A. Garcia / El Sol

El representante Tony Cárdenas felicita a Luz Riva (chaqueta blanca) por su éxito en la carrera primaria del 5 de junio para la Asamblea estatal.

“Ahora, vayamos a Sacramento”, proclamó Luz Rivas el martes 5 de Junio al final de su discurso en la sala de banquetes Casa Torres en la ciudad de San Fernando, donde se reunió con sus aliados políticos y simpatizantes tras la victoria en la elección primaria.

De hecho, la mujer de 43 años de edad se dirige a Sacramento la próxima semana para hacerse cargo del asiento dejado vacante después de que Raúl Bocanegra dimitió el año pasado como titular del Distrito 39 de la Asamblea después que surgieran acusaciones de acoso sexual por parte de varias mujeres.

 “Me siento bien”, dijo Rivas sobre ganar la segunda ronda después de una sorprendente demostración por parte del republicano Ricardo Benítez en la elección especial de Abril.

“La comunidad realmente creyó en mí”, agregó Rivas después de conseguir 70% (20,598 votos) contra el 30% (8,926 votos) de Benítez.

“(Para la elección de tiempo corto), entre yo y Ricardo, gané en grande. Siento que vamos a repetir esto en noviembre y seré la próxima asambleísta”, dijo Rivas, quien recibió el apoyo del Congresista Tony Cárdenas, y los miembros del Concejo Municipal de Los Angeles Monica Rodríguez y Nury Martínez, así como del Secretario del Estado de California Alex Padilla y el Alcalde de Los Angeles Eric Garcetti.

“Estoy tratando esta elección como si fuera de término completo. Creo que esto es lo que la comunidad necesita y creo que voy a ser la asambleísta para el término completo”, agregó Rivas.

Rumbo a Sacramento.. Por Ahora Rivas será juramentada la próxima semana en Sacramento, donde pasará el próximo mes.

La sesión legislativa ya casi ha terminado, por lo que ella no va a presentar ninguna legislación, pero dijo “hay algunos artículos del presupuesto” en los que puede opinar.

“Hay algo de dinero que vamos a votar la próxima semana para proyectos de infraestructura, parques, carreteras, el Discovery Cube está esperando un poco de dinero para ofrecer más programas”, señaló.

“Hay un par de cosas que afectan a esta área y no había un representante y quiero asegurarme de que se obtengan a través del presupuesto la próxima semana”, agregó la ingeniera que fundó DIY Girls, una agencia sin fines de lucro con base en Pacoima que promueve la educación sobre la ciencia y la tecnología para las estudiantes del cuarto al grado doce.

Las próximas elecciones

Pero Rivas y Benítez no han terminado de luchar por este distrito, que cubre North Hollywood, Mission Hills, Sylmar, Arleta y Lake View Terrace.

El martes, los votantes en el Distrito 39 de la Asamblea tuvieron que votar dos veces por el mismo escaño. Uno para llenar el período restante del término inconcluso de Bocanegra y otro para el término completo a partir del año próximo.

Rivas – que creció en el noreste del Valle y vive en North Hollywood, sirvió en la Comisión de Obras Públicas de la ciudad de Los Angeles antes de renunciar para postularse para la Asamblea – ganó la primera ronda esta semana, pero se enfrentará nuevamente a Benítez en las elecciones generales del 6 de Noviembre para el próximo término completo.

En esta elección, Rivas logró la cima con el 42% de los votos (12,908), pero Benítez recibió el 26% (7.860) y la ex asambleísta Patty López – la ex jefa de Benítez – obtuvo el 15% (4,664 sufragios).  Si nadie obtiene más del 50% de los votos, hay una segunda vuelta.

“La última vez estuve (sorprendida de que Benítez llegó a la segunda ronda). Muestra que los republicanos están saliendo y todos están votando por él”, dijo Rivas el martes por la noche. “Pensé que serían dos demócratas.

“Hay un montón de republicanos que salen porque tenemos una contienda por gobernador. Esta vez no me sorprendí demasiado. Creo que los republicanos están votando más”, señaló.

Rivas dijo que la estrategia para su cuarta elección este año será la misma que antes, “llamando a las puertas, haciendo llamadas, asegurándome de que la gente me conoce. Esta será la cuarta elección este año. Ahora mi equipo sabe qué hacer. Somos una máquina que está lista para trabajar”, dijo.

Por su parte, Benítez también dijo sentirse “bien” con los resultados y que la campaña va bien.

“Lo único que se necesita es más involucramiento de la gente, pero creo que se puede hacer”, dijo el único republicano en la contienda, quien tiene un negocio y dos veces antes se postuló para la legislatura del estado, perdiendo en la elección general 2016 por el distrito 18 del Senado.

Benítez dice que está trabajando para que California vuelva a ser lo que fue, ayudando a las empresas y a la clase media, reduciendo los impuestos y agregando puestos de trabajo.

“Se ve la necesidad y el deseo de cambio de la gente”, agregó en una entrevista telefónica en español, su idioma natal y en el que definitivamente está más cómodo.

Nacido en el Salvador hace 60 años, Benítez llegó a los Estados Unidos en 1975 como millones de otros inmigrantes: de manera indocumentada.

“Caminé por la Garita de San Ysidro y le dije al oficial que iba a la tienda para comprar algo”, recordó.

Contaba entonces con 17 años y no tenía una familia esperándolo aquí en Los Angeles.

“Una familia mexicana me ayudó a establecerme”, dijo.

Benítez dijo que se convirtió en ciudadano de los Estados Unidos en 1980 y lo considera su país.

Asistió a la preparatoria Glendale y posteriormente al Colegio Comunitario Glendale donde obtuvo la certificación como fotógrafo. Trabajó en eso pero no le gustó. Regresó a la escuela para una certificación en fontanería y electricidad. Ahora tiene dos licencias en estas profesiones.

“En este país, si las buscas, las oportunidades aparecen”, dice.

El padre de cinco hijos agregó que es un republicano porque no quiere “ser un número” como los demócratas tratan a sus miembros.

“Los republicanos son más serios, honestos”, dice. “Ellos no te ven como un número.”

Benítez sabe que está en contra de una campaña formidable y entiende los desafíos.

En esta segunda ronda en la lucha por el distrito 39, sólo invirtió $500 en algunos volantes de puertas, contra los miles de dólares que Rivas y sus simpatizantes gastaron en volantes y otros materiales de campaña.

“Corrí mi campaña con todo lo que me quedó de las elecciones pasadas”, dijo Benítez.

Por eso dice que Rivas no es el “candidato del pueblo”.

“Ella está por los grandes intereses”, dijo Benítez. “Mi único apoyo es la gente.”

También dice que tiene más experiencia que Rivas debido a su anterior trabajo en la Asamblea bajo López.

“Esta muchacha no tiene experiencia. La han puesto allí y la van a defender. Pero ella no es más que una marioneta de la gran máquina política”, dijo Benítez.

Lo único es que él simplemente no tiene el dinero para competir con esos intereses que apoyan a Rivas, añade.

En los próximos meses de campaña planea seguir haciendo lo que ha estado haciendo.

“Desafortunadamente, la gente sólo va por los papeles que reciben en su casa. No sabemos cómo elegir a nuestros candidatos”, se quedó.

Pero seguirá luchando.

“La lucha es lo que te da la victoria”, dijo.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *