Bob Morales

En la película “La Bamba” de 1987, Bob Morales fue interpretado por Esai Morales como un descuidado, impetuoso, un tanto irresponsable, pero sin embargo cariñoso hermano mayor de Ritchie Valens, el prodigio musical que procedía de Pacoima.

La cinta biográfica contó la historia de cómo un joven que asistió a la escuela intermedia Pacoima y a la escuela secundaria San Fernando se convirtió en un icono del Rock ‘n Roll cuya música todavía suena hoy.

Esai Morales, el actor que interpretó a Bob en la película (sin relación alguna entre ellos) ha dicho que el hombre “contribuyó a una narración honesta de la historia de su hermano y familia, infundiéndole corazón, dolor y profundidad”, como podemos ver en las escenas finales que lo muestran llorando amargamente al saber que Ritchie muere al estrellarse en un avión.

Ahora ese hombre ha ido a reunirse con su hermanito. Bob Morales falleció el pasado fin de semana en San Antonio, Texas. Olivia Morales, su hija, publicó un aviso en Facebook confirmando su muerte.

“En nombre de mí y de mi hermosa mamá Joanie Morales queremos agradecer a todos por sus oraciones y sus vibras positivas. Esta noche nuestro héroe hizo su último viaje al cielo donde se reunió con su hermano Ritchie, su mamá y mi hermano Brandon”, escribió.

“El estaba en casa con su familia amorosa, justo donde quería estar, mi mamá a su lado. Tenemos la fuerza de nuestro creador para que nos guíe a través de este viaje. No hay suficiente gratitud en el mundo para agradecer a mi hermana, sin ti nos perderíamos. 

“Somos tan bendecidos de tener la familia que tenemos, había una abundancia de amor en nuestra casa cuando nuestro rey hizo su viaje. Me gustaría tener suficiente poder mental para ir nombre por nombre y gracias pero sabes quién eres. ¡Te amamos papa, besos para siempre!”.

Después de la muerte de Ritchie en 1959, Bob se volvió en drogadicto y sufrió de depresión. Él también admitió abusar de su novia, Rosie, como se representa en la película.

En una entrevista con Lowrider Network en 2015, Bob dijo que eventualmente consiguió un trabajo en un centro de desintoxicación en Watsonville, California. Durante su tiempo allí, conoció a su esposa Joanie.

En 2012, lo diagnosticaron con el cáncer de próstata y recibió 42 radioterapias en 42 días. Entonces regresó la depresión, según Lowrider Network.

“No tenía ambición ni motivación para hacer nada”, le dijo a Lowrider Network. “El doctor me dijo que bebiera mucha agua para sacar todo de mi sistema. Pasaron unos meses y comencé a sentirme mucho mejor. Cuando volví para las pruebas, la mayoría de mis células cancerosas se habían ido”.

Bob fue diagnosticado con cáncer de próstata en 2012 y se recuperó. Los detalles de su fallecimiento no se conocen en este momento, aunque él tenía ya arriba de los 70 años.

Ritchie Valens Memorial Freeway

Mientras que Bob Morales fue testigo de cómo el talento musical de su hermanito lo llevó a la cúspide del panteón del Rock ‘n Roll de los años 50, y cómo los fanáticos de cada generación desde entonces  han redescubierto sus canciones y los elogios que ha recibido, no va a llegar a ver, o conducir por la Autopista Memorial Ritchie Valens.

La concejal de Los Angeles, Mónica Rodríguez, quien representa el Distrito 7 que abarca Pacoima y otras áreas del noreste del Valle de San Fernando, anunció recientemente que un tramo de 3 millas de la autopista 5, entre la autopista 170 y la autopista 118, será rebautizada como el Ritchie Valens Memorial Freeway. Todavía no se han colocado estos carteles en el lugar, pero eventualmente habrá uno colocado entre las salidas Osborne y Paxton.

Esa parte de la autopista cruza justo a través de Pacoima, hogar de Richard Steven Valenzuela, el chicano pionero del rock cuyo hit de 1958 “La Bamba” lo catapultaron al estrellato musical. 

Según su familia, él era un prodigio de la guitarra autodidacta que fue descubierto mientras todavía estaba en la escuela secundaria y firmó con un pequeño sello discográfico de Hollywood. Actuó como Ritchie Valens a sugerencia de sus productores, quienes consideraban que ese nombre apelaría a una audiencia más amplia y restaría importancia su herencia mexicana.

Sus éxitos incluían “Come On, Let’s Go” y “Donna”, pero fue “La Bamba”, cantada íntegramente en español, que lo cementó entre los más icónicos intérpretes de su tiempo.

Ritchie tenía apenas 17 años de edad cuando murió en un accidente de avión junto con los cantantes Buddy Holly y the Big Bopper (J.P. Richardson) después de un concierto en Iowa en 1959.   

“Ritchie Valens ha sido una fuente de orgullo en nuestra comunidad de Pacoima. Es reflejo de todos los talentos y dones increíbles que tenemos que sólo necesitan ser desatados”, dijo la concejal Rodríguez en la inauguración del cartel de la autopista durante un festival en honor del músico celebrado recientemente en el parque que lleva su nombre en su ciudad natal.

Rodríguez dijo que deberíamos “celebrar a alguien que era un rey increíble en el mundo de la música y ayudó a conectar nuestra comunidad a través de la música” y señaló que Ritchie Valens es “una inspiración para mucha gente”.

Agregó que Ritchie rompió las barreras “como uno de los primeros músicos latinos en hacer el crossover del rock-and-roll. Su música ha sido la banda sonora de generaciones de angelinos y su legado es una fuente de orgullo para nuestra comunidad Pacoima”.  

 La hermana de Valens, Connie Valens, dijo en una declaración.  “Ritchie se convirtió en un icono de rock n’ Roll a la edad de 17 años; no sólo es un pionero del rock ‘n’ roll, sino un modelo a seguir para artistas y jóvenes de todo el mundo”.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *