Foto de Cortesia

Hace 90 años, después de que casi 80 acres de árboles y tierras de cultivo en Van Nuys habían sido despejados, el Aeropuerto Metropolitano de Los Angeles — establecido por un pequeño grupo de empresarios —  fue inaugurado y comenzó a operar.

Ese precursor de la aviación moderna es mejor conocido ahora como el Aeropuerto de Van Nuys. Sigue siendo uno de los aeropuertos privados más ocupados en los Estados Unidos, si no el mundo.

Hay más en la historia de VNY que el servicio aéreo. Se ha utilizado como lugar para escenas en películas clásicas de Hollywood como “Casablanca” y “Lost Horizon”. Los primeros aviadores y barnstormers — incluyendo a Florence Lowe “Pancho” Barnes, Amelia Earhart, Herbert Fahy y Evelyn “Bobbi” Trout — rompieron o fijaron los récords de velocidad y resistencia de la aviación temprana desde allí.

También sigue siendo un favorito de Hollywood, y no sólo para los actores y productores que han aprendido a volar allí. Los programas de televisión contemporáneos como “Shark Tank”, “Glee”, “The Office”, “Entourage”, “Red 2” y “It’s Always Sunny in Filadelfia” han filmado partes de episodios en el aeropuerto.

Pero se ha convertido en una entidad económica vital del Sur de California, contribuyendo aproximadamente a $2,000 millones a la economía estatal y apoyando más de 10,000 empleos anualmente.  

VNY fue inauguardo el 18 de Diciembre de 1928, marcando el vigésimo quinto aniversario del primer vuelo motorizado de los hermanos Wright. (Mines Field, el precursor del Aeropuerto Internacional de Los Angeles, fue establecido a través de un arrendamiento de tierras de 640 acres ese mismo año en octubre.)

Los líderes aeroespaciales, empresarios y cineastas de Hollywood pronto los siguieron. Ellos pronto mostraron a otros en el estado y la nación que se estaba introduciendo una nueva era, la de los viajes y los negocios a través del aire, así como por tierra.

Durante la década de 1940, el gobierno federal compró la instalación y la convirtió en una base aérea para apoyar el esfuerzo de la Segunda Guerra Mundial y ayudar a proteger la Costa Oeste a través de un centro de fabricación de defensa.

La ciudad de Los Angeles compró el aeropuerto del gobierno federal por $1 en 1949, con el acuerdo de que la Guardia Aérea Nacional de California continuara operando en el sitio. Esa estipulación terminó en 1989, cuando la Guardia Nacional salió del lugar en 1990.

Hoy, el Aeropuerto de Van Nuys — ahora propiedad y administrado por los Angeles World Airports (LAWA) — cubre 725 acres y tiene dos pistas, la principal que mide 8,000 pies y la de entrenamiento que mide 4,000 pies. Aunque las líneas aéreas principales no aterrizan o despegan del lugar, todavía hay 600 aeronaves privadas o de negocio alojadas en la facilidad en cualquier momento particular, así como 100 diversas empresas en el aeropuerto para ayudar a servir y apoyar a varias necesidades de aviación privada, corporativa y del gobierno.

Desde 2017 varios proyectos importantes de mejoramiento de capital de inquilinos han avanzado exitosamente. Incluyen la terminación de un complejo de aviación de $7.5 millones, 3 acres en Aeroplex/Aerolease Group y otro de $10 millones, una expansión de seis acres en Clay Lacy Aviation. La construcción en la nueva instalación de Jet Aviation ha comenzado recientemente, con el desarrollo en el Parque VNY programado para su finalización este año.

En general, los proyectos de desarrollo de inquilinos se valoran en más de $65 millones.

Los funcionarios de LAWA dicen que la celebración de un gran aniversario está prevista para Octubre, pero que los detalles todavía están en planeación.