ECUADOR

La cuidad ecuatoriana más golpeada por COVID-19 se reactiva

Guayaquil, la ciudad ecuatoriana más golpeada por la pandemia del nuevo coronavirus, inició el miércoles un lento proceso de reactivación económica.

En esa ciudad portuaria, que en abril registró escenas con cadáveres abandonados en las calles y en casas hasta por una semana sin que las autoridades los retiraran, se registra alrededor del 70% de los casos conocidos de coronavirus en suelo ecuatoriano y 1.254 fallecidos por ese virus, la mitad de todo el país.

Su alcaldesa, Cynthia Viteri, dispuso que el semáforo de alerta sanitaria avanzara de rojo a naranja, lo que permitió la reanudación del trabajo del sector público y privado con el consiguiente mayor movimiento en las calles.

Viteri advirtió que en caso de que no haya la colaboración de la ciudadanía acatando las medidas de protección y alejamiento mínimo en las calles y establecimientos, de inmediato se pasará nuevamente al semáforo rojo, que implica una rigurosa cuarentena y toque de queda desde las dos de la tarde.

El cambio de color de alerta en el semáforo implica que el toque de queda empezará a las nueve de la noche hasta las cinco de la mañana y que se permitirá el uso del vehículo particular dos días (antes sólo era un día). Asimismo, el transporte urbano y con poblaciones vecinas podrá llevar hasta 30% de los pasajeros.

Los hospitales también podrán empezar a atender consulta externa en todas las especialidades en esta ciudad de 2,64 millones de habitantes.

Desde el inicio de la pandemia a finales de febrero, Ecuador suma un total de 34.151 casos y 2.594 fallecidos.

 

COLOMBIA 

Restringe vuelos internacionales hasta 31 de agosto

La ministra de Transporte de Colombia, Ángela María Orozco, informó el miércoles que los vuelos internacionales seguirían restringidos en el país al menos hasta el 31 de agosto debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Agregó que también permanecerán cerradas las fronteras terrestres y que todo el transporte nacional seguirá en pausa hasta nueva orden. El presidente Iván Duque informó la víspera que el estado de emergencia se extendería hasta esa fecha.

Hasta el miércoles se habían realizado 42 vuelos humanitarios que han retornado a 5.200 colombianos desde diferentes partes del mundo.

Colombia reporta al menos 16.935 contagios, 613 fallecidos y 4.050 recuperados de COVID-19.

Por su parte, Chile alcanzó por segundo día consecutivo un récord de nuevos contagiados y muertos, con 4.038 y 35, respectivamente, acumulando 53.617 infectados y 544 fallecidos, concentrados mayoritariamente en el gran Santiago, que mantiene el 94% de sus camas críticas ocupadas.

En un desesperado intento por disminuir y retrasar los nuevos casos, la autoridad prorrogó hasta el 29 de mayo la cuarentena total en las 32 comunas de la capital chilena y en otras seis aledañas, que rige hace cuatro días, y cuya efectividad no se conocerá antes fines de mes.

También se decretó una cuarentena obligatoria para la sureña localidad rural de Lonquimay, que tiene “un brote preocupante”, y cuyos habitantes deben recorrer un estrecho túnel de 4.528 metros de largo en la cordillera y centenares de kilómetros para acercarse a centros poblados. “Hay una gran concentración de pueblos originarios que tenemos que proteger y cuidarse”, dijo el ministro de Salud, Jaime Mañalich.

 

MEXICO

EEUU deportará a 133 mexicanos en ocho vuelos

Estados Unidos deportará a 133 mexicanos en ocho vuelos con destino a la Ciudad de México como parte de los acuerdos en el marco de la actual pandemia para repatriar a migrantes que cruzaron irregularmente la frontera.

Los mexicanos serán devueltos desde las ciudades de San Diego, en California, y Brownsville, Texas, ambas en la frontera con México desde donde han sido deportados miles de mexicanos y centroamericanos, incluidos solicitantes de asilo, desde que comenzó la crisis por el nuevo coronavirus.

Según informó el Instituto Nacional de Migración (INM) en un comunicado el martes por la noche, las autoridades estadounidenses “llevarán a cabo los protocolos sanitarios para la detección temprana de síntomas de COVID-19” y “solamente abordarán el vuelo aquellas personas que a la fecha de la repatriación no presenten signos o se encuentren asintomáticas”.

Una vez en la capital mexicana, los repatriados serán sometidos a una revisión “para detectar signos relacionados con COVID-19” y se les “brindará información sobre el aislamiento voluntario”, agregó el INM , que no mencionó que se les vayan a hacer pruebas ni obligarlos a permanecer en cuarentena. Por el contrario, indicó que serán ayudados a volver a sus lugares de origen.

Estas repatriaciones tienen lugar después de que Estados Unidos haya deportado a Guatemala al menos a 115 migrantes que resultaron positivos a las pruebas de detección del COVID-19.

Ante el arribo de contagiados, Guatemala suspendió al menos en cuatro ocasiones la llegada de vuelos con migrantes y solicitó a Washington que los deportados traigan consigo un certificado que confirme que están libres de la enfermedad. Pero pese a que algunos de los guatemaltecos llegan a su país con dicho documento, las autoridades guatemaltecas les realizan de todas maneras las pruebas, que han arrojado varios positivos.

México no ha informado que haya pedido algún certificado similar y no realiza pruebas a los repatriados sin síntomas.

El primero de los vuelos con mexicanos deportados arribó el martes, el mismo día en que Estados Unidos y México informaron que mantendrán las medidas acordadas en marzo para restringir el tráfico en la frontera común y que los mexicanos y centroamericanos que la crucen ilegalmente serán devueltos a México de forma inmediata.

Los próximos vuelos tendrán lugar el 22, 26 y 29 de mayo.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *