Foto / Kaiser Permanente

El verano generalmente produce las temperaturas más altas del año. Y aunque puedes divertirte mucho bajo el sol, también puede haber peligros. El Centro Nacional para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estima que más de 600 personas en Estados Unidos mueren a causa del calor extreme cada año. También puede causar daños al cerebro y a órganos vitales. 

El sobrecalentamiento y el golpe de calor son dos efectos secundarios de tomar en consideración en díás con temperaturas sumamente altas en esta época del año, ya sea debido a la humedad o los rayos solares. Cualquiera de estas aflicciones pueden ocurrir cuando el cuerpo no puede bajar su temperatura por sí solo, algo que se hace al sudar. Otros factores de riesgo pueden ser la obesidad, deshidratación, fiebre, uso de medicinas recetadas, mala circulación sanguine y bronceado.

Las señales del agotamiento por calor incluyen sudar excesivamente, cambios en la visión, náusea o vómitos, dolores musculares y abdominals, fatiga extrema y desmayos.

El golpe de calor – cuando la temperatura del cuerpo sube arriba de los 104 grados – es el más peligroso de estos dos. Los síntomas incluyen dolores de cabeza, piel roja y seca sin transpiración, confusión, rápidos latidos del corazón, y/o pérdida del conocimiento.

La Dra. Angeline Ong-Su, una médica familiar para el Centro Médico Kaiser Permanente en Panorama City, dijo que los infantes y los niños pequeños, así como las personas mayores de 65 años, pueden ser más vulnerable a los efectos del agotamiento y golpe de calor. “Sus cuerpos no son tan tolerantes a los cambios de temperaturas, especialmente en el calor excesivo”, detalló.

Otras personas de riesgo son aquellas con condiciones médicas crónicas.

Para reducir el impacto del calor excesivo, Ong-Su ofrece las siguientes recomendaciones para aquellos que pasan mucho tiempo al aire libre:

•Use ropa floja y de colores claros 

•Use bloqueador solar (al menos SPF 15);

•Use un sombrero y lentes oscuros

•Beba muchos líquidos — pero no alcohol, “que lo puede dejar expuesto a la deshidratación”

Si sospecha que alguien puede estar sufriendo de agotamiento por calor, la doctora dijo que debe moverlo inmediatamente a una área más fresco ya sea bajo la sombra o en un lugar con aire acondicionado. Aplique toallas frescas o paquetes de hielo en la nuca, frente o bajo los brazos – “esas zonas se refrescan más rápido”, dijo ella. Además, provea líquidos “frescos” en vez de helados. Y si están portando varias capas de ropa, como suéteres o chamarras, remueva la ropa.

Si la persona no parece mejorar, prepares para llevarlos a la sala de emergencia.

Si cree que está viendo señales de golpe de calor, llame al 9-1-1 inmediatamente, dijo Ong-Su. Mientras espera que llegue la ayuda, mude a la persona a una zona con sombra o con aire acondicionado, y mójelos con agua helada.

No les de líquidos si la persona parece confuse, dijo Ong-Su.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *