M. Terry / El Sol

El superintendente del LAUSD Austin Beutner (derecha) ayuda a la alumna de San Fernando High y ex estudiante culinaria Jessica Hernández a servir la comida preparada para la visita de Beutner al campus.

El Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD), Austin Beutner, visitó varias escuelas en la región para obtener una visión de primera mano de los estudiantes y profesores que regresaban a las aulas el martes, 14 de Agosto. Pero tuvo que hacer una parada específica para su almuerzo: la secundaria San Fernando, que cuenta con uno de los mejores programas culinarios estudiantiles del Distrito.

El Superintendente — que también visitó la escuela primaria Vanalden en Reseda el martes — y sus invitados fueron festejados por la mezcla de los estudiantes culinarios actuales y ex-alumnos que pasaron dos días preparando y creando el menú de los bocadillos Caesar Chicken Club, una ensalada de farro que incluye tomate, apio, cebollas y zanahorias, y galletas de macarrón francesas rematadas con “patas de tigre” hechas de chocolate.

El proyecto fue “un poco estresante” para Lizette Araujo y George Peraza, estudiantes de segundo año de la clase de cocina, que saludaron a Beutner a la entrada de la escuela antes de dirigirse al aula del programa donde se instalaron cuatro mesas para el almuerzo. Pero confiaban en que el equipo había hecho “un muy buen trabajo” en la preparación y presentación de la comida.

Araujo y Peraza están entre los 130 estudiantes en el programa culinario de la escuela. Ellos dijeron que también están trabajando a tiempo parcial después de la escuela, y quieren tener carreras en la industria alimenticia.

“Yo sabía que [la secundaria San Fernando] tenía un programa culinario y yo quería estar en él”, dijo Peraza, de 17 años, que pasa los fines de semana trabajando en el Jonathan Beach Club en Santa Mónica. “Tuve que pelear mi camino en la clase. Todo el mundo quiere estar en él, y hay un límite. Y luego me enteré de C-Cap (las carreras a través del programa de artes culinarias que ofrece becas, entrenamiento y puestos de trabajo), que es bastante suave”.

Araujo, de 17 años, tiene una pasantía pagada en el restaurante Jar de Beverly Hills. Ella ya estaba en el programa antes de que Paraza entrara, y “cuanto más me involucré, fue más asombroso. Encontré mi verdadero amor y pasión. Realmente quiero estar en esta industria”.

Durante su visita de 50 minutos, Beutner — ex –asistente del alcalde de Los Angeles y editor de Los Angeles Times quien fue nombrado Superintendente del LAUS en mayo — recorrió la cocina y escuchó una explicación detallada de la preparación de los alimentos. Ayudó a llenar platos con sándwiches y ensalada.

Luego se sentó y comió con varios estudiantes. Después le dijo a los reunidos en el salón que había trabajado brevemente en un restaurante, “y esas destrezas aprendidas, incluyendo la resolución de problemas y el trabajo en equipo, son cosas que pueden servir a todo el mundo”.

La instructora Tina Hartounian — una maestra de inglés antes de ayudar a revivir el programa culinario estudiantil aquí hace cuatro años — dijo que los actuales y antiguos estudiantes que presentaron la comida habían estado trabajando en el proyecto desde Julio.

“Todo el mundo estaba a cargo”, dijo Hartounian. “Compré los ingredientes pero ellos cocinaron todo. Eso es lo que hacemos, todo el mundo tiene responsabilidades.

“Esta es una prueba de quiénes somos. Les dije a los estudiantes que nos prepararíamos y estaríamos listos. Pero esto no se trata de ‘hacer un show’. Queríamos mostrarles quiénes somos, el corazón de quiénes somos”.

Otras personas que asistieron y disfrutaron del almuerzo incluyeron a la Superintendente del distrito noreste Linda del Cueto, los miembros de la Junta de la Comisión, Mónica García, Kelly Gonez y Nick Melvoin, y la alcaldesa de San Fernando, Sylvia Ballin.