SFVS Staff

Si bien se ha enfatizado el mensaje de quedarse en casa y mantener la distancia social, los clientes de toda la vida y amigos de Pablo Solís, propietario de Jim’s Western Wear en San Fernando, todavía se tomaron un momento para ir a la tienda y reconocer su fallecimiento.

Como la mayoría de las empresas en este momento, la tienda está cerrada; pero la gente se rindió homenaje al tomarse un momento para conversar en la acera con otros que estaban allí para hacer lo mismo. Colocaron flores, fotos y escribieron mensajes de agradecimiento en los carteles que se colocaron en el frente de la tienda.

Jim’s Western Wear y la familia Solis han sido parte del tejido de la comunidad de San Fernando durante décadas. La esposa de Pablo, Margarita Solís, ha trabajado para la ciudad de San Fernando durante muchos años.

Pablo comenzó a trabajar en la tienda a la edad de 15 años, y sorprendentemente, Jim’s Western Wear fue su primer y único trabajo. Con una fuerte ética de trabajo, una sonrisa notoria y su amabilidad con los clientes, literalmente subió las escaleras de la tienda y pasó de trabajar en la tienda cuando era adolescente para luego administrar la tienda, para convertirse en el propietario de la tienda.

Muchos clientes publicaron sus recuerdos de Solís en la página de Facebook de San Fernando Valley Sun, recordando su “sonrisa contagiosa y amabilidad”.

“Eres un modelo para seguir y un ícono para muchos emprendedores. El centro comercial San Fernando y toda la comunidad te extrañarán”, escribió Josie Ramos.

Se dice que Solís ha apreciado “todos los días, cada minuto y cada cliente”. También se destaca no solo por ser un hombre de negocios, sino también un hombre de familia.