AP

SAN SALVADOR, El Salvador (AP) _ Nayib Bukele, candidato del partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), se proclamó el lunes ganador en las elecciones para gobernar la alcaldía de San Salvador, capital de El Salvador, mientras que su adversario Edwin Zamora reconoció la derrota. 

“Los capitalinos ya hablaron, ya escogieron su alcalde y han escogido el futuro en lugar del pasado”, manifestó Bukele ante sus seguidores reunidos en un hotel de la ciudad. 

“Hemos ganado la alcaldía de San Salvador, hemos escrutado el 94% de las actas y tenemos una diferencia de más de 7.000 votos”, dijo Bukele, un empresario de 33 años con el que la antigua coalición de guerrillas recupera la alcaldía capitalina, en poder de Arena desde 2009. 

Bukele afirmó que con las actas escrutadas “ya la tendencia es irreversible”, aunque falta contar algunas urnas, pero afirmó que “esas vienen de zonas y distritos donde el FMLN ha ganado históricamente, así que la tendencia se va ampliar en lugar de reducirse”. 

Zamora, quien se presentó en un hotel capitalino acompañado por la dirigencia del partido Arena, señaló que “no hay un resultado oficial” debido a los problemas que ha tenido el Tribunal Supremo Electoral y que los datos que tienen son incompletos, pero afirmó que “es suficiente para reconocer que las cifras parciales que tenemos no nos favorecen”. 

Zamora dijo que había llamado por teléfono a Bukele para felicitarlo y para desearle éxito en su gestión de tres años al frente de la ciudad capital, ” y le ofrecí que vamos a trabajar juntos”. 

Bukele presidirá el primer concejo municipal plural en la historia política de El Salvador, y Zamora será uno de sus concejales. 

El candidato arenero resaltó que “los votos de los capitalinos para este servidor no han sido en vano”, y señaló que con los consejos plurales “esos votos de casi la mitad de los población de San Salvador” estarán representados en la gestión de la alcaldía capitalina con los concejales de Arena. 

Al dirigirse a sus seguidores, Zamora reiteró que a partir del 1 de mayo la alcaldía de San Salvador será gobernada por el Frente, pero “lo que se ha ganado como partido es importante y hay que cuidarlo, (porque) Arena va a quedar ratificada como la primera fuerza en la Asamblea Legislativa”. 

Bukele dijo que dejaba atrás la campaña electoral, en la que dijo haber sido blanco de una campaña negativa que incluyó a su familia, y tendió la mano a sus adversarios. 

“Jamás los veremos como enemigos, sino como hermanos salvadoreños”, afirmó. “Nuestros enemigos son la injusticia, la pobreza, la desigualdad, la injusticia social y todos los problemas que tiene nuestra gente, nuestra población”. 

Entretanto, el Tribunal Supremo Electoral canceló el escrutinio preliminar debido a problemas en la divulgación de las actas y al retraso del ingreso de otros resultados, ante lo cual se concentrará en la recolección de las actas para el escrutinio final. 

Ese recuento comenzará el martes de forma manual con las actas originales y con la participación de los representantes de los partidos políticos, la Fiscalía y la Procuraduría General de la República. Los ganadores de las elecciones serán oficiales al concluir el escrutinio definitivo. 

Los salvadoreños acudieron el domingo a las urnas para elegir 84 diputados a la Asamblea Legislativa, 262 consejos municipales y 20 diputados al Parlamento Centroamericano. 

Pero la nueva modalidad de voto cruzado en la elección de diputados provocó que los votantes tuvieran alguna confusión al momento de votar y esta complejidad se trasladó al conteo de los sufragios, por lo que todavía el lunes en algunas urnas seguían contando votos.