Richard Ulloa

 

La familia de Richard Ulloa, quien falleció en un accidente donde el conductor se dio a la fuga, está pidiendo al ayuda del público para identificar a dicho motorista.

Ulloa, de 39 años y residente de Sylmar, caminaba empujando un carrito de compras en dirección sur, en la esquina del bulevar Laurel Canyon y la calle Fox el 2 de Julio—“él estaba colectando material reciclable para añadir a sus ingresos”, según su prima Sandra García—cuando fue impactado por un vehículo alrededor de las 9:20 p.m. García dijo que Ulloa caminaba en la calle porque la banqueta no esta pavimentada en la zona.

El conductor no identificado no se detuvo u ofreció asistencia, sino que continuó en dirección norte sobre el bulevar Laurel Canyon.

Ulloa resultó con lesiones múltiples, incluyendo trauma cerebral, pero hubo retrasos para llevarlo al hospital.

“Cuando se reportó el accidente inicialmente (al 9-1-1), se le dijo a la policía que era un accidente de auto en vez de un accidente donde el conductor se dio a la fuga”, dijo García. “El reporte llegó primero al CHP. Cuando se dieron cuenta que una persona había sido lesionada, notificaron a unidades de Metro en Van Nuys. Hubo un retraso de 20 minutos, la policía se disculpó y dijo que de haber sabido que había una víctima, habrían respondido más rápido”.

A Ullosa se le practicó una cirugía de emergencia en Providence Holy Cross en Mission Hills y estuvo hospitalizado hasta el 10 de julio, cuando falleció después de ser desconectado de un respirador artificial. A él le sobreviven cuatro hijos—Destiny, de 15 años; Amanda de 10; Richard Jr. de 8 y Antonio de 4.

Ulloa fue cremado el Viernes 8 de Agosto en San Fernando.

El vehículo que lo atropelló es descrito como un Honda hatchback modelo 2008 y color blanco, según describieron testigos que hablaron con la Policía. Un video del auto conduciendo a toda prisa no ha dado pistas sobre las placas del vehículo.

“Entendemos que los accidentes ocurren. Pero al menos ten la decencia de detenerte y asegurarte que la persona esté bien”, dijo García. “Ni siquiera dejas a un animal al lado de la calle. No había marcas de llanta de las que pudieran revisar la policía. Solo fue atropellado y la persona se dio a la fuga”.

A pesar de un par de eventos para recaudar fondos en una pizzería local y algunos donativos, García dijo que la familia ha enfrentado problemas para costear el funeral. Ulloa no tenía un seguro de vida.

“Richard deja cuatro bellos niños que nunca verán a su padre otra vez”, dijo García. “El conductor que le arrebató la vida a Richard todavía tiene que venir y admitir su error. No creemos que este accidente haya sido intencional, pero la familia pide respuestas y no se dará por vencido hasta que haya justicia”.

“Ahora pedimos ayuda al público sobre esta situación devastadora”.

Cualquiera que tenga información sobre el accidente, puede llamar al LAPD al (877) LAPD-24-7.

 

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *