El primer día de abril fue el Día del Censo, cuando el gobierno comenzó a contar la población de 2020, y es hora una vez más de que los californianos den un paso adelante y sean contados, para ellos y sus comunidades.

Esta vez, el Día del Censo ha llegado en un momento de crisis sin precedentes debido a la pandemia de COVID-19. Afortunadamente, la Oficina del Censo de los Estados Unidos ha tomado medidas para evitar el impacto de la pandemia, pero no disminuye la importancia de la participación de familias e individuos.

El censo se usa para dar una idea de la demografía de la comunidad y determinar cómo se distribuyen miles de millones de dólares en fondos federales.

“Se trata de poder, se trata de dinero y se trata de datos”, dice Ditas Katague, director de la oficina de California Complete Count Census 2020.

“Todos los días vemos muchos datos y estadísticas de los que se habla”, dijo. “Es importante para nosotros entender cómo encaja el censo con eso. La parte de poder se trata realmente de tener representación, tener una voz y poder ser escuchado. Especialmente ahora en estos días, queremos asegurarnos de que Washington sepa que estamos aquí, y que nuestras comunidades cuentan, y vamos a defender lo que merecemos y lo que queremos que nos representen y cómo queremos estar representados y queremos asegurarnos de que esos dólares vuelvan a nuestra comunidad”.

Esta es la primera vez que la Oficina del Censo realiza el recuento de una manera verdaderamente digital. Si bien anteriormente se envió principalmente por correo, la Oficina del Censo ha establecido una herramienta de auto-respuesta en línea en https://my2020census.gov/, que permite a los hogares informar a través de un formulario en línea. Los hogares aún pueden informar por teléfono, y también estarán disponibles formularios impresos por correo.

Los hogares que no completen el censo en mayo recibirán la visita de un Enumerador, que puede identificarse con una identificación con fotografía de la Oficina del Censo,  bolsa y el dispositivo de computadora utilizado para administrar el censo. Los enumeradores del censo nunca solicitarán información de ciudadanía o información personal confidencial de ningún tipo, ni solicitarán ninguna forma de pago.

El mensaje central de la Campaña Complete Count de California es que participar en el censo es seguro para todos los californianos. Los datos proporcionados al censo están protegidos por el Título 13, y nadie puede acceder a ninguna información privada provista. 

“Como en el pasado, ha habido desconfianza hacia las instituciones gubernamentales, pero creo que esta vez, el miedo y la desconfianza hacia las instituciones gubernamentales es mucho mayor”, dijo Katague. “No hay una pregunta de ciudadanía en este formulario”. 

La información reportada a través del censo es segura y nunca será reportada a los propietarios o ICE. Katague asegura que ni siquiera el presidente puede acceder a su información. 

La Oficina del Censo ha retrasado algunas de sus operaciones debido a la pandemia de COVID-19. Los hogares que buscan archivar su información del censo por teléfono deben esperar tiempos de espera más largos debido a que los centros de llamadas tienen menos miembros del personal para cumplir con las órdenes de quedarse en casa. 

En respuesta a las complicaciones de COVID-19, la fecha límite de este año para completar el conteo se extendió hasta el 15 de agosto, lo que según las autoridades es tiempo suficiente para recopilar la información. 

Para completar el censo en línea, visite https://my2020census.gov/. Los formularios están disponibles en varios idiomas, incluidos español, chino simplificado y tradicional, coreano, vietnamita, japonés, tagalo y otros. 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *