M. Terry / El Sol

Pelota Caliente  — Jugadores de los Dons (izq.-der.) Matt Gokey, Charlie Rocca, Dakota Gray y Nick Masumoto esperan llevar a la secundaria Verdugo Hills al juego de campeonato de béisbol de la División I de la City Section.

Verdugo Hills ha sido, hasta donde se sabe, atrapado demasiado tiempo en una historia continua que está desesperado por cambiar. El de la “pequeña” escuela compitiendo contra los más grandes por un campeonato de la División I en béisbol de la City Section de Los Angeles.

La historia es verdadera en dos aspectos. Los Dons probablemente tienen la población estudiantil más baja de cualquier escuela del área del Valle que juega un deporte de la División I. Y los Dons sí compiten; solo que no han podido ganar un trofeo.

Tal vez nunca tengan una mejor oportunidad que hoy, 31 de Mayo.   

Los Dons (21-13) sembrados en sexto lugar en los playoffs de la División I, están a un juego de disputar ese título evasivo de la División I de la ciudad. Jugarán contra la secundaria Taft  (17-16), la segunda posición, en uno de los dos partidos de semifinal en el estadio de béisbol de la Universidad del Sur de California. Los ganadores juegan en el partido de campeonato en el Dodger Stadium el sábado, 2 de Junio.

No importa lo que suceda el jueves — o el sábado, si verdugo Hills llegara allí — el entrenador Angel Espindola, que ahora está en su décima temporada aquí, se enorgullece en el conocimiento de que este grupo de jugadores se moldeó en el tipo de equipo que él imaginaba cuando vio por primera vez a muchos de ellos buscar un lugar en el primer equipo hace un par de años.

“Estoy muy contento con ellos”, dijo Espindola. “Tengo seis estudiantes de último año.  [La temporada comenzó difícil porque la química no estaba bien, pero realmente los he visto crecer. No son líderes típicos de estudiantes de último año, pero ahora han tomado el control del equipo. Pero … fue una batalla en el principio para hacer que las piezas encajaran y trabajaran con cohesion”.

Los jugadores dicen que las cosas se han juntado como creían posible.

“Sabía que nuestro equipo era lo suficientemente bueno”, dijo el shortstop Charlie Rocca, de 18 años. “Nuestro equipo es sólido. Los números de nuestros hombres este año están locos. Y el trabajo que ponemos en toda la temporada, llegando a donde estamos, definitivamente lo demuestra”.

Otro estudiante de último año, Dakota Gray, está de acuerdo con Rocca.

“Tuvimos mucha confianza al entrar en este año con nuestro grupo de último año y nuestro grupo en general”, dijo Gray, de 18 años. “Se sintió que este año estaríamos en nuestro mejor momento como grupo. Todos queremos el mismo objetivo, y lo queremos para los demás. Todo el mundo hará lo que sea necesario”.

Rocca y Gray junto con el lanzador Nick Masumoto y el receptor Matt Gokey, forman parte del sólido núcleo en el que se construyen los Dons de la tempora 2018. Todos están teniendo excelentes temporadas en el plato, liderado Rocca que tiene un promedio de bateo de .515 más 14 jonrones y 43 RBIS (carreras impulsadas). Gray está bateando. 382.

Masumoto y Gokey, ambos estudiantes de tercer año, juegan con la constante y la madurez que no demuestra el hechho de que son los dos todavía de 17 años. Gokey, que se sintió abrumado a veces como el bateador designado la temporada pasada, ahora va al plato con un swing renovado y una mejor idea de la clase de lanzamientos que puede atacar, una temporada clave para su promedio de bateo de .411 y 32 RBIS. Masumoto está lanzando mejor que indicaría su récord general de 7-4. Él ha permitido pocos hits (75) que entradas lanzadas (81.1) y se jacta de tener un promedio de pitcheo de -1.00 carreras permitidas en sus 13 inicios.

Gokey dijo que Masumoto y el otro lanzador titular de los Dons, Nick Rodríguez (8-3 con un ERA de 2.15 en 12 inicios) han adoptado plenamente y con éxito la filosofía de lanzamientos predicada por los entrenadores en Verdugo Hills.

“Nuestra mentalidad es ‘vamos a golpear la pelota y dejar que nuestra defensa trabaje, y hacer esas buenas obras’”, dijo Gokey

Aún así, alcanzar este nivel de capacidad de equipo y la química de equipo no siempre ha sido fácil o constante. 

En 2016 los Dons se desplomaron hacia el final del año, perdiendo seite de sus ocho juegos finales para terminar la temporada 12-19 en general y perderse los playoffs. El año pasado, Verdugo Hills también se encontraba debajo de .500 total (15-17), pero empató con la secundaria Poly por el campeonato de la Liga East Valley. Sin embargo, los Dons no pudieron avanzar más allá del primer partido de playoff de la División I, perdiendo ante Banning de Wilmington.

Y las dudas sobre Verdugo Hills podrían haberse deslizado de nuevo al comienzo de la temporada ya que los Dons perdieron seis de sus primeros ocho juegos, tres de ellos por una carrera. “Perdimos principalmente en la primera parte porque no podíamos tener la mentalidad correcta para los juegos duros”, dijo Espindola, quien se preguntaba cuándo y si este grupo de Dons podía encontrar el camino correcto.

Un cambio ocurrió durante las vacaciones de primavera. En lugar de salir del estado, Verdugo Hills se quedó aquí y jugó en el torneo Dennis Gilbert’s Southern California Invitational. Ganaron, derrotando a equipos de Sherman Oaks CES, la secundaria Gardena, South East de South Gate (dos veces) y Bell a lo largo del camino.

“Hasta el torneo, la identidad del equipo no era fácil de ver”, dijo Espindola. “Después de eso más chicos hicieron su trabajo y se quedaron en sí mismos. Todos tomaron el control, la ética de trabajo de todo el mundo mejoró.

Jugar bien en el torneo también “nos impulsó mentalmente”, dijo Rocca. “Sabíamos que podíamos competir cuando ganamos ese torneo”.

Para cuando llegaron los playoffs, el cambio era completo. Verdugo Hills empató de nuevo con la secundaria Poly por el título de la Liga East Valley. Poly fue colocado en la División Open en el novena lugar, perdiendo ante Banning en la primera ronda. Verdugo Hills ha derrotado a Westchester de Los Angeles y Sylmar para llegar a las semifinales.

Los dos equipos se enfrentaron a principios de este año en Febrero. Taft ganó ese encuentro 7-3, en 10 entradas.

Espindola confía en que los Toreadors se enfrentarán a un grupo diferente de Dons el jueves.

Gray cree que el equipo puede producir una salida diferente esta vez.

Si…

“Necesitamos que darlo todo y darnos cuenta de que esto podría darse”, dijo, “Y creo que todos se dan cuenta de eso”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *