Santa Clause

Hace unos años, recuerdo a una mujer cristiana quejándose de que Santa Claus ha ganado un papel más prominente durante la temporada de Navidad que el niño Jesús. Argumentó que esto era una señal de que “nosotros” hemos permitido que el secularismo – y tal vez incluso el paganismo – se adentrara en la tradición navideña. ¿De verdad?

Entonces, ¿Quién es Santa Claus? ¿No es sólo un hombre alegre ficticio para hacernos sentir felices durante la oscuridad de Diciembre? La verdad es que no. Hubo realmente una figura histórica, sobre la cual se basa el “Papá Noel”.

Nikolas de Myra era un obispo del siglo IV en la Iglesia Católica de Asia Menor (hoy en día Demre, Turquía). Nació el 15 de marzo de 270, en Pataya, Licia, en Asia Menor, lo que ahora es Turquía. En ese entonces, sin embargo, el área era culturalmente griega, y políticamente era parte de la diócesis romana de Asia. Él era el único hijo de padres griegos ricos, que ambos murieron en una epidemia cuando Nicolas era joven. Nicolás heredó mucho de sus padres, y luego fue criado por su tío (también llamado Nicolás), que era un obispo de Patara, y que entrenó al joven Nicolás en el sacerdocio.

Se dice que Nicolás era religioso desde muy joven, y siempre ayunaba los miércoles y los viernes.

Debido a sus creencias profundas, fue perseguido por los romanos y fue encarcelado durante la persecución de Diocleciano.

En caso de que usted nunca oyó hablar de la “persecución de Diocleciano,” fue una de las persecuciones contra cristianos más severo del imperio romano, simplemente porque eran cristianos. También fue conocida como la “gran persecución”. En 303, cuatro emperadores emitieron una serie de leyes dictatoriales que esencialmente removían cualquier derecho legal a los cristianos. Los edictos exigían que los cristianos cumplieran con las prácticas tradicionales “religiosas” romanas, lo que significaba hacer sacrificios a los diversos dioses romanos. La implementación de estas leyes era más débil en las colonias británicas donde el imperio tenía el menor dominio, y el más severo en las provincias orientales, donde vivía Nicolás.

Ya que Nicolás se negó a adorar a los dioses romanos, fue encarcelado y sufrió penurias, hambre y frío durante cerca de 5 años. Entonces llegó al poder Constantino, un hombre que “cristianizó” el imperio romano. Nominalmente se convirtió en cristiano, y terminó las persecuciones en 313, y Nicolás fue liberado. Constantino es conocido por “cristianizar” el imperio romano, y renombrar todos los Mythraic y las llamadas celebraciones “paganas” para que ahora pudieran ser consideradas como días de fiesta cristianos.

Poco después de su regreso a su patria en 317 A.D., Nicolás se convirtió en Obispo de Myra.

Más tarde fue invitado a asistir al Primer Concilio de Nicea en 325, el famoso concilio donde se determinó gran parte del dogma moderno de la iglesia católica. Nicolás de Myra era uno de muchos obispos que participó en el Consejo ante la petición de Constantino. Está en la lista como el asistente número 151 en el Concejo.

En el Consejo, Nicolás era un acérrimo anti-Ariano. Arius de Alejandría tenía la posición de que el hijo de Dios no existió, sino que fue creado por el padre. Nicolás no estaba de acuerdo con Arius, y defendió el punto de vista ortodoxo cristiano en desarrollo. Según las historias contadas, ¡Nicolás se enojó tanto con Arius que le pegó en la cara! ¿De verdad? ¿Papá Noel golpeó a un compañero eclesiástico? 

De vuelta en su tierra natal, Nicolás desarrolló la reputación de ser un obispo generoso. Heredó la riqueza de sus padres, y a veces le daba oro y otros objetos de valor a los necesitados. En un caso, se dice que Nicolás arrojó una bolsa de monedas de oro en el patio de una familia necesitada, anónimamente. Los que escribieron sobre Nicolás dijeron que él era un hombre humilde, y no quería ser visto dándole dinero a la gente, así que lo hizo en secreto. Él era tan famoso por querer dar tales regalos en privado cuando viajaba por el campo, que se les dijo a los niños que se fueran a dormir rápidamente o que Nicolás no vendría con los regalos. Esto, aparentemente, es el origen de decirle a los niños que se vayan a dormir o que Santa Claus no vendrá.

En una historia, aparentemente se coló en la casa de una familia donde las tres hijas de un pobre hombre estaban a punto de casarse. Nicolás puso un poco de oro en las medias que las chicas dejaron cerca del fuego para secar. Esto, al parecer, es el origen de colgar las medias en la víspera de Navidad. Nicolás también era bien conocido por los regalos que dio a las parejas recién casadas durante la ya establecida temporada navideña.

Y así va. Nicolás era un hombre complejo, parte de la nueva tradición católica que celebró el nacimiento de Jesús en el ya observado solsticio de invierno. (Los primeros judeo-cristianos no celebraban el nacimiento de Jesús, una fecha que se ha perdido en la historia. Algunos historiadores argumentan que el nacimiento de Jesús ocurrió en mayo o septiembre, pero todo el mundo está de acuerdo en que no fue el 25 de Diciembre.)

Nicolás murió el 6 de Diciembre de 343, que se conoce hoy como el “Día de San Nicolás”. A su muerte, fue enterrado en la Catedral de Myra. Es venerado como un Santo en la mayoría de las sectas del cristianismo y es especialmente honrado en la Iglesia Ortodoxa Oriental.

Para el año 450, las iglesias en Grecia y Asia Menor eran nombradas en honor a Nicolás. Fue oficialmente honrado como un Santo por la Iglesia Católica Oriental en 800. El 6 de Diciembre comenzó a ser celebrado como el Día de Nicolás en Francia por el año 1200.

A medida que pasaba el tiempo, cuando alguien recibía un regalo misterioso, a menudo se atribuía a San Nicolás, lo que ayudó a acrecentar su mitología.

Los holandeses llamaban a San Nicolás “SinterKlass”, que es la manera más probable en que el nombre de San Nicolás se desarrolló gradualmente en “Santa Claus”. A lo largo del camino, se le dio a San Nicolás algunos de los atributos de Odin, el dios nórdico, que podía viajar a través del cielo y que tenía un hogar secreto en algún lugar alrededor del Polo Norte. Cuando piensas en ello, incluso la historia de Superman tomó algo de Odin. ¿Recuerdan cómo Superman a veces va a una caverna secreta en los terrenos congelados del norte y conversa con sus antepasados a través de los cristales de hielo?

La imagen continuó desarrollándose a través de los años, y fue la compañía Coco Cola la que le dio al mundo un San Nicolás/Santa Claus regordete en los anuncios de mediados del siglo 20. Allí empezamos a ver al hombre barbudo y gordo en el traje rojo.

Hoy en día, el hombre que se ve en el centro comercial es la condensación moderna del hecho y el mito, encarnando la generosidad de un obispo católico, la buena voluntad de todos los que dieron regalos en su lugar, y los fragmentos de la mitología de Odin. Y me sentía muy bien por eso, pensando que el centro comercial es por lo menos el último lugar donde puedes ir y tomarte una foto gratis con Santa – excepto, en la mayoría de los centros comerciales en estos días, ¡no se puede! Sí, niños, incluso Santa tiene que ganarse la vida. 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *