a una segunda vuelta el 6 de Noviembre.

Así que prepárese para votar.