F. Castro / El Sol

Los Calacas no eran otros que Sergio Rodríguez, su hermano Javier y sus nietos, Tiffany y Sergio, que participaban en la carrera de relevos por primera vez.

La Llorona, ese ser mítico de leyendas latinoamericanas que se dice ahogó a sus hijos en un ataque de ira por un marido infiel, no estaba llorando, sino sudando mientras participaba en la Carrera Individual Día de los Muertos 5K de la ciudad de San Fernando el sábado 2 de Noviembre.

 Y no hubo crujir de huesos cuando una familia de Calacas participó en la Carrera de Relevos.

 Esta y una variedad de Catrinas, Calaveras – desde niños hasta de la tercera edad – fueron vistos en la 6a edición de este evento atlético patrocinado por el hospital Providence Holy Cross que reunió a más de 500 participantes en el Parque Recreation de San Fernando, donde también hubo evento musical y cultural con despliegue de altares en honor a los difuntos.

 La Llorona era Noemi Tovar, de 27 años, que llevaba un vestido indígena mexicano blanco, una cara blanqueada cubierta por un velo y un ramo de flores, rindiendo homenaje a uno de los seres más significativos del folclore de los muertos.

 “Ella (La Llorona) debe ser recordada porque es parte de nuestra cultura”, dijo la maestra de la secundaria San Fernando.

 Esta fue la segunda carrera del Día de los Muertos de Tovar en el mismo número de semanas. Había participado en otra en la Placita Olvera una semana antes, pero reservó el atuendo especial para la carrera de San Fernando, inspirada en la conmemoración del Día de los Muertos, una fecha que señala es muy importante

 “Es el día en que llegamos a recordar a nuestros seres queridos, pero no es para tener miedo o estar triste, sino para recordar la vida de alguien”, dijo la residente de Pacoima.

 Las Calacas no eran otros que Sergio Rodríguez, su hermano Javier y sus nietos, Tiffany y Sergio, que participaban en la Carrera de Relevos por primera vez.

 Sus trajes negros decorados con huesos, corbatín y sombrero de copa acompañaban una calavera pintada en la cara.  

 “Este es el accesorio (acorde) para esta carrera. Tienes que venir de acuerdo con el tema de la carrera”, dijo Sergio.

 Ambos corredores, de 60 y 58 años respectivamente, señalaron que es importante enseñar a sus nietos los beneficios de estar activos.

 “Es bueno para la salud física y mental”, agregó Javier.

 Estos y más de 500 niños, padres y abuelos asistieron a la sexta edición de la Carrera del Día de los Muertos, caminando, trotando o corriendo sobre el pavimento alrededor y dentro del Parque Recreation de San Fernando en una mañana fría que se tornó calurosa con el correr del reloj.

“Ustedes siguen regresando, así que vamos a seguir trayéndola (la carrera)”, dijo al Concejal de San Fernando Robert Gonzales a la multitud antes del comienzo de la carrera individual 5K.

“Estas son personas preocupadas por su salud y estar en buena forma”, dijo el Alcalde Joel Fajardo.

Por su parte, Bruce Klein, CEO de Providence Holy Cross, señaló que la misión del hospital “es ayudar a la comunidad, y no puedo pensar en una mejor manera que patrocinar esta carrera”.

La prueba física se ha convertido en una tradición para varias personas, que regresan año tras año, a menudo mezclando ropa de atletismo con trajes y maquillaje alusivo al Día de los Muertos.

Tal es el caso de un grupo de mujeres – Jackie Henriquez, Ana Carrillo, Elvira Aragón, Tania Mota – que son miembros de los Corredores del Parque Balboa que combinaron tutús con ropa deportiva con decoraciones del Día de los Muertos, así como caras pintadas con calaveras.

“Nos gusta hacer ejercicio, corremos, caminamos”, dijo Carrillo. “El Día de los Muertos es parte de nuestra cultura y una celebración y tenemos que mantenerla viva”.

“Nos encanta venir aquí y todo es sólo por diversión y pasar un buen rato”, agregó.

Pero también es una competencia, y el primer lugar de la carrera individual de este año fue para John Cusick, de 27 años, que cruzó la línea de meta en 16:44 minutos. Entrenador de atletismo en Los Angeles Mission College y la secundaria Northridge Academy, el esbelto Cusick dice que sólo hace un par de carreras de 5K al año, pero participa en 3-6 otras pruebas de atletismo.

Algunos de sus estudiantes siguieron su ejemplo, ocupando el primer lugar en la Carrera de Relevos 5K. Ese equipo estaba formado por Antonio Gutiérrez, Nataly Galicia y Kieran Burmester.

Si bien el foco central del día fueron las carreras individuales y de relevos, los elaborados y coloridos altares establecidos a lo largo de la ruta de atletismo del parque también fueron una parte importante del evento. Después de todo, es una tradición que honra a aquellos que han dejado esta tierra, pero cuyas almas y vidas siguen estando en los corazones de sus seres queridos, que los honran poniendo su comida y bebidas favoritas y recuerdos en una tradición que dice en este día regresan del más allá.

Como dijo “La Llorona” de esta carrera, no hay nada por que llorar, pero mucho por celebrar.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *