ARCHIVO - Frascos con dosis de las vacunas de Moderna y Pfizer contra el COVID-19 en una clínica de Exeter, Nueva Hampshire, el 25 de febrero de 2022. (AP Foto/Charles Krupa)