CHILE

865 niños mueren en organismo dependiente del Estado 

Un informe oficial señaló que un total de 865 niños chilenos murieron en los últimos once años mientras estaban bajo la tutela del Servicio Nacional de Menores, una cifra que supera ampliamente estimaciones de las autoridades de justicia y que ponen en aprietos aún más a ese cuestionado organismo en la nación sudamericana. Solange Huerta, directora de esa institución dependiente del Ministerio de Justicia, dio esas cifras en medio de fuertes cuestionamientos generados desde que se conoció la muerte este año de Lissette, una pequeña de 11 años que murió en abril presuntamente por una mala atención médica de sus cuidadoras. La policía de investigaciones indaga la responsabilidad de dos funcionarias. La titular del Ministerio de Justicia, Javiera Blanco, fue interpelada por un grupo de diputados con la intención de destituirla aunque no reunió los votos necesarios. Blanco había asegurado que los niños y adolescentes fallecidos al cuidado del organismo estatal de menores entre 2005 y mayo de 2016 eran 185. El organismo está en la mira de una comisión de diputados oficialistas y de oposición que reflotaron las malas condiciones en que viven los menores en los hogares del ente estatal o en casas particulares que acogen a niños vulnerables por los que reciben cierta cantidad de dinero, en las que jueces han constatado múltiples deficiencias que van desde falta de personal especializado, de siquiatras, camas, problemas eléctricos constatados por investigaciones de jueces de familia. El mal diagnóstico sobre el funcionamiento del servicio también quedó reflejado en un informe realizado por un grupo de jueces que visitó 298 centros del ente estatal durante el primer semestre de 2016, que constataron deficiencias económicas, de infraestructura, salubridad y falta de personal idóneo para gestionar las residencias. 

 

EL SALVADOR

Reabren el caso por la masacre de El Mozote

Un juez de El Salvador ordenó reabrir la investigación de la masacre de El Mozote, perpetrada por los militares en 1981, que dejó más de 1,000 víctimas y cientos de personas desplazadas. Se explicó que dentro del proceso penal ya se cuenta con los suficientes elementos para establecer razonablemente la existencia de los delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra y, con ello, para el procesamiento de los autores materiales e intelectuales, coautores y cómplices de lo ocurrido con las masacres de El Mozote. La masacre se registró entre el 11 y 13 de diciembre de 1981 en El Mozote, a unos 120 kilómetros al este de la capital salvadoreña, durante una operación del ahora extinto batallón Atlacatl, entrenado en tácticas de contrainsurgencia en Estados Unidos. Los soldados entraron a la zona en busca de las unidades de la guerrilla, pero algunos de ellos mataron a civiles en el lugar. Muchos de los cuerpos de las víctimas fueron tirados en el interior de una iglesia pequeña y luego le prendieron fuego. Un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas, divulgado en 1993 luego de la firma de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a la guerra civil, responsabilizó de la masacre al coronel Domingo Monterrosa, entonces comandante del batallón Atlacatl, así como al jefe de operaciones, coronel Armando Azmitia y a otros seis oficiales, entre capitanes y mayores que no fueron juzgados bajo el amparo de la ley de amnistía promovida por el presidente Alfredo Cristiani (1989-1994) después de divulgarse el documento de la ONU. Monterrosa y Azmitia murieron en la zona de El Mozote el 23 de octubre de 1984, cuando un helicóptero en el que volaban explotó en el aire por una bomba colocada por la guerrilla.

 

MÉXICO

País apelará sanción de FIFA por gritos homofóbicos

México apelará la multa de 30,000 ($30,674) francos suizos que le impuso la FIFA por el comportamiento de sus hinchas durante las eliminatorias mundialistas rumbo a Rusia 2018, anunció el martes Guillermo Cantú, secretario general de la Federación Mexicana de Fútbol. Es la tercera ocasión en los últimos 10 meses que México es sancionado por el organismo rector del fútbol mundial debido al grito denigrante hacia los homosexuales que realizan sus aficionados cada vez que el portero rival realiza un despeje. “Buscaremos explicarles que el grito en México no se hace con la finalidad que FIFA ha interpretado. Ya en el Mundial de Brasil la Comisión Disciplinaria determinó que en el contexto específico el grito no era discriminatorio”, dijo Cantú. México fue castigado en marzo y en mayo por los gritos de sus aficionados durante las eliminatorias de la CONCACAF. Después del primer castigo, los dirigentes del fútbol local lanzaron una campaña publicitaria en la que se pedía a los aficionados no discriminar, aunque no hacía referencia al grito. Después del segundo castigo se lanzó una más en la que varios jugadores advertían que la selección mexicana podría jugar a puerta cerrada si seguían lanzando el grito. Chile recibió esa sanción el martes y su próximo partido de la eliminatoria mundialista en casa lo disputará sin aficionados. En México, los aficionados de casi todos los equipos de primera división lanzan el insulto que hace referencia a la homosexualidad. El grito se originó en partidos de Chivas de Guadalajara y se popularizó en un encuentro entre las selecciones de México y Estados Unidos realizado en esa ciudad por la eliminatoria olímpica para Atenas 2004.

 

URUGUAY

Ex prisionero de Guantánamo radicaliza su protesta 

El ex prisionero de Guantánamo Abu Wa*el Dhiab, en huelga de hambre desde hace casi dos meses, radicalizó esta semana su protesta y dejó de ingerir líquidos en reclamo de que el gobierno uruguayo le permita reunirse con su familia en otro país. El sirio, de 45 años, reclama que lo dejen reunirse en otro país con su familia, que reside en Turquía.  El delegado del gobierno uruguayo para los refugiados de Guantánamo, Christian Mirza, dijo que las negociaciones que Uruguay realiza para encontrar un país que reciba a Dhiab “todavía no han arrojado novedades”. Mirza ha señalado que Turquía, Líbano y Catar se negaron a recibir al ex prisionero. El sirio abandonó Uruguay en julio y reapareció en Caracas donde manifestó su deseo de viajar a Turquía. Tras estar un mes detenido en Venezuela fue deportado por haber ingresado sin realizar los trámites migratorios correspondientes, según la versión del gobierno uruguayo. Uruguay lo recibió en 2014 junto a otros cinco ex prisioneros de la cárcel estadounidense, tres sirios, un tunecino y un palestino. Estados Unidos ha usado su base en Guantánamo desde enero de 2002 para mantener a sospechosos de vínculos con Al Qaeda y el Talibán.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *