Foto Cortesia de Univision Radio

Omar y Argelia hablando conel Director de Comunicaciones de la CSUN.

Por los últimos 13 años, Omar Velasco y Argelia Atilano han sido parte de la radio en español con su programa matutino de lunes a viernes en la estación K-LVE 107.5 FM.

Fue la radio lo que los unió de diferentes maneras.

Más que simples co-presentadores, también se enamoraron y por los últimos nueve años de matrimonio han compartido sus momentos de felicidad, alegría, desafíos y ocurrencias con sus fanáticos.

Es una historia que ahora presentan con más detalle en su primer libro “Amor al Aire”, publicado por Harper Collins, el cual salió a la venta este mes.

“Es nuestra historia desde que empezamos a trabajar juntos hace mas de 13 años aquí en K-LOVE, cómo comenzamos una relación personal, de noviazgo y formamos una familia”, dice Omar de 43 años y quien nació en Jalisco, México antes de arribar en Estados Unidos cuando tenía 15 años.

El vivió en Pacoima y San Fernando, asistió a la secundaria San Fernando y luego por un tiempo en la Universidad Estatal de California, Northridge (CSUN). Ahora viven en Woodland Hills. 

“En el libro en sí nos enfocamos en la pregunta de los radioescuchas de cómo le hacemos para trabajar y mantener una relación personal, que no es algo normal”, dice Omar. 

“Platicamos nuestra historia, no todo es color de rosa. Hemos tenido cosas muy difíciles como pareja. Compartimos anécdotas, como el nacimiento de nuestras hijas”, cuenta el padre de Camila, de 7 años y Anabella de 5. “Como el destino nos fue uniendo”.

“Pensamos que es una historia de amor, inspiración y sobre todo, de agradecimiento a nuestro público que nos han brindado todo su amor y cariño por tantos años. Es de compartir y de gradecer y de regresar un poco de lo que nos han dado”, agregó Omar.

FUNDACIÓN Y BECA

Compartir es una palabra fundamental aquí.

El libro también es un medio para que la pareja recaude fondos para ayudar a la comunidad que les ha dado tanto, dicen ellos. El 100% de las ganancias que genere el libro irán a sus respectivas fundaciones.

Argelia, de 41 años, empezó la suya — la Fundación Argelia Atilano — hace cinco años en su alma matter, la Universidad Loyola Marymount, y desde entonces ha ofrecido becas a al menos una decena de jovencitas, la mayoría del Este de Los Angeles, donde creció.

Ahora es el turno de Omar.

Empezando el año próximo planea ofrecer dos becas de $2,500 cada una a dos estudiantes “Dreamer” de la secundaria San Fernando que asistan a CSUN.

Los “Dreamers” son estudiantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos antes de los 16 años. Este beneficio migratorio lanzado por el Presidente Obama en 2012 les provee un permiso de trabajo y un resguardo de la deportación por dos años. Cada un millón de jóvenes se han beneficiado con el programa.

“Quiero ayudar a estos chicos”, dice Omar, que llegó a Estados Unidos legalmente, pero conoce a personas que no tienen “papeles” y “viven en las sombras”. También conoce en carne propia lo que es aprender un idioma diferente y tener que adaptarse a un nuevo país.

“Todos necesitan ayuda, pero a raíz de todo lo que estamos escuchando en las noticias, el rechazo a la inmigración, la forma en como han hablado de los inmigrantes, la verdad es que los indocumentados llegan a este país buscando una mejor vida”, dice enfáticamente. 

CSUN es la escuela con el mayor número de estudiantes “Dreamer” en la nación y para muchos de ellos, “prácticamente es el único país que conocen, han estado aquí desde niños, en algunos casos ni siquiera hablan español y no saben que son indocumentados hasta que aplican a la universidad y se les dificulta continuar porque los precios (de la educación) suben mucho”, dice Omar de por qué quería enfocarse en estos estudiantes en particular.

“Quiero que los muchachos no se sientan solos, que sepan que hay personas que queremos ayudarlos, yo quiero expresarles mi apoyo, que no se rindan, que no detengan sus sueños porque no tienen un papel. Abemos muchas personas que quieren darles la voz que no tienen”, es su mensaje para estos estudiantes.

Los requisitos para solicitar la beca del Fondo de Becas Dreamer Omar Velasco son similares a la mayoría de becas: habrá que escribir un ensayo sobre sus experiencias de vida y obviamente haberse graduado de la secundaria San Fernando.

Omar dice que dejará la decisión de quién reciba la beca a un comité especial en CSUN.

En ese respecto es algo diferente a Argelia, quien sí lee algunos de las solicitudes de su beca, que tiene una contribución equitativa del 3×1 por parte de LMU. Esa beca solo beneficia a jovencitas.

Omar dice que, en parte, se inspiró en el compromiso de su esposa a esta causa para lanzar su beca.

VIVIR Y TRABAJAR JUNTOS

La inspiración mutua es uno de los lazos en su relación, que ha sido pública por casi una década.

En casa son madre y padre y colegas en la estación de radio, con obligaciones múltiples aparte.

Coordinan sus semanas para asegurarse que puedan ir a recoger a sus niñas a la escuela y dependen de la madre de Argelia — Mariana Atilana — para cuidarles cuando sus compromisos no se lo permite.

Pero estar junto 24 horas al día “podría ser peligroso”, admite Argelia y se dan tiempo para “limpiar el aire” y “poder respirar”.

Lo logran en parte manejando por separando.

“Hemos descubierto que manejar juntos no nos funciona”, dice Argelia, y añade que eso podría generar “roces” en la casa o la estación.

Manejar por separado también les da tiempo para atender a sus pasatiempos y para tener tiempo personal.

A Argelia le gusta ejercitarse. Tiene sesiones de Pilates dos veces a la semana “donde saco todo mi coraje”, dice.

También dice que para ella ir al supermercado es “terapéutico” porque es muy selectiva con los productos con los que alimenta a su familia y le ayuda a mantener el colesterol de Omar bajo control.

Cada mes se mima con un masaje y un fácil, por el cual paga por adelantado para asegurarse de ir También disfruta teniendo almuerzos con amigas y colegas de la radio. Además que está involucrada en eventos comunitarios como moderadora en paneles y maestra de ceremonia.

Omar dice que no le gusta hacer mucho ejercicio y le gusta pasar su tiempo libre viendo películas o en casa.

Y aunque comparten mucho de sus vidas con la gente que escucha su programa de 6 a.m. a 10 a.m. todos los días, algo que Argelia describe como “un show de realidad por la radio”, hay cosas que prefieren dejar para sí mismos y para su vida de pareja.

“Uno decide lo que comparte”, dice Omar.

Pero es esa dinámica lo que la gente espera de ellos.

El libro y sus fundaciones son una extensión de eso.

Se trata de regresar un poco a la gente, inspirarlos y compartir con ellos.

Su libro, Amor Al Aire, se puede comprar en www.AmoralAire.com, Amazon, Barnes and Noble, Northgate supermarkets, Target y Walmart. Se vende por $13.99.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *