La Junta del Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD) aprobó un plan que permite a los abogados del Distrito aceptar voluntariamente un número limitado de casos de deportación, sin cargo alguno, que involucren a menores no acompañados que viven en el área que cubre el distrito escolar.

La medida fue aprobada con un voto de 6-1 en la reunión del martes, siendo la representante del Distrito 3 Tamar Galatzan, la única que se opuso a la propuesta. Sin embargo, los otros miembros de la Junta dijeron que esperan que esta acción establezca un precedente no sólo en Los Ángeles pero en el resto del país.

“Esta importante iniciativa responderá a una necesidad urgente en nuestra comunidad”, dijo Steve Zimmer, Vicepresidente de la Junta. “Apoyo mucho a nuestro equipo legal para que ayude voluntariamente a nuestros estudiantes más vulnerables que literalmente no tienen otro lugar donde conseguir asistencia. Las palabras de apoyo no son suficientes en este momento de crisis. Este esfuerzo puede hacer la diferencia en cuanto a que nuestros niños obtengan la justicia que merecen”.

La representante del Distrito 5 Monica García dijo: “El LAUSD continúa liderando con el ejemplo – nuestros estudiantes que se enfrentan a circunstancias más allá de su control ahora pueden enfocarse en su salón de clase en vez de los juzgados. Nuestros abogados, al igual que nuestros trabajadores de cafeterías y maestros, son recursos importantes para ayudar a responder a las  necesidades de nuestros jóvenes y crear un acceso a la justicia, el aprendizaje y los logros. Desafío a otros distritos alrededor del país a que hagan lo mismo”.

Motivados por la meta del Distrito de mantener a los estudiantes en la escuela, esta acción se tomó ante el auge de niños y jóvenes que huyeron de El Salvador, Honduras y Guatemala y viajaron a Estados Unidos el año pasado. De hecho, de los 53,518 menores de edad que la Ofician de Refugiados entregaron a patrocinadores en 2014, casi 3,000 jóvenes residen en el condado de Los Angeles. Niños de hasta 5 años se han registrado en el Distrito Escolar Unificado de Los Angeles, aunque la mayoría de estos alumnos oscilan entre 15 y 17 años.

Se espera que diez abogados del LAUSD se encarguen de estos casos por un promedio de una a tres horas por semana, en alianza con organizaciones no lucrativas que se especializan en este tipo de ley migratoria. Al lidiar con un caso a la vez, los abogados podrán trabajar estas horas luego de sus horarios de trabajo regular o en los fines de semana. Los costos administrativos, que es el único gasto, será mínimo.

Aunque se desconoce el número total de casos de los que se encargarán los abogados del Distrito, actualmente hay 2,962 menores de edad no acompañados, que tienen casos sin representación legal en la Corte de Inmigración de Los Angeles.

Se espera que esta iniciativa empiece en la primavera. Al final del año escolar 2014-15, empleados del Distrito proveerán una evaluación de los resultados ante la Junta del LAUSD.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *