AP Foto/Rich Pedroncelli

En esta imagen del martes 14 de abril de 2020, el gobernador de California Gavin Newsom habla sobre lo que se requeriría para levantar las restricciones en torno al coronavirus durante una conferencia de prensa en la Oficina de Servicios de Emergencia de la Gubernatura en Rancho Cordova, California.

SACRAMENTO, California, EE.UU. (AP) — California realizará pagos en efectivo a inmigrantes que viven sin autorización en el país, anunció el gobernador Gavin Newsom el miércoles, utilizando una combinación de dinero de los contribuyentes y donativos de caridad para otorgarles 500 dólares a cada uno de 150.000 adultos durante el brote del coronavirus.

California tiene alrededor de 2 millones de inmigrantes que están en el país sin autorización. No son elegibles a recibir una porción del paquete de estímulos por 2,2 billones de dólares que aprobó el Congreso el mes pasado, y que realiza pagos en efectivo a la mayoría de los estadounidenses e incrementa los subsidios por desempleo en 600 dólares a la semana.

“Sentimos una enorme gratitud con las personas que tienen miedo de ser deportadas y de cualquier forma atienden las necesidades esenciales de decenas de millones de californianos”, dijo el gobernador, quien resaltó que el 10% de la fuerza laboral del estado se compone de inmigrantes que viven sin autorización en el país y que pagaron más de 2.500 millones de dólares en impuestos locales y estatales el año pasado.

Los contribuyentes aportaran 75 millones de dólares al fondo, mientras que las organizaciones caritativas se han comprometido a recaudar otros 50 millones. Un grupo de caridades _ que incluye a Emerson Collective, Blue Shield of California Foundation, California Endowment, James Irvine Foundation, Chan Zuckerberg Initiative y un donante anónimo _ ya realizó un donativo de 5,5 millones de dólares al fondo.

Newsom dijo que el dinero no se distribuirá basándose en ingresos. “No se requerirá de su información personal para recibir este apoyo”, declaró.

California ha sido el estado con medidas más agresivas en el país al momento de otorgar prestaciones sociales a los inmigrantes que viven en el país de manera ilegal. El año pasado, California se convirtió en el primer estado en otorgar servicios de salud financiados por los contribuyentes a los adultos menores de 25 años y que viven sin autorización en el país. Newsom propuso este año expandir dichos beneficios a los ancianos de al menos 65 años.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *