M. Terry / El Sol

El Procurador de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, ha presentado una demanda civil contra los dueños, operadores y propietarios de dos salones de masaje del Valle de San Fernando que él alegó son bien conocidos por la prostitución.

Los negocios, conocidos como el Blue Moon Relax Spa, se encuentran en Van Nuys y Tarzana. La querella busca órdenes preliminares y permanentes para ambos lugares bajo las leyes de reducción de luz roja y competencia desleal del estado, incluyendo el desalojo de las empresas, evitar que las propiedades sean arrendadas, alquiladas o vendidas a negocios de masaje en el futuro y, si es necesario, clausurar las propiedades durante un año.

“Sostenemos que estos lugares son conocidos por la prostitución, y lo han sido desde hace algún tiempo. Uno está cerca de escuelas, y ambos están cerca de negocios legítimos que atienden a las familias”, dijo Feuer en una conferencia de prensa en el centro de Los Ángeles el martes, 28 de Mayo.

“Estamos buscando una orden judicial. Queremos que estas propiedades se cierren. Queremos responsabilizar a la gente detrás de estos negocios, y eso incluye al arrendador en estas propiedades”.

La demanda nombra a Xiaoxi Ding y Hongshan Wang como CEO y Gerente de Kedi Enterprises, Inc., la corporación detrás de Blue Moon Relax Spa. La querella también nombra a Balowen LLC como propietario y operador del spa en Van Nuys, y Topeka Plaza LLC como propietaria y operadora del spa en Tarzana. Según los registros públicos, el gerente de ambas LLC es el Dr. Isaac Hakim, un dentista de Beverly Hills.

Ambos spas se encuentran en centros comerciales, la ubicación de Van Nuys en el 6817 Balboa Boulevard, y la ubicación de Tarzana en el 18959 Ventura Boulevard. El negocio de Van Nuys fue inaugurado en 2011, y el negocio de Tarzana en 2014.

Según el detective de LAPD Joe Booth, uno de los investigadores, las mujeres que trabajan en los dos negocios son chinas. Dijo que no sabía si estaban en el país ilegalmente.

 

“En los últimos siete años, el LAPD ha llevado a cabo investigaciones de vicio en uno o ambos lugares”, dijo Feuer. “Esas investigaciones han dado lugar a 14 detenciones relacionadas con la prostitución. Según el LAPD, los clientes que han entrado en estos lugares se han encontrado con mujeres… que supuestamente son trabajadoras sexuales con poca o ninguna ropa. Se presentan [a los clientes] para ser seleccionadas”.

Añadió que dos chicos de 16 años habían visitado recientemente la ubicación de Tarzana y supuestamente se les ofrecieron servicios sexuales

Feuer repetidamente enfatizó que la demanda era civil, no criminal, y que ninguno de los negocios había “cerrado voluntariamente”.

“Estamos buscando una orden judicial; aún no hemos obtenido el mandamiento judicial”, dijo Feuer. “Claramente, los operadores y el arrendador están al tanto de las acusaciones asociadas con esta queja. Y cuando se trata de sanciones, la ley bajo la cual hemos traído esta acción permite sanciones que se pueden acumular diariamente. Así que si los operadores siguen funcionando hasta que obtengamos el requerimiento judicial que estamos buscando, podría haber un costo por la continua operación. 

“Y estas son alegaciones en este punto; no hemos probado nada en la corte. Pero usted puede ver que tomamos las acusaciones muy en serio”.

Junto a Feuer en la conferencia de prensa estuvieron los miembros del Concilio de la Ciudad de Los Ángeles Nury Martínez y Bob Blumenfield. El spa de Van Nuys está en el sexto distrito de Martínez, y la sala de masajes de Tarzana se encuentra en el tercer distrito de Blumenfield.

“Es crucial que enjuiciemos a lo malos actores y a los dueños de negocios que operan fuera del cumplimiento, en la máxima medida de la ley. No sólo porque están quebrantando la ley, sino porque es lo correcto de hacer”, dijo Martínez, que señaló que el spa de Van Nuys está “a sólo 50 pies” de camino de escuelas como la secundaria chárter Birmingham Community, Valley Alternative Magnet y la Escuela Intermedia Mulholland.

“Nunca es aceptable pagar, o usar el cuerpo de una mujer, a cambio de sexo. Y es importante que mantengamos a nuestra comunidad a salvo de este tipo de negocios, y cualquier cosa que opere ilegalmente en nuestros vecindarios. Porque nunca está bien que los niños pasen por cualquier tipo de estos negocios en su camino a casa o en su camino a la escuela… También me gustaría enviarle un mensaje a cualquiera que quiera entrar en mi distrito, o cualquier parte de la ciudad, que esté buscando comprar una mujer o una niña para el sexo. Vamos a por ti, te arrestaremos, e irás a la cárcel”, dijo Martínez.

Blumenfield describió el salón de masajes de Tarzana como un “burdel de masaje” que era “básicamente existente a plena vista. Si vas en tu teléfono y miras Yelp, las primeras tres entradas te dicen que están haciendo prostitución; no es realmente una sala de masajes. Y estar tan cerca de las escuelas y de nuestros jóvenes, es inconcebible.”

“Hemos tenido una serie de arrestos en el pasado. Pero esta vez vamos un paso más allá, vamos tras el dueño del negocio y el propietario, y esto no sólo hará una diferencia en librarnos de este lugar, sino que enviará un mensaje importante por toda la ciudad; que no vamos a tolerar el tráfico sexual, no vamos a tolerar este tipo de actividades. Porque queremos tener negocios en nuestra ciudad que prosperen, que son legales, y que no explotan a otros seres humanos”, dijo Blumenfield.

El Fiscal Asistente de Distrito Joe González dijo que las investigaciones de LAPD sobre la sala de masajes de Van Nuys comenzaron en 2012. En 2015 la oficina del procurador de la ciudad tenía ambos negocios bajo investigación, y ambas investigaciones reanudaron este año.

“Para entonces sentimos que teníamos la evidencia necesaria para salir adelante con una acción civil”, dijo González.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *