F. Castro/ El Sol

Si los ve, puede que no les de importancia, ya que son pequeños y similares a un “pastilla” de memoria de computadora, pero los cigarrillos para vaporear marihuana no son seguros para los adolescentes, dicen los médicos, y desafortunadamente cada vez hay más jovencitos usándolos, poniendo sus cerebros y salud en general en riesgo.

Dos escuelas intermedias locales, una en Pacoima y la otra en Sylmar, han visto estos aparatos aparecer en sus planteles, y chicos de hasta 13 años han sido descubiertos “high” (drogados) al usarlos.

En el incidente ocurrido en la escuela de Sylmar, una estudiante del séptimo grado aparentemente robó un cigarrillo eléctrico con marihuana de su hermana mayor y lo llevó al campus, donde fue pasado entre varios amigos y compañeros de clase.

“Para cuando llegó el almuerzo, ella no tenía idea quién lo había tomado. Me llamaron a la oficina del director y había 13 otros niños que lo habían fumado. Había 13 niños drogados en la escuela intermedia”, dijo la madre de la estudiante, quien pidió no ser identificada.

La jovencita le dijo a su madre que había empezado a vaporear marihuana para “controlar sus emociones y depresión”.

“Ella dijo que pensaba que podía vaporear lo suficiente para sufrir una sobredosis”, dijo la preocupada madre.

Después de escuchar esto, agentes de policía fueron llamados a la escuela, no porque alguien llevó el cigarrillo electrónico con marihuana al plantel, sino porque la jovencita había expresado pensamientos suicidas. La colocaron en una retención psiquiátrica de 72 horas.

El incidente dejó a la madre preocupada, molesta y avergonzada. La jovencita y los padres ahora están recibiendo terapia.

También recientemente, en una escuela intermedia de Pacoima, la directora del plantel mostró a sorprendidos padres fotos de varios de estos cigarrillos eléctricos con marihuana que han sido confiscados de estudiantes, algunos de los cuales incluso fueron “cachados” usándolos en clase, ya que estos aparatos son muy pequeños y pueden caber en las bolsas más pequeñas del pantalón y hasta en los gorros de suéteres.

“Es la realidad con la que vivimos”, dijo la directora a los padres.

Marihuana Legal

En 2016, los votantes de California aprobaron la Proposición 64, que legalizó la marihuana con usos recreativos. Muchos otros estados han hecho lo mismo.

Aparte de esto, recientemente los “vaping pens – cigarrillos electrónicos que parecen más seguros y menos problemáticos que los cigarros regulares – han ganado popularidad. Estos aparatos a base de batería calientan líquidos con nicotina para generar un aerosol que inhalan los fumadores. Los líquidos vienen en una variedad de sabores, como sandía, que emanan vapores dulces y con sabor a fruta, haciendo que estos cigarrillos más fáciles de disfrazar y esconder que los cigarrillos tradicionales.

Esos dos factores, dicen los expertos, han generado una mayor incidencia en el número de adolescentes que los usan, tanto para fumar nicotina como marihuana.

Más de un tercio (37.3 por ciento) de estudiantes del grado 12 reportaron vaporear al menos una vez en los últimos 12 meses, según un estudio dado a conocer en Septiembre por los Institutos Nacionales sobre el Abuso de Drogas. Eso es un aumento de casi 10 por ciento con respecto a 2017, cuando 27.8 por ciento de estudiantes de último año de la secundaria reportaron haber vaporeado.

También en Noviembre, la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) emitieron un estudio que mostraba que más de 3.6 millones de alumnos de la escuela intermedia y secundaria están usando cigarrillos electrónicos – 1.5 millones más que en 2017.

Pero los cartuchos que van dentro de estos cigarrillos y que van llenos de nicotina están siendo substituidos con otros que portan un líquido que contiene THC, el químico en marihuana que droga a las personas.

La marihuana inhalada a través de estos aparatos produce un “high” más potente – y a menudo con más efectos secundarios peligrosos – que la versión que se fuma, encontró un estudio publicado por Journal of American Medical Association (JAMA) Network Open.

Con el mismo nivel de THC, vaporear llevó a mayores concentraciones del químico en la sangre que al fumar, así como mayores niveles de ansiedad, halucionaciones y sentimientos de paranoia, según el reporte.

Los Peligros

El Dr. Parham Yashar, un Neurocirujano Endovascular con Dignity Health Northridge Hospital, indica que “estos aparatos no son vaporeras saludables de agua. Hay varios químicos entre el líquido. No sabemos los efectos de estos (a largo plazo) en el cerebro y los pulmones”.

Sin embargo, añadió que entre los químicos encontrados en ellos incluye el glicerol, que puede causar daños al AND de los pulmones, la vejiga y el corazón.

“Este tipo de cosas están relacionadas con un riesgo de enfermedad cardiaca y cáncer de los pulmones y la vejiga”, explicó el Dr. Yashar.

Eso es aparte de los efectos regulares de la marihuana, indica, como una reducción en tiempo de respuesta, motivación y niveles de energía. Y para los adolescentes preocupados sobre la apariencia personal: aumento de peso que puede ocurrir con el tiempo debido al hambre que se produce cuando la persona se droga.

El uso fuerte y repetitivo de la marihuana con el tiempo, indicó el Dr. Yasher, también puede generar daños o matar células del cerebro y “cuando pierdes una célula del cerebro, no la recuperas”, recalca.

Leyes y Dialogo

En un esfuerzo para reducir la disponibilidad de cigarrillos de vaporeo a los adolescentes, en Diciembre el Senador Estatal Jerry Hill (D-San Mateo) introdujo una medida prohibiendo la venta de cigarrillos electrónicos con sabores en tiendas y máquinas expendedoras, y reglas más estrictas para verificar la edad en las ventas de productos tabacaleros por Internet y por correo.

Las medidas SB 38 y 39 son apoyadas por 20 otros legisladores.

“Debemos parar esta epidemia horrible del uso de cigarrillos electrónicos por parte de adolescentes. Atraídos por fruta, dulces y otros sabores apetecibles, estudiantes de escuelas intermedias y secundarias a través de Estados Unidos están vaporeando en números récords. El aumento ha revertido el declive en el uso de todos los productos tabacaleros en menores de edad”, dijo el Senador Hill al presentar la ley.

Aunque eso pudiera ayudar, el Dr. Yashar enfatiza que la prevención empieza en casa, con un diálogo abierto y honesto entre los padres y sus hijos.

“No des sermones”, advierte. “Haz preguntas como ¿qué sabes de esto?”

También aconseja no “fabricar” información o “mentir”, ya que los jóvenes fácilmente pueden revisar información en Internet y “no quieres que tus hijos duden” de lo que les digas.

Y todavía más importante, pon el ejemplo.

“Si estás estresado, no llegues a la casa y fumes un cigarrillo o un cigarrillo electrónico porque esto enviará el mensaje a tu hijo que esta es una manera de aliviar el estrés”, dijo el Dr. Yashar.

El admite que el hecho de que la marihuana es legal en California hace más difícil tener un diálogo con jóvenes con mentes impresiónales, pero también lo hace más importante.

“Sólo porque algo es legal no significa que es bueno para ti”, recalca.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *