'Aferren a su Poder'

Jaino Alvarado, de 15 años, no puede votar todavía, pero sabe que el resultado de la elección de medio termino del 4 de Noviembre podría ser vital para su futuro y el de su madre, una inmigrante hondureña amparada bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS) que espera ansiosamente una reforma migratoria.

“Estoy aferrándome a mi poder”, dice Alvarado en un video colocado en YouTube. “Quiero que esto sea algo grande porque no quiero que ella (mi madre) tenga miedo de salir a las calles y quiero un mejor futuro para ella y para nosotros”, añade, antes de indicar que le pedirá a los padres de sus amigos que se registren para votar y reta a tres personas más a hacer lo mismo.

El video es parte la campaña “Embrace Your Power” (Aférrate a tu Poder), que fue lanzada esta semana en el Centro de Los Angeles por un grupo de jóvenes, algunos de los cuales no tienen edad o no pueden votar por su estatus migratorio, antes de la elección de noviembre.

La campaña busca levantar la participación latina en la elección con la esperanza de mostrar el poder en las urnas y así forzar al Congreso a tomar acción en inmigración.

Los jóvenes activistas detrás de la campaña ya han mostrado su poderío cuando hace un mes ayunaron por una semana en solidaridad con los niños centroamericanos que llegaron a los Estados Unidos escapando de la violencia en sus países de origen.

“Hasta que no nos aferremos a nuestro poder, nuestras comunidades estarán en un segundo plano”, dijo Yamilex Rustrian, una de las jóvenes que ayunó recientemente. “Nuestro mensaje a otros jóvenes es: no te desconectes porque estás disgustado. Sólo hay un camino  seguir: aferrarnos a nuestro poder y votar”, dijo la joven guatemalteca.

“No nomás podemos enojarnos”, agregó Rustrian con respecto al retraso en acción sobre una reforma migratoria. “Tenemos que salir y votar”.

Rustrian, una joven de 19 años que se benefició con la Acción Diferida, llegó al país cuando tenía 7 años luego que su padre, un conductor de autobuses en su país de origen, fue asesinado por pandilleros. Y aunque no puede votar, ella dice que se asegurará de hacer todo en su poder para asegurarse que otros lo hagan.

“Si mis amigos, algunos de ellos pueden votar, los voy a llevar a las urnas para votar”, ella dijo. 

Durante la última elección de medio termino, menos de un tercio de los votantes elegibles llegaron a las urnas. Según la organización no partidista Voto Latino, más de 66 mil latinos cumplen 18 años cada mes, lo que los coloca con un creciente poder e influencia en la dirección del país.

Alejandra Valle, Secretaria Ejecutiva del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios, Trabajadores de Servicio Unidos del Oeste (SEIU-USWW), una de las líderes detrás de la campaña de registro de votantes, dijo que el esfuerzo es diferente al de otros similares debido a su fuerte enfoque en las redes sociales, una herramienta que utilizan mucho los jóvenes.

Los jóvenes activistas están comprometidos a elevar los números de presencia en las urnas a través de una campaña innovadora por medio de internet, redes sociales y mensajes de texto donde se retará a los jóvenes a registrarse y salir a votar. El esfuerzo en Los Angeles es parte de una campaña a nivel estatal en conjunto con la organización Mi Familia Vota que incluye registro de votantes puerta por puerta en Bakersfield, Fresno, Modesto, y Coachella.

Pero también incluye métodos tradicionales para sacar a la gente a las urnas.

“También vamos a ir casa por casa registrando a gente para votar y luego tocando en sus puertas para asegurarnos que las familias vayan a votar en Noviembre”, dijo Valle.

El esfuerzo ya ha tenido resultados.

Los jóvenes activistas registraron casi 100 nuevos votantes esta semana durante el lanzamiento de la campaña cerca de la Placita Olvera, que tuvo lugar en el Día Nacional de Registro de Votantes.

Hay actualmente más de 4.8 millones de votantes registrados en el Condado de Los Angeles, según el sitio web LAVote.net.

RETRASO EN ACCIÓN MIGRATORIA 

Los activistas migratorios están frustrados con la falta de acción en el tema, especialmente después que el Presidente Barack Obama decidió posponer el anuncio de una posible acción ejecutiva hasta después de la elección de Noviembre, aunque había dicho que lo haría antes del final del verano.

Obama tomó esa decisión en parte debido a la presión de candidatos demócratas preocupados de que cualquier acción sobre el controversial tema de inmigración les costaría votos de votantes conservadores. 

A pesar de las críticas, la activista laboral y de derechos civiles, Dolores Huerta, apoya al Presidente Obama en su decisión de retrasar la acción ejecutiva migratoria.

“Tenemos que ver la gran imagen y no quedarnos estancados en decir lo queremos ahora”, dijo ella, en referencia a inmigración. “Hemos estado esperando–somos una comunidad que puede esperar. Y tenemos que tener fe en nuestro Presidente, porque los Republicanos han mostrado lo que tienen entre manos. Sabemos lo que ellos quieren hacer”.

Huerta opina que de haberse tomado acción antes de la elección de Noviembre habría puesto en peligro el control del Senado por los Demócratas, haciendo más difícil que eventualmente haya una reforma migratoria porque los Republicanos no la aprobarán.

Actualmente, los Demócratas ocupan 53 asientos en el Senado y los Republicanos 45. También hay dos independientes que a menudo se unen a los Demócratas. Según The New York Times, los Republicanos tienen un 54 por ciento de oportunidad de ganar la mayoría en el Senado.

Huerta dijo que la Cámara de Representantes controlada por los Republicanos han aprobado un número de leyes que dañan a los inmigrantes, incluyendo una que habría puesto fin al programa de Acción Diferida de Obama que beneficia a jóvenes inmigrantes. 

“Actualmente, ninguna de esas leyes han podido pasar en el Senado porque los Demócratas controlan el Senado”, dijo Huerta. “Si en esta próxima elección perdemos el Senado, todas esas malas leyes que han aprobado en contra de los inmigrantes se convertirán en ley”.

Es por eso que Huerta anima a las personas a salir y votar en Noviembre y no quedarse sentado como forma de protestar el retraso en reforma migratoria por parte del Presidente.

Pero el profesor de Sociología Gonzalo Santos, de la Universidad Estatal de California Bakersfield, no aprueba los argumentos de Huerta en su defensa del Presidente.

“Es puro oportunismo político para él – o cualquier otro Demócrata, incluyendo a la Sra. Huerta- poner los intereses electorales inmediatos del partido antes de las necesidades urgentes de la comunidad, y luego intentar voltear eso al aconsejar más “paciencia'(!), “tener fe en el presidente” (!!) o sacar peligros falsos, como qué pasaría si los Republicanos terminan controlando el Senado”, indicó él en una nota publicada por VOXXI.

“Aparte del hecho que esto podría ocurrir de cualquier manera – y en gran parte por la desilusión de la base del Partido Demócrata por no poderse enfrentar a los Republicanos en tantos temas -, si el GOP termina controlando el Senado por un pequeño margen, el Presidente puede vetar cualquier ley que el Senado o la Cámara de Representantes apruebe atacando los derechos de los inmigrantes o de las mujeres”, agrega Santos en esa nota. 

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *