Visita del Papa Deja Una Estela de Esperanza en los Activistas Migratorios

Sandra Zamorano dijo que fue una gran experiencia ir a Washington D.C. y cree que ella y el grupo de activistas pro-inmigrantes y niños nacidos en Estados Unidos de padres indocumentados que fueron a la capital del país para ver al Papa, lograron hacerle llegar su mensaje.

Especialmente después que Sophie Cruz, uno de los miembros del grupo, fue escogida por el Papa Francisco de entre los miles de espectadores esparcidos a lo largo de la ruta hacia el Congreso y la pequeña logró darle una carta pidiéndole que intercediera en favor de aquellos que viven en el país de manera indocumentada, incluyendo sus padres.

“Valió la pena. Todo nuestro trabajo surtió efecto”, dijo Zamorano, quién está casada con un mexicano que enfrenta la deportación y cuyos padres también son indocumentados.

Ella y varios menores fueron a Washington D.C. la semana pasada junto con activistas del grupo pro-inmigrante Hermadad Mexicana de Panorama City esperando poder pedirle al Pontífice su ayuda para convencer al país de que apruebe una reforma migratoria.

Y ellos creen que el Papa si tomó ese mensaje en su corazón.

“Cuando él habló (en el Congreso) sus palabras nos calaron”, dijo Zamorano.

Ella estaba presente en el recinto donde el Sumo Pontífice ofreció un discurso ante una sesión conjunta del Congreso, donde pidió a los legisladores federales tratar a los migrantes de manera “humana y justa”.

“En siglos recientes, millones de personas vinieron a esta tierra en busca del sueño de construir un futuro en libertad”, le dijo el Papa Francisco a los cientos de Congresistas, miembros del Gabinete y los jueces de la Corte Suprema presentes en la Cámara.

“Nosotros, la gente de este continente, no tememos a los extranjeros, porque la mayoría de nosotros alguna vez fuimos extranjero”, agregó Francisco, quien nació en Argentina de padres Italianos. “Les digo esto como un hijo de inmigrantes, sabiendo que muchos de ustedes también son descendientes de inmigrantes”.

IMPACTO

Zamorano dijo que las palabras del Papa calaron en todos y ella ya está viendo su impacto.

“Me sorprendió que (John) Boehner anunciara su renuncia al siguiente día. No creo que solo sea una coincidencia”, dijo.

“Esto nos da esperanza porque él era el líder de la facción que derroto los intentos de una reforma migratoria en el pasado”, añadió.

Aún así, dijo que están esperando para ver si hay más impactos en el tema de reforma migratoria como resultado de la visita del Pontífice.

En Marzo, las cortes deliberarán una vez más sobre DAPA y la extensión de DACA, dos medidas impulsadas por el Presidente Obama para proteger a los padres indocumentados con hijos nacidos en Estados Unidos y aquellos que llegaron al país de niños, pero siguen en un limbo migratorio. Ambos programas están estancados después que 26 estados presentaron una demanda en la corte federal desafiando la autoridad del Presidente para aprobarla y, como ellos alegan, cambiar las leyes migratorias sin consultar primero con el Congreso.

“Si no pasa nada antes de eso, estamos planeando otro viaje a Washington en Marzo. Vamos a seguir luchando”, dijo Zamorano.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *