Funcionarios Estatales del Tren de Alta Velocidad Revelan su Elección Para la Tuta de Burbank-Palmdale

Los funcionarios de la Autoridad del Ferrocarril de Alta Velocidad (HSRA) anunciaron su opción recomendada para la ruta de 38 millas que conectaría las estaciones propuestas de Burbank y Palmdale para el proyecto del tren bala que viajaría desde San Francisco al sur de California.

Michelle Boehm, Directora Regional del Sur de California, dijo que los planificadores están recomendando la “ruta refinada SR 14” que, si se construye, comenzaría en Palmdale, incluiría cinco túneles que totalizan aproximadamente 24 millas que irían por debajo de las Montañas San Gabriel, el Bosque Nacional Angeles, Sylmar y la mayor parte de Pacoima antes de emerger cerca de la Calle Branford en el área industrial de Pacoima. Entonces viajaría en los rieles ferroviarios existentes sobre el terrano antes de llegar en la estación del Aeropuerto de Burbank.

Una ruta anterior que habría pasado por la Ciudad de San Fernando fue eliminada.

“La sección del proyecto Palmdale-to-Burbank es una pieza de las 800 millas, del sistema de rieles totalmente eléctrico y de alta velocidad que se está planeando para el estado de California,” Boehm dijo el miércoles 19 de Septiembre, durante una presentación de 20 minutos que fue transmitida por Internet y se escuchó a través de llamadas telefónicas.

“Esta es una conexión crítica en la cuenca de Los Angeles, y hemos estado, en el transcurso de los últimos años, conversando sobre la mejor ruta que podríamos seleccionar para hacer esa conexión importante. Este no es el paso final ni la decisión final. Todavía tenemos un número de pasos por recorrer”.

Boehm dijo que los planificadores estarían celebrando reuniones la próxima semana en las ciudades y comunidades afectadas por el anuncio para seguir explicando y esbozando la decisión y su impacto. Habrá una sesión en el Angeles National Gold Club el lunes 24 de Septiembre para escuchar a los residentes de las comunidades de Lake View Terrance, Shadow Hills y Tujunga, y el Centro de Recreación Hubert H. Humphrey en Pacoima el 26 de Septiembre para escuchar a personas que viven en Pacoima y el noreste del Valle.

“Queríamos asegurarnos de que todas las comunidades que han estado siguiendo este proyecto tengan la oportunidad de escuchar lo que hoy sabemos sobre el proyecto al mismo tiempo”, dijo Boehm.

 “Hemos puesto mucho tiempo y esfuerzo y análisis en el proyecto. Sabemos que esta ruta tiene diferentes impactos en diferentes comunidades. Sabemos que ninguna ruta es perfecta. Pero en este momento, esta ruta tiene la mayor oportunidad de alcanzar el mejor equilibrio”.

Dijo que una presentación similar sería hecha a la Junta de HSRA en unas pocas semanas “para que podamos compartir con ellos la información sobre el estudio conceptual que hemos emprendido”. Después de recibir retroalimentación y dirección de la Junta Directiva, Boehm dijo que el proyecto de documentos de impacto ambiental sería preparado y dado a conocer al público “para comentar y conversar, en nuestro camino hacia un documento medioambiental final”.

Ese documento final está programado para ser completado dos años a partir de hoy, dijo Boehm, “así que todavía hay una conversación vibrante que va a suceder sobre la selección de la ruta”.

La reacción al anuncio de la autoridad fue rápida y crítica.

El residente de Shadow Hills, Dave de Pinto, un miembro activo de la organización Save Angeles Forest For Everyone (SAFE) no se sorprendió por el anuncio. Para él y muchos de los miembros de la comunidad que han testificado en reuniones públicas en los últimos años, “la autoridad de trenes de alta velocidad de California está haciendo lo que mejor hace, ignorando y faltando el respeto a nuestros residentes, empresas, líderes comunitarios y funcionarios electos” . 

A pesar de las promesas anteriores para comentarios públicos, De Pinto dijo,  “ellos (HSRA) procedieron a anunciar prematuramente su alternativa preferida entre las rutas SR14, E1 y E2. Esto después de prometernos a nosotros y a nuestros funcionarios electos que celebrarían una reunión de la Junta en el Valle de San Fernando antes de este gran paso”“.

Los miembros de su grupo creen que HSRA tenía miedo de oírlos. La organización ha investigado cuidadosamente las propuestas de la Agencia y ha señalado el grave impacto que tiene para el medio ambiente y el desplazamiento de los propietarios de viviendas. Los miembros de SAFE han estado activos en unirse con los residentes de Pacoima, Sylmar y San Fernando para oponerse al proyecto.  

“Tenían miedo de enfrentarnos”, dijo De Pinto, “Tenían miedo de hacer una declaración tan convincente en tal reunión que habría un mandato para eliminar cada una de las rutas existentes. Eso añadiría tiempo y dinero a sus planes, por lo tanto, incumplieron sus promesas y están forzando este asunto hacia adelante con cero aportes públicos desde Marzo de 2016.

“No dijeron la verdad y no honraron su compromiso claramente declarado en una reunión de la Junta en el Centro de Los Angeles celebrada en abril de este año”.

De Pinto y otros opositores creen que el HSRA quiere moverse rápidamente y conseguir que el proyecto se mueva lo más lejos posible antes de que el Gobernador Jerry Brown deje el cargo sin importar cuánto costará a los contribuyentes.  

“Realmente no quieren saber lo que pensamos y nunca lo hicieron, así que es la manera más rápida de moverse”, dijo De Pinto.

Los residentes también sostienen que sus funcionarios electos no empujaron lo suficientemente fuerte como para oponerse al proyecto y en el caso de los residentes de Shadow Hills, se quedaron sin un representante cuando el concejal Felipe fuentes desocupó su escaño por completo.

Él dijo que los residentes fueron dejados para defenderse por sí mismos y pidieron una ruta alternativa adecuada que se ocuparía de sus preocupaciones, pero ellos creen que han sido ignorados para que el Gobernador Brown pueda tener su “proyecto de vanidad”. Prosiguió su argumento con los siguientes puntos:

. “Tienen importantes problemas financieros y de gestión, por lo que la amenaza seguirá siendo cualquier decisión que hagan. Mientras que parece que se llenan en general, se necesitará mucho más tiempo y el estrés en nuestro Valle antes de que ocurra”.

.“No presentaron una alternativa adecuada a nuestras comunidades en más de cuatro años a pesar de miles y miles de voces comunitarias hablando”.

.“Su elección podría cambiar por razones financieras, medioambientales o técnicas en cualquier momento en las próximas décadas. La alternativa no preferida no se elimina ni elimina; sigue siendo objeto de estudio y sigue siendo una amenaza”.

.“El proyecto devastará cualquier comunidad que esté más cerca de la alternativa preferida. Eso significa que los vecinos van a ser dañados de una manera u otra”.

.“El noreste del Valle de San Fernando, en general, será un gran perdedor neto durante las fases de construcción y operaciones – experimentaremos poco o nada de beneficios económicos, de transporte o ambiente. Tendremos más ruido, aire más sucio, deterioro visual, riesgos de seguridad, congestión de tráfico, riesgo para la vida silvestre, riesgo para los senderos ecuestres, dominio eminente de cientos de hogares y negocios, y mucho más”

.“Cualquier elección que hagan deja a nuestro Bosque Nacional Angeles expuesto a túneles y otros impactos importantes de construcción y operación. Las únicas rutas que quedaron dañan enormemente el bosque. No hay alternativa totalmente tunelizada y no hay alternativa no forestal”.

.“Las opciones que han dejado son muy, muy caras, riesgosas para el medio ambiente y dañinas, y tardarán décadas en implementarse, por lo que la amenaza no desaparece”.

.“Sus dólares de impuestos continuarán siendo gastados a una tasa de casi $3 millones por día en apoyo de este despilfarro”.

De Pinto agregó “tenemos gente en toda esta área, algunos se sienten aliviados, otros están exuberantes, pero todos están frustrados de que la amenaza permanezca. Con este anuncio, algunas personas cuyas casas, negocios y animales se vieron amenazadas por un dominio inminente y ya no están bajo el arma sienten algún alivio. Sin embargo, muchos permanecen bajo la nube de este proyecto”.

Agregó que HSRA no ha trabajado con los residentes desde principios de 2016, y el HSRA está gastando más de $3 millones al día. Las últimas estimaciones tienen el proyecto sobre presupuesto por $60 mil millones.

Muchos residentes han dicho que los costos actuales “no son los que hemos votado”.

“Debe ser un crimen que permanezcamos amenazados por un proyecto tan mal concebido, malgestionado, sobre presupuesto y motivado por la política, que probablemente nunca se materializará”.

 

¿QUÉ PIENSA USTED?

Escriba una carta al editor. Envíe sus ideas al El Sol: 601 S. Brand Blvd. #202, San Fernando, CA 91340; correo electrónico: editor@sanfernandosun.com.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *