Proyecto de Remoción de Sedimento en Presa Pacoima

Después de tres décadas, el Departamento de Obras Públicas del Condado de Los Angeles (DPW) está proponiendo remover millones de yardas cúbicas de sedimento de la Presa Pacoima para poder restaurar la capacidad de almacenamiento de agua y limpiar los canales de flujo en el sitio.

El sedimento es simplemente la tierra que se deslava y fluye hacia la presa y que termina en el fondo de esta.

Sin embargo, los residentes de Sylmar han levantado sus voces diciendo que esto significaría mayores problemas de tráfico en el área cuando cientos de camiones vayan y vuelvan de la presa cargando el sedimento, creando el potencial para que el polvo y partículas de los recientes incendios se esparzan por el área.

“La principal preocupación es lo que se lleve el viento. Luego del Incendio Station, cuando se avivaban los vientos, levantaban las cenizas. Eso es una preocupación porque estamos en un área de fuertes vientos. La tierra que van a remover cuando esta excavación masiva y van a cargar en esos camiones pudiera crear problemas de salud como la fiebre del valle y el asma”, dijo Dan Feinberg, Presidente del Grupo No Lucrativa y Ambientalista CASM (Ciudadanos en Contra de las Minas).

“Y vamos a tener una gran cantidad de camiones que viajen por la autopista 405 y por el bulevar Foothill”, advirtió Feinberg.

La propuesta del DPW requiere que el sedimento sea llevado a zonas en Sun Valley y el basurero Sunshine Canyon. El proyecto empezaría en 2017 luego de un proceso de dos años donde se busca la opinión del público antes que se someta un plan final a la Junta de Supervisores del Condado, que tomarán la decisión final sobre el proyecto.

La Presa Pacoima fue construida en 1929 y ha sido limpiada en siete ocasiones. La última vez, en 1983, se removieron más de un millón de yardas cúbicas de sedimento — ese ha sido el proyecto más grande hasta la fecha.

Esta vez el proyecto es mucho más grande.

El problema actual en la presa se debe en gran parte a los incendios Sayre y Marek en 2008, y el incendio Station en 2009. Cristopher Stone, del DPW, dijo que esos incendios destruyeron el 80% de la vegetación alrededor de la presa. Las tormentas luego llevaron una “enorme cantidad de sedimento hacia la presa”, reduciendo su capacidad de almacenaje de agua y bloqueando casi por completo algunas de sus válvulas de flujo.

Según el DPW, la válvula de escape más baja, que normalmente se utiliza para dejar pasar el sedimento, está debajo de 65 pies de sedimento. Otros 31 pies de sedimento está acumulado en la parte de arriba de la presa.

Stone dijo que si este patrón continúa sin arreglo, afectaría la operación de la presa, bloqueando más válvulas de flujo de agua e impactando la capacidad de agua que pueda almacenarse.

Actualmente, la propuesta requiere la  remoción de 3 millones de yardas cúbicas de sedimento, pero esa cifra podría subir para cuando se lleve a cabo el proceso. Tomaría entre cinco y siete años para que ese proceso se complete. Eso se debe en parte a la gran cantidad de sedimento y el hecho que éste sólo puede removerse durante el verano, dijo Stone.

Los camiones de carga operarían de Mayo a Noviembre. El resto del año se dedica al control de flujos de agua en la presa.

Feinberg, del grupo CASM, estima que si cada camión puede cargar 10 yardas cúbicas, eso significa que el proyecto requeriría hasta 500,000 viajes de camiones. Feinberg también dijo que ellos han propuesto una ruta y un sitio diferente a donde llevar el sedimento que remueva el gobierno del condado. Ese sitio sería en la parte trasera de la presa, en la zona del Bosque Nacional. Asimismo, dice que le han pedido al DPW utilizar camiones a base de gas natural.

Sin embargo, Stone dijo cumplir con este requisito simplemente no es factible ya que no hay suficientes camiones de carga a base de gas natural disponibles. Pero enfatizó que requerirán que todos los camiones cumplan con todas las leyes del medio ambiente.

Feinberg espera que la gente se presente a las reuniones comunitarias de la próxima semana, para que puedan informarse sobre el proyecto y dar su opinión al respecto.

“Una vez que hablen con la comunidad, la comunidad puede mostrar su descontento y ellos pueden cambiar o modificar el proyecto. Cuando los camiones de carga empiecen a pasar, ya será muy tarde para hacer algo”, dijo Feinberg.

Y dice que este será un problema que la comunidad enfrente en el futuro.

“Este problema nunca se elimina. Con el tiempo, se acumulará otra vez el sedimento y vendrán una y otra vez. Ellos no han dado manteniendo y eso volverá a pasar”, dijo Feinberg.

Kerjon Lee, vocero de DPW, indicó que con cualquier proyecto de esta magnitud, “habrá preocupaciones, polvo y ruido” y que estas reuniones permitirán a la gente expresar “cualquier problema que el Departamento tenga que corregir”.

Además dijo que todavía no hay nada escrito y que el plan del proyecto puede cambiar.

Stone enfatizó que “todas las alternativas serán analizadas completamente antes de que se haga una recomendación a la Junta de Supervisores”.

Las reuniones comunitarias se llevarán a cabo el:

Miércoles 25 de Marzo, 2015

06:30 p.m. – 08:30 p.m.

Los Angeles Mission College

Culinary Arts Instituted Bldg.

13356 Eldridge Avenue,

Sylmar, CA 91342

Jueves  26 de Marzo, 2015

6:30 p.m. – 8:30 p.m.

Santa Clarita Valley Senior Center

22900 Market Street,

Santa Clarita, CA 91321

Sábado 28 de Marzo

2015 10:00 a.m. – 12:00 p.m.

Los Angeles Mission College Culinary Arts Instituted Bldg.

13356 Eldridge Avenue

Sylmar, CA 91342

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *