¿Sabía que 1 de cada 3 adultos estadounidenses está en riesgo de contraer una enfermedad renal? Los principales factores de riesgo de la enfermedad renal incluyen diabetes, presión arterial alta, antecedentes familiares de insuficiencia renal y tener 60 años o más.

La mejor forma de combatir la enfermedad renal es encontrarla antes de que comiencen los problemas. Pero si ya ha sido diagnosticado, Medicare puede ayudarle a tomar decisiones informadas sobre su atención médica.

Los riñones son dos órganos en forma de frijol. Cada riñón es aproximadamente del tamaño de un puño. Sus riñones filtran agua y desechos de su sangre y producen orina. La enfermedad renal significa que sus riñones están dañados y no pueden filtrar la sangre como deberían.

Si experimenta insuficiencia renal, los tratamientos incluyen diálisis o trasplante de riñón. Otros problemas renales incluyen daño renal agudo, quistes renales, cálculos renales e infecciones renales.

Si padece de una enfermedad renal crónica en Etapa IV que por lo general requiere diálisis o un trasplante de riñón, Medicare cubre hasta 6 sesiones educativas sobre la enfermedad renal que le enseñan a cuidar de la mejor manera posible sus órganos. Los temas incluyen cómo prevenir complicaciones de la enfermedad renal, qué comer y beber, y qué opciones tiene si sus riñones empeoran, como la diálisis y los trasplantes de riñón.

Aquí hay más información sobre cómo Medicare cubre la diálisis y los trasplantes: https://www.medicare.gov/Pubs/pdf/10128-Medicare-Coverage-ESRD.pdf

Si usted o un ser querido tiene problemas renales avanzados que requieren diálisis, a menudo conocida como Enfermedad Renal en Etapa Terminal (ESRD, por sus siglas en inglés), encontrar la atención médica adecuada puede ser difícil.

Los centros de diálisis pueden variar en la calidad de la atención y los servicios que brindan, por lo que es importante comprender las diferencias en los centros de diálisis en su área antes de decidir a dónde ir para recibir atención. Si ya está en diálisis, también es importante comprender la calidad de la atención que brinda su centro de diálisis.

El sitio web de comparación de instalaciones de diálisis de Medicare (https://www.medicare.gov/dialysisfacilitycompare) está disponible en inglés y español y le permite buscar fácilmente centros de diálisis, compararlos y encontrar el más adecuado para usted. También puede ver cómo respondieron los pacientes de diálisis a las preguntas de la encuesta sobre su centro de diálisis, su médico de riñón y el personal del centro.

El sitio Comparación de Centros de Diálisis le brinda información sobre más de 6,500 centros en todo el país. El sitio web asigna a cada instalación de una a cinco estrellas, según la calidad de su atención al paciente. Cinco estrellas es la calificación más alta.

El servicio Comparación de Centros de Diálisis es una de las muchas fuentes de información que puede usar para decidir dónde obtener la diálisis. Cuando busque un centro de diálisis que sea adecuado para usted, hable con su médico y el personal del centro de diálisis sobre lo que significa esta información y cómo puede usarla para tomar decisiones sobre la atención médica.

Usted puede proteger sus riñones al prevenir o controlar problemas de salud que causan daño renal, como la diabetes y la presión arterial alta. Los pasos que se describen a continuación pueden ayudar a mantener su cuerpo sano, incluyendo los riñones.

Durante su próxima visita médica, debería consultar con su proveedor de atención médica sobre la salud de sus riñones. La enfermedad renal temprana puede no tener ningún síntoma, por lo que hacerse la prueba puede ser la única forma de saber que sus riñones están sanos. Su proveedor de atención médica le ayudará a decidir con qué frecuencia debe hacerse la prueba.

Consulte a un proveedor de inmediato si desarrolla una infección del tracto urinario (ITU), que puede causar daño renal si no se trata.

Elija alimentos que sean saludables para su corazón y para todo su cuerpo: frutas frescas, vegetales frescos o congelados, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa o sin grasa. Coma comidas saludables y reduzca la cantidad de sal y azúcares agregados. Intente consumir menos de 2,300 miligramos de sodio por día. Intente que menos del 10 por ciento de sus calorías diarias provengan de azúcares agregados.

El Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales ofrece consejos sobre cómo elegir alimentos saludables y estilos de vida aquí: https://www.niddk.nih.gov/health-information/kidney-disease/chronic-kidney-disease-ckd/prevention

Greg Dill es el administrador regional de Medicare para Arizona, California, Hawái, Nevada y los Territorios del Pacífico. Puede obtener respuestas a sus preguntas sobre Medicare llamando al 1-800-MEDICARE (1-800-633-4227).