Kerri Talbot

Una gran cantidad de inmigrantes que aún se encuentran en el trabajo considerado como servicios esenciales continúa cayendo entre las grietas durante la emergencia del coronavirus.

La abogada Kerri Talbot, Directora de Defensa Federal para el Centro de Inmigración, una organización que busca ayudar a contrarrestar el creciente sentimiento antiinmigrante en este país y las políticas restrictivas de inmigración expresaron su preocupación de que los inmigrantes no tengan acceso adecuado a las pruebas o al tratamiento.

“Los proyectos de ley aprobados por el Congreso hasta el momento no han brindado suficiente apoyo económico o cobertura de salud para los inmigrantes, incluidos aquellos que tienen DACA-Acción Diferida para Niños y TPS – Estatus de Protección Temporal y otros”.

“Estamos realmente preocupados de que durante esta crisis las personas no puedan acceder a la atención médica que necesitan porque no están cubiertos por Medicaid de emergencia”.

“Realmente necesitamos asegurarnos de que todos tengan acceso a las pruebas y el tratamiento”. dijo Talbot.

La pandemia ha dado luz a las grandes grietas en nuestra red de seguridad social que aún no logra atrapar adecuadamente el número desproporcionado de personas de color e inmigrantes que lo necesitan. Actualmente, estas poblaciones no están indicadas adecuadamente en el número de casos reportados diariamente.

“Los ciudadanos, las personas con tarjetas de residencia, las personas con DACA, los que tienen un estado de protección temporal y los indocumentados, todos deben poder hacerse la prueba y recibir tratamiento. Sin eso, solo estamos poniendo en riesgo a todas nuestras comunidades”.

Las primeras facturas tenían una opción estatal para Medicaid, pero no cubrían a los inmigrantes indocumentados, ni a los titulares de tarjetas verdes recientes ni a las personas con DACA o estado de protección temporal.

Además, Immigration Hub espera que los pagos en efectivo vayan a las familias inmigrantes. Las facturas anteriores no cubren a las familias que tienen un estado migratorio mixto.

“Si uno de los padres es indocumentado y uno de ellos es ciudadano, y los niños son ciudadanos, esa familia no recibe dinero, ni un centavo. Porque hay personas indocumentadas en la familia. Como mínimo, el congreso debe asegurarse de que las personas que nacen aquí sean ciudadanos y tengan acceso a pagos en efectivo. Y creemos que las personas indocumentadas también deberían hacerlo”.

“Tantos [titulares de tarjeta verde e indocumentados] están prestando servicios esenciales, trabajadores agrícolas, personas que trabajan en tiendas y restaurantes, entregando, trabajadores de atención médica, debemos asegurarnos de que estas personas puedan pagar el alquiler y quedarse en sus hogares. “

El Dr. Daniel Turner Lloveras, del Centro Médico Harbor UCLA, enfatizó que aquellos en las comunidades étnicas que son los más vulnerables, ya sea documentados o indocumentados, necesitan el mismo acceso a la atención médica en este momento.

Señala la propagación del virus que puede ocurrir en los centros de detención superpoblados y la cárcel y dijo que está al tanto de los informes de inmigrantes que evitan las pruebas o el tratamiento por temor a ser detenidos por ICE. “Necesitamos detener el arresto de inmigrantes que buscan atención médica, eso tiene que parar”. él dijo.

Con preocupaciones similares expresadas por el Dr. Turner Lloveras, el Centro de Inmigración se ha centrado en el estado de los centros de detención y en cómo se han convertido en un factor de riesgo significativo para la propagación del coronavirus.

“Los inmigrantes detenidos tienen un riesgo muy alto de contraer coronavirus, hemos escuchado muchos informes esta semana de personas en custodia de ICE que ahora lo tienen y viven en lugares muy cercanos y es muy peligroso para ellos”. ella dijo.

“Las personas deben ser liberadas, comenzando por personas de edad avanzada o que tengan enfermedades graves. Necesitan dejarlos fuera de detención “.

El Centro de Inmigración ha tenido éxito en los últimos proyectos de ley asegurándose de que el Departamento de Seguridad Nacional no recibió fondos adicionales, pero aún no han logrado que ICE tenga una política clara sobre sus políticas de aplicación durante esta pandemia.

La posición de Immigration Hub es liberar a quienes no deberían permanecer detenidos, que los inmigrantes reciban el beneficio de quienes los retienen para cumplir con los estándares de salud y seguridad, y una aclaración de que las personas que van al hospital no corren el riesgo de ser detenidas por ICE.

Otros asuntos no cubiertos en las facturas anteriores que Immigration Hub quisiera cubrir son el acceso al idioma y la regla de la carga pública. 

“Queremos asegurarnos de que las personas que están siendo intubadas o ingresadas en la ICU entiendan lo que les está sucediendo y que haya servicios de interpretación adecuados”. dijo Talbot. 

La amenaza de deportación ha asustado a muchos miembros de la comunidad inmigrante para que eviten el tratamiento o las pruebas durante esta crisis. 

“Queremos asegurarnos de que los inmigrantes no sean castigados si buscan servicios de salud durante esta emergencia”. dijo Talbot .“Algunos inmigrantes pueden hacerse la prueba de coronavirus en su centro de salud comunitario local. Queremos asegurarnos de que las personas también puedan recibir tratamiento y que tengan el apoyo económico para permanecer en sus hogares “. 

Sigue siendo un desafío para aquellos que son inmigrantes indocumentados encontrar los recursos para mantenerse a flote durante la pandemia. Ambos reciben un cheque de estímulo o desempleo si están lejos de su alcance, incluso si han estado pagando impuestos. Sin embargo, posiblemente se puedan beneficiar del seguro de enfermedad y de incapacidad en el estado de California. 

“Si su talón de pago muestra que ha pagado impuestos estatales, es elegible”, dijo Sebastián Sánchez, abogado del Proyecto de Derechos de Empleo de Bet Tzedek de Servicios Legales, “El problema es que, en los formularios para solicitar el pago, se le requiere tener un número de seguro social, cuando la mayoría de los trabajadores indocumentados usan un número falso o el de otra persona. Si los usan, pueden cometer perjurio”, dijo.

Una recomendación dada es utilizar solicitudes en papel para solicitar días de enfermedad o discapacidad en lugar de en línea y dejar en blanco el espacio del número de seguro social.

“Quizás cuando el Departamento de Empleo lo contacte, le pedirán sus talones de pago y sus formularios W-2 para demostrar que usted es la persona que paga esos impuestos”, dijo Sánchez.

Un informe reciente de la UCLA también indicó que muchos vecindarios latinos no son elegibles para fondos federales o fondos de la Ley CARES (Ayuda contra el coronavirus, alivio y seguridad económica).

El informe encontró que el 56% de los vecindarios de mayoría latina en el condado de Los Ángeles con una alta concentración de residentes que no tienen tarjetas de seguro social o estado de ciudadanía.

El informe sugiere que los gobiernos locales deberían intervenir para ayudar a aquellos que no recibirán fondos que necesiten asistencia específica.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *